Cuidamos de ti y de tu hogar

Hogar

Lavar a mano o en lavavajillas, ¿qué es más económico?

Lavar a mano o en lavavajillas, ¿qué es más económico?

Escrito por Flota | Hogar, Productos, Tecnología |

¿Qué opción crees que es mejor, lavar a mano o utilizar el lavavajillas? Este tema no protagoniza debates televisivos ni tertulias de bar, pero es algo que preocupa a la gente y en el que todos tenemos una opinión.  Es evidente que el lavavajillas es un método que ahorra tiempo, pero los partidarios del lavado a mano piensan que los resultados son peores y que supone un mayor gasto de agua y energía. Y tú, ¿de qué bando eres? ¿Lavar a mano o en lavavajillas?

Si hablamos de eficacia,  ambas opciones son excelentes para tener tu vajilla limpia y brillante, ya que los lavavajillas de último modelo incorporan programas que permiten lavar incluso el cristal más delicado. Pero, ¿y el consumo? Para acabar con las dudas, y saber de qué forma se gasta menos agua, en Flota hemos querido traerte este artículo donde todas tus preguntas quedarán resueltas.

El consumo del lavavajillas

Según los estudios, utilizando el lavavajillas se pueden llegar ahorrar aproximadamente hasta 25 litros diarios de agua. Por su parte, cuando lavamos a mano, se vierten 8 litros de agua por minuto, que va directa al desagüe sin opción a ser reutilizada. Con el lavado a máquina se consume de 8 a 10 litros de media en cada programa, sacando partido a cada gota.

¡La clave está en utilizar el programa adecuado!

El problema del lavavajillas es que no siempre se utiliza de la manera más adecuada, y de esta forma, sí puede llegar a gastar el doble que de forma manual. Gran parte del consumo se emplea en el momento de calentar el agua: si se utiliza un programa de larga duración se gastará más electricidad. 

¡Recomendación! enjuaga los utensilios más sucios con agua fría antes de introducirlos en el lavaplatos, eliminando restos de residuos. Así podrás emplear programas más cortos y evitarás que la máquina se ensucie y que tenga un mejor mantenimiento.

Otros puntos a tener en cuenta

No lo pongas en marcha sin que esté lleno del todo, ya que dos veces a media carga consume más que un lavado con carga completa. ¡Y no te olvides de utilizar siempre programas ECO! Los platos o utensilios de cocina más sucios colócalos en la bandeja inferior, ya que es donde los surtidores de agua tienen más intensidad.

Es importante hacer un mantenimiento periódico del aparato: limpiar el filtro, saca las aspas para limpiar las ranuras, etc. Esto hará que se prolongue  su vida útil y el trabajo sea más eficiente.

Utiliza siempre un jabón de probada eficacia, ya seas de los que prefieren lavar a mano o a máquina, como los de la gama FLOTA; líquido o en cápsulas. 

 

¡Esperamos haberte servido de ayuda! No te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales y estar atentos para ver todas las novedades que tenemos preparadas y visita nuestra web para consultar nuestros productos.

 

Cómo lavar y planchar prendas de seda

Cómo lavar y planchar prendas de seda

Escrito por Flota | Hogar |

La seda es una fibra natural de origen animal compuesta principalmente por proteínas que se lleva usando más de 5.000 años en China. Es de los tejidos más suaves y bellos que existen. Y es que, gracias a su composición, el tejido refleja la luz y hace que tenga un brillo natural inimitable. Pero para lavarlo…ya es otra historia. En este artículo te enseñamos cómo lavar y planchar prendas de seda sin quebraderos de cabeza y desde casa. 

Las prendas compuestas por seda son muy delicadas, y se recomienda siempre que se laven en seco. Cuando tenemos este tipo de tejido solemos caer en la creencia de que es necesario que sea tratada y lavada por profesionales. Y aunque no es una creencia errónea, también podemos lavarlas en casa siguiendo una serie de pautas y recomendaciones. ¿Estás listo?

Especificaciones  sobre el tejido

  • Estamos hablando de un material muy sensible a la luz del sol y a productos blanqueadores de composición agresiva. Por ejemplo, puede llegar a disolverse en contacto con lejía.
  • Se seca con rapidez, pero cuando está húmeda, pierde hasta una quinta parte de su elasticidad.
  • Como la mayoría de las fibras naturales, la seda es muy sensible a la acción de los insectos, principalmente si no se ha lavado y secado de una forma adecuada antes de ser guardada.

¿Lavarlas a mano o a máquina?

El proceso del lavado a mano siempre se realiza con agua fría. En un recipiente incorpora el agua y un detergente especial para ropas delicadas. Es importante comprobar que el detergente está completamente diluido antes de introducir la prenda en la mezcla.

Deja la prenda en remojo durante unos minutos, removiéndola en ocasiones para que el detergente actúe en todas las partes y no quede ninguna arruga o doblez donde no penetre bien. Después realiza el aclarado con abundante agua fría y escurre el exceso sin retorcer o doblar la prenda.

Si después de este proceso alguna mancha no se ha eliminado, frota con cuidado bajo el agua y enjabona, aclarando con agua. 

Conseguirás que la prenda quede suave y brillante

Si prefieres lavar a máquina, asegúrate en primer lugar de que en la etiqueta se especifica que está permitido este proceso. Da la vuelta a la prenda y métela en la lavadora junto con otras prendas delicadas (¡que no contengan abalorios o accesorios que puedan dañar las fibras!). Usa un programa para ropa delicada y un detergente de eficacia probada como Flota. Es importante programar un centrifugado suave.

¡Es el momento de pasar a la plancha!

A la hora de planchar la seda, se recomienda siempre una temperatura mínima, aunque puedes consultar la etiqueta y seguir las indicaciones que en ella se especifiquen.

Realiza el planchado con la prenda del revés, para no generar brillos, ni estropear el tejido.

¡Consejo! Aplica poco vapor y presión, y siempre comienza por la esquina más discreta. 

¿Te han parecido útiles estas recomendaciones y consejos? Síguenos y tendrás al alcance de tu mano muchos más artículos como este. Desde Flota estamos aquí para ayudarte.

Guía fácil para el mantenimiento de tu lavadora 

Guía fácil para el mantenimiento de tu lavadora 

Escrito por Flota | Hogar, Salud |

“Mientras funcione…” Es lo que solemos decir para referirnos a electrodomésticos como el frigorífico, el microondas o la lavadora. Forman parte de nuestro día a día (¡y de qué forma!) y, sin embargo, no les prestamos la suficiente atención para que su funcionamiento sea óptimo. ¡Error! Ya que nos brindan un servicio sin el cual la vida sería muuuucho más difícil, ¡vamos a cuidarlos! En este artículo os damos algunos consejos prácticos para el mantenimiento de tu lavadora que se reflejarán en mejores resultados en tu colada y en una vida útil mucho más larga del electrodoméstico.

Productos de calidad…¡y punto!

La lavadora no es lugar para experimentos. Antes que nada, utiliza productos específicamente indicados para este electrodoméstico (no, el lavavajillas no sirve). Una vez comentada esta obviedad, cabe destacar la importancia de usar un detergente que, además de cuidar tu ropa y dejarla impecable, no dañe los mecanismos internos de la lavadora. Para ello, evita verter más producto de la cuenta y que el tambor se convierte en una fiesta de la espuma. Nosotros te recomendamos que utilices los detergentes líquido de FLOTA: nuestra fórmula es segura tanto para la ropa como para la lavadora.

La ropa no se tiende sola…

¡Así que hazlo rápido! Poner la colada conlleva cierta planificación. No podemos dejar la lavadora puesta e irnos a la playa o de compras. Una vez finalizado el programa, es más que recomendable sacar la ropa para evitar un exceso de humedad que provoque malos olores en las prendas y moho en el mecanismo. Es igualmente importante dejar la puerta entreabierta incluso después de haber retirado la ropa para que así se evapore la humedad.

¡Limpia las gomas!

Aunque no se aprecie a simple vista, con el uso continuado de la lavadora, las gomas que rodean el tambor acumulan suciedad y moho. Y este puede acabar en tu ropa. Por ello, debemos limpiar las gomas periódicamente. Es un proceso fácil: debes estirar las gomas sin desprenderlas del tambor y frotar con una bayeta con detergente líquido. Deja secar con la puerta abierta, ¡y listo!

Descalcifica y limpia el filtro dos veces al año

La cal del agua (hay lugares donde la concentración es mayor que en otros) se va acumulando poco a poco en el mecanismo interno de la lavadora, pudiendo desencadenar problemas graves en su funcionamiento. Es necesario aplicar un tratamiento específico antical que se vierte dentro del tambor, tras lo cual se realiza un lavado corto sin ninguna prenda en el interior. Este proceso se debe repetir, aproximadamente, cada seis meses.

De igual forma, retira el filtro que se sitúa en la parte inferior de la lavadora y enjuágalo bajo el grifo, retirando los restos de suciedad adheridos.

Cuidado con los programas de lavado

Además de ser muy importante para el cuidado de tu ropa, la elección de un programa adecuado es fundamental para garantizar un funcionamiento óptimo del electrodoméstico. No sobrecargues el tambor y cuidado con la velocidad del centrifugado según el lavado.

 

Con estas sencillas pautas, ¡el mantenimiento de tu lavadora está asegurado!

Trucos para limpiar la casa en verano

Trucos para limpiar la casa en verano rápido, sencillo y eficiente

Escrito por Flota | Hogar, Salud |

Las cosas claras: el verano está para disfrutarlo, no para pasar todo el día limpiando. Nuestra rutina diaria cambia, la piscina o la playa sustituye al sofá y no paramos por casa salvo para dormir. De ahí que el ritmo de limpieza disminuya. Como tampoco es cuestión de vivir entre una suciedad cada vez más evidente, en este artículo os sugerimos algunos trucos para minimizar las tareas del hogar y limpiar la casa en verano lo más rápido posible. Además, de esta forma nos ahorraremos una limpieza general de septiembre de proporciones bíblicas. ¡Apunta!

 

Limpia los filtros del aire acondicionado

Esto es un básico. Solemos conectar el aire acondicionado justo cuando aprieta el calor sin importarnos el estado de los filtros. Durante la temporada de inactividad se acumula una gran cantidad de polvo y suciedad en estos filtros, que una vez el aire comience a circular, se expandirá por toda la casa, creando un ambiente pesado y cubriendo muebles y tejidos. En este artículo ya os mostramos cómo limpiar los splits de aire acondicionado. Ahora, ¡aplícalo!

Las alfombras no son para el verano

Nada más pensar en ellas da hasta calor. Las alfombras aportan personalidad y confort a nuestro hogar, pero definitivamente no son para el verano. No solo porque nos roban el frescor del suelo cuando tanta falta nos hace, sino porque acumulan una gran cantidad de polvo que termina por distribuirse por toda la estancia.

Si queremos ahorrarnos tiempo en la limpieza diaria del hogar, retira las alfombras eliminando toda la suciedad con una aspiradora, metiéndola en la lavadora o llévala a una lavandería, donde además te la pueden guardar hasta la próxima temporada de invierno.

En verano, que tus ventanas brillen

No, en verano no llueve mucho. Por eso ya no tendremos la excusa de que limpiar las ventanas no renta: ¡total, para que se ensucien el día siguiente! El verano es, por tanto, una época perfecta para realizar una limpieza a fondo de los marcos y cristales de las ventanas, de manera que duren más tiempo relucientes.

También es un buen momento para lavar las cortinas o incluso cambiarlas por versiones más ‘light’ que aporten luz y no atrapen demasiado polvo.

La sofisticación está en lo simple

Aprovecha el verano para simplificar la decoración de tu hogar. Huye de los diseños de interiores barrocos, con un sinfín de muebles, cuadros y objetos sin una funcionalidad específica. Cuantos más elementos, ¡más tiempo deberás emplear en la limpieza!

¿Has tomado nota? Lleva a cabo alguno de estos trucos y ¡cuéntanos!

Cómo mantener los grifos de tu casa relucientes

Cómo mantener los grifos de tu casa relucientes

Escrito por Flota | Hogar, Salud |

Los grifos de la cocina y el baño suelen ser elementos que descuidamos a lo largo del tiempo y, con su uso cotidiano, comienzan a adquirir un aspecto descuidado, además de originar problemas en las tuberías. Es fundamental, por tanto, realizar un buen mantenimiento y una limpieza periódica. En este artículo te enseñamos cómo mantener los grifos de tu casa relucientes y con un funcionamiento óptimo.

Imperfecciones incipientes

Uno de los primeros signos que suelen aparecer en el exterior del grifo es una tonalidad opaca, y la consecuente desaparición de su brillo natural. También puede hacerse visible el óxido en determinadas zonas y las odiadas manchas de cal, que en algunos casos son muy difíciles de eliminar.

Mantener el acabado como el primer día

Los grifos son elementos fabricados con un material que a pesar de contar con una gran resistencia, puede llegar a ser muy delicado. Algunos ácidos, productos con base de amoníaco o incluso la lejía pueden llegar a dañarlos y a lograr que su superficie vaya tornándose opaca. Por ello es conveniente evitarlos a la hora de limpiar.

¿Cuál es la mejor fórmula? Usa un poco de agua limpia con jabón neutro, y aplica la fórmula con bayetas suaves o esponjas, ya que el uso de estropajos puede arañarlos y deteriorarlos, resultando una solución contraproducente.

Si además quieres evitar la producción de cal en ellos, seca de forma frecuente los grifos mojados usando un paño suave.

Pero si el daño ya está hecho…

Si tus grifos ya están dañados y quieres volver a darle su aspecto original, te dejamos una serie de consejos a base de productos caseros con los que conseguir volver a darle vida a tu grifería.

  • Limón: córtalo por la mitad y frota la superficie. Eliminarás todo rastro de sarro de tus grifos.
  • Vinagre blanco y bicarbonato de sodio: esta combinación te ayudará a reducir la acumulación de hongos y también a remover el sarro que se adhiere a la superficie.
  • Agua con sal: diluyendo una cucharada de sal en media taza de agua caliente, tendrás una rápida y efectiva solución para eliminar manchas de crema dental y cal.

 

¡Sigue estos consejos, y lograrás que el brillo perdure a lo largo del tiempo! En Flota queremos ser útiles y que encuentres en nosotros un aliado para solucionar tus problemas de una forma más fácil y rápida. Permanece atento a nuestras redes sociales y visita nuestra web para encontrar este y muchos más artículos que te van  a interesar.

6 rutinas para mantener la casa limpia y ordenada

6 rutinas para mantener la casa limpia y ordenada

Escrito por Flota | Familia, Hogar, Salud |

El trabajo, los niños, las tareas del hogar… Pasamos todo el día enredados en una rutina que apenas nos da un respiro. Y, sin embargo, la sensación predominante es que no tenemos tiempo para hacer todo lo que nos gustaría. Seguro que te ha pasado que, tras dedicar mucho tiempo a lavar, planchar o fregar, la casa sigue estando desordenada. Ante estos casos, os proponemos en este artículo 6 rutinas para mantener la casa limpia y ordenada sin emplear toda tu energía en ello. Apunta, apunta, ¡que ni la Marie Kondo conoce todos estos trucos!

 

Paso a paso, gesto a gesto

Esto parece un mantra de filosofía oriental, pero en realidad es algo que debemos interiorizar en nuestra vida diaria si queremos maximizar el tiempo y mantener la casa en un estado presentable. Se trata de acciones que no conllevan demasiado esfuerzo y repercuten positivamente en el orden y concierto del hogar. Por ejemplo, cuando termines de comer, recoge las migas y otros restos de la mesa o el suelo. De igual modo, si se ha derramado un poco de agua o una gota de tomate se ha precipitado al vacío desde el plato de macarrones, ¡no lo dejes para otro día! Es cuestión de segundos y la apariencia de la cocina será mucho más agradable a la vista.

Menos apilar y más ordenar

Es el recurso fácil. Has terminado de leer la última revista de hogar y la dejas encima de la mesa, junto al folleto del supermercado y el catálogo de Ikea de la temporada pasada. En nuestra vida diaria tendemos apilar todo lo que en ese momento no queremos o no tenemos tiempo de colocar en su sitio. Detente un segundo, piénsalo y busca a ese objeto el espacio apropiado.

Ordenar el interior de muebles y cajones

Más que una rutina, es una medida estructural que debemos aplicar sí o sí. No se trata de recoger a lo loco, metiendo los objetos sin lógica alguna en cajones o cualquier mueble que encontremos a nuestro paso. El orden también debe estar presente en aquello que no está a la vista. Por ello, utiliza organizadores que clasifiquen los objetos o simplemente ten muy claro qué puedes guardar en cada lugar. Así, nuestra rutina de orden será mucho más sencilla.

Acaba con el síndrome de Diógenes

En nuestra vida diaria tendemos a acumular objetos de forma preocupante. Y no precisamente cosas de valor. Tickets de compra, viejas revistas, cartas inservibles del banco, flyers publicitarios y un sinfín de elementos sin una utilidad clara que poco a poco ocupan nuestro espacio. Lo ideal es que te acostumbres a tirar todo aquello que en el fondo sabes que no vas a necesitar.

La escoba, siempre a mano

La pelusa que camina a su aire por el pasillo, los pelos del gato, las migas de pan que salen despedidas de tu bocadillo…El suelo parece tener un imán para todo tipo de restos y suciedad, por lo que la limpieza debe ser constante. Te recomendamos tener la escoba siempre a mano para que des un rápido repaso cuando hayas terminado de recoger la cocina o tengas un minuto mientras esperas que el agua del cazo rompa a hervir.

 

Si quieres conocer más trucos para tu hogar, ¡sigue navegando por el blog de Flota!

Consejos de planchado para principiantes

Consejos de planchado para principiantes: Guía de supervivencia

Escrito por Flota | Hogar, Salud |

¿Sabías que al planchar la ropa se evitan los gérmenes y bacterias de los tejidos? Además conseguimos que las fibras recobren su forma natural, alargando su vida durante más tiempo. ¡Ponle el broche a una colada perfecta!

Para que planchar no se convierta en una tarea engorrosa, desde Flota vamos a darte una serie de pasos indispensables y unos consejos para que tu ropa quede perfecta.

 

Asegúrate de que la prenda se puede planchar

Revisa bien las etiquetas de toda tu ropa y asegúrate que están elaboradas con tejidos que permitan el planchado para no estropearla. El material y sus especificaciones también es una información que hay que tener en cuenta:

  • El poliéster, el nylon, el acetato y las fibras acrílicas se planchan a temperatura tibia (si el nivel de calor es muy intenso, podrían derretirse o fundirse).
  • Las prendas de lana y tejidos similares, se planchan en caliente y con varias pasadas rápidas.
  • El algodón y el lino requieren que la plancha esté muy caliente y la aplicación de vapor para humedecer la prenda y eliminar mejor las arrugas.
  • La prendas de seda se tienen que planchar a temperatura tibia. Se planchan del revés, con una pasada rápida y usando algo de vapor.

 

Coloca la prenda en una tabla y cuélgala bien 

Si no dispones de una tabla, colócala en una superficie plana y siempre con un paño entre la superficie y la ropa.Presta atención para que no quede ninguna arruga, ya que si la hay y planchas por encima, la resaltarás más y será más complicado eliminarla después.

Cuando acabes de planchar una prenda, cuélgala inmediatamente en una percha y deja que se seque con el aire. De otra forma, seguramente la prenda vuelva a quedar con arrugas.

 

¿Cuál es la mejor manera de planchar?

Depende de la prenda, la manera de planchar cambia. Si se trata de una camisa, primero planchar las mangas y puños, luego el cuello, espalda y la parte delantera. En el caso de pantalones y faldas, comienza por la parte de atrás, por la cintura, y termina dando las últimas pasadas en la zona frontal. Por último si se trata de piezas grandes como sábanas o manteles, puedes plancharlas dobladas y bien estiradas para más comodidad.

¡Cuidado! No dejes apoyada la plancha durante un tiempo prolongado sobre una prenda ya que la puedes quemar, realiza pasadas firmes y suaves.

 

Una cosa más…

Te recomendamos planchar la ropa cuando aún no se haya secado del todo y esté un poco húmeda. Ayúdate de un vaporizador: esto te hará eliminar las arrugas más persistentes.Además, si la prenda tiene botones y cremalleras evita planchar por encima, para no estropear ni la prenda, ni la plancha.

 

En Flota sabemos lo engorrosas que pueden resultar algunas tareas, por eso, tenemos muchos más consejos para ti. Síguenos en nuestras redes sociales y visita nuestra web para mucho más.

 

 

Cómo limpiar el colchón - FLOTA

Cómo limpiar el colchón sin meterlo en la lavadora

Escrito por Flota | Hogar, Salud |

Eso de limpiar la encimera, el suelo, los baños o la alfombra ya lo tenemos interiorizado. Es parte de nuestra rutina doméstica semanal. ¿Pero qué pasa con el colchón? Que levante la mano quién lo limpia a fondo al menos una vez al mes. Lo que pensábamos… se ven pocas manos. ¡Error! Se trata de un elemento del hogar que utilizamos cada día y es indispensable para nuestra salud. Y es que una falta de mantenimiento implica la acumulación de gérmenes y ácaros que pueden derivar en alergias, problemas cutáneos y otros problemas derivados. No problem. En este artículo te mostramos cómo limpiar el colchón sin meterlo en la lavadora.

 

Cómo mantener tu colchón en perfecto estado

Existen una serie de acciones diarias que pueden ayudarnos a mantener el colchón en perfectas condiciones… o casi, ya que es muy recomendable realizar limpiezas profundas cada cierto tiempo.

  • Airea tu colchón… cada día. No es que sea una tarea muy exigente. Simplemente tienes que dejar la cama deshecha durante un pequeño periodo de tiempo, dejando así que seque (el sudor suele ser muy típico en las noches veraniegas). No es necesario dejar que se airee todo el día 😉
  • Aspira el colchón…cada semana. Cuando cambies la sábanas, deja de nuevo que se airee el colchón y aprovecha para pasarle la aspiradora. De esta forma, eliminaremos una parte importante de ácaros y otras partículas de polvo.
  • Dale la vuelta al colchón…cada año (en algunos casos cada menos tiempo). Lo debes hacer tanto de lado como de orientación, así nos aseguramos que no pierde estabilidad por usarlo siempre del mismo modo. Algunos colchones tienen un lado para invierno y otro para verano.
  • Utiliza protector de colchón…siempre. Es una pequeña inversión muy rentable, teniendo en cuenta que protege la integridad de nuestros colchón ante posibles imprevistos (los que tenéis niños sabéis de lo que hablamos).

 

Cómo limpiar tu colchón a fondo

Además de un mantenimiento básico periódico, es importante acometer limpiezas más profundas que nos garanticen resultados óptimos.

Una de las más comunes es aquellas destinadas a eliminar los temidos ácaros. Para ello, utilizaremos un sistema de limpieza con vapor, ya que solo sometiéndolos a altas temperaturas conseguiremos un éxito seguro. Existe, de igual modo, un método alternativo y algo más sencillo. En tiendas especializadas o en Internet podemos encontrar productos especialmente desarrollados para erradicar los ácaros.

Por otro lado, para eliminar manchas, tales como orina, vómito, sangre o moho, debemos utilizar productos químicos que desinfecten  con total garantía los tejidos del colchón. El peróxido y el bicarbonato son los más utilizados. Basta con mojar ligeramente un paño limpio y frotar sobre la mancha.

¿Tienes más trucos caseros para limpiar el colchón sin meterlo en la lavadora? ¡Cuéntanos en redes sociales!

 

Cómo quitar las manchas de perfume de tu ropa

Cómo quitar las manchas de perfume de tu ropa

Escrito por Flota | Familia, Hogar |

El perfume es nuestro mejor complemento. Refleja nuestra personalidad, mejora el estado de ánimo y nos aporta un toque de seducción que nunca viene mal.  Sin embargo, algunos perfumes manchan la ropa, haciendo que aparezcan incómodas manchas amarillentas fruto de la reacción del ácido de las fragancias con el tejido. ¡Pero no te preocupes! En Flota hemos reunido diferentes consejos sobre cómo quitar las manchas de perfume de tu ropa.

En primer lugar, si la mancha no es muy evidente, bastaría con pasar una esponja humedecida en agua tibia, y frotar suavemente la zona, lavándola a continuación como de costumbre. También puedes aplicar  al agua tibia un poco de bicarbonato y lavar con abundante espuma la prenda manchada.

No obstante, en algunos casos las manchas persisten. Si tu prenda está realmente afectada, te traemos diferentes soluciones dependiendo del tipo de tela en cuestión.

Prendas de Algodón

A las prendas de algodón, si son de color,  las tratamos sumergiendo la parte afectada en un recipiente con alcohol. Esperamos una media hora, ¡y listo!  En el caso  de las prendas blancas, reemplaza el alcohol por agua oxigenada, y a continuación frota suavemente con un cepillo. Por último lava la prenda con jabón líquido FLOTA y agua caliente. ¡Lucirán como nueva!

Prendas de Lana o Seda

En el caso de tejidos delicados, podemos llevar a cabo dos acciones. En primer lugar,  repasa la mancha con un paño humedecido en alcohol. Si no funciona, utiliza amoniaco puro. En ambos caso, nada más acabar, lava la prenda con agua y detergente líquido FLOTA.

Existe una solución alternativa y muy casera que consiste en hervir la prenda con agua y cáscaras de limón o aplica glicerina en la mancha antes de enjuagar bien.

Seda Natural

Este es un caso especial, ya que es un tipo de tela aún más delicada. Lávala solamente con agua templada o fría, y evita retorcer la prenda mientras la escurres. ¡Nunca la expongas directamente al sol!

Prendas de Cuero o Gamuza

Para este tipo de tejido,  evita usar agua. Si la mancha está fresca, utiliza un paño seco de papel o gasa para secar el tejido con golpes suaves.

En cambio, si la mancha es más antigua y está seca, haz una solución de jabón líquido y agua, y aplícala con abundante espuma. Frota suavemente la espuma con una esponja y sécala después con un paño para limpiar de jabón la superficie

Si con esto no ha sido suficiente, te traemos un truco más: aplica sobre la mancha harina de maíz. ¡Te ayudará a eliminar y absorber!

¿Te ha parecido interesante este artículo? Tenemos muchos más trucos y consejos para que las manchas no se te resistan. Permanece al tanto de todas nuestras novedades y visita nuestra web.

¡Desde Flota queremos hacerte la vida más fácil!

Guía para que tu ropa mantenga un blanco espléndido

Escrito por Flota | Familia, Hogar |

En la tienda, toda la ropa luce radiante. Y en especial la de color blanco. Sin embargo, con el tiempo, las prendas van perdiendo ese aspecto impoluto y resplandeciente que nos enamoró cuando las compramos. Para conservar durante el mayor tiempo posible la pureza de los blancos y evitar que amarilleen o se vuelvan grisáceos y sin vida, os presentamos esta guía para que tu ropa mantenga un blanco espléndido. Anota y, sobre todo, ¡aplícalo en tu vida diaria!

Lava la prenda después de cada uso

Aunque no haya ninguna mancha visible, son muchos los agentes externos que afectan a la ropa. El sudor, las partículas del desodorante, el perfume…Todos ellos ensucian los tejidos en zonas de más difícil acceso  y provocan que amarilleen. Por ello, es aconsejable lavar la ropa blanca después de cada uso o de máximo dos para asegurarnos de que no se acumule demasiada suciedad.

Tratar las manchas lo antes posible

Se trata de un consejo muy relacionado con el anterior. Cuanto más tiempo permanece la mancha sobre el tejido, más se incrusta dificultando su eliminación. ¡Debemos ser rápidos! Si una juguetona gota de tomate, de maquillaje o de aceite se precipita sobre tu camisa favorita, trátala de forma inmediata y métela en la lavadora el detergente en polvo o líquido Active Plus de Flota.

Separa la ropa por color y tipo de tejido

Se trata de una norma básica de lavado.  Separando las prendas blancas del resto nos aseguramos que no se produce transferencia de color y nos permite utilizar programas específicos para prendas blancas que garantizan un mejor resultado. Para ello, también es aconsejable separarlas según el tipo de tejido. Por ejemplo, mientras el algodón admite temperaturas más elevadas, el lino o la lana requiere lavados con agua fría y tibia.

Utiliza programas de agua caliente y doble ciclo de enjuague.

A mayor temperatura, mayor es el poder antimachas. Ahora bien, debes cerciorarte en primer lugar de la temperatura máxima que permite la prenda consultando la etiqueta.  De igual modo, el enjuague final es muy importante para eliminar cualquier resto de detergente y evitar que el agua sucia del lavado penetre y permanezca en los tejidos.

Evita la secadora

Las altas temperaturas a las que se somete a la ropa dentro de la secadora provoca que los tejidos se desgasten con mayor rapidez. Sécala directamente al sol, el blanqueador natural por excelencia (esto solo es aconsejable para la ropa blanca).

Blanqueadores adicionales

Si tu ropa ya ha perdido su blanco original, puedes probar otros métodos como el uso de blanqueadores caseros. Los más comunes son el vinagre (vertiéndolo en la lavadora) o el limón (en remojo con la ropa durante una hora). También podemos utilizar bicarbonato, aplicándolo en una pasta sobre la mancha, o incluso peróxido, que debemos mezclar en agua caliente y dejar actuar sobre las manchas, sobre todo aquellas más oscuras y difíciles de quitar.

 

¿Qué os ha parecido nuestra guía para que tu ropa mantenga un blanco espléndido? ¿Tenéis algún otro truco para dejar tus prendas blancas como nueva? 

 

Poner a punto tu piscina | Blog Flota

Guía fácil para poner a punto tu piscina de cara al verano

Escrito por Flota | Hogar |

Aunque la piscina requiere de cierto mantenimiento durante todo el año, la mayoría de lo dejamos siempre para el último momento, cuando el calor aprieta y nos apetece darnos un baño. ¡No hay problema! En este artículo os dejamos una completa guía acelerada para poner a punto tu piscina de cara al verano y disfrutar del agua en condiciones óptimas.

Cómo limpiar la piscina

Antes que nada, debes comprobar que la piscina no ha sufrido ningún desperfecto durante el inverno. Los más comunes son teselas y azulejos desprendidos, y la aparición de grietas. Para repararlos, es conveniente utilizar epóxido, una masilla que une los restos de gres y es altamente resistente al agua.

También deberás revisar el cestillo de la bomba y los skimmers, ya que existen muchas posibilidades de que estén obstruidos por hojas y otros restos traídos por el viento en los últimos meses. De hecho, este proceso deberías repetirlo cada poco tiempo para evitar posibles problemas durante el verano. Pasa el recogehojas por la superficie y activa el limpiafondos para que nuestras piscina esté impoluta.

Controlar los niveles de PH y cloro

Si no tienes una piscina de agua salina, debes revisar los niveles de cloro y PH, ya que estos son los que garantizan un estado idóneo del agua, previniendo la aparición de microorganismos y algas, y reduciendo el picor de ojos y otros efectos perjudiciales en nuestra piel . Por norma general, los niveles de PH deben estar entre 7,2 y 7,4. Existen pequeños accesorios que nos permiten medirlo sin ninguna dificultad. Hazlo al menos durante 3 veces a la semana en la temporada de verano.

Filtrar el agua de la piscina antes del primer baño

En primer lugar, debes comprobar si la bomba funciona correctamente, ya que de ella depende en gran medida el mantenimiento de la piscina. Resulta beneficioso de igual modo incrementar las horas de filtrado: 4 horas por la mañana y otras 4 horas por la tarde, (nunca por la noche)

Cómo poner a punto una piscina salina

Las piscinas de cloración salina tiene un funcionamiento diferente y, por tanto, debemos modificar los pasos vistos más arriba. Tras el proceso de limpieza de la suciedad acumulada, debes verter 3 sacos de sal de 25 kilos cada uno, repartiendo la sal bien desde el borde de la piscina. Después, vierte tres cazos de cloro y conecta la depuradora. 24 horas más tarde, ¡tu piscina lucirá radiante y lista para el primer chapuzón!

 

Ya tienes la piscina en perfecta condiciones, ¡ahora toca disfrutarla! Y no olvides realizar un mínimo mantenimiento durante toda la temporada de verano para mantener el agua en perfecto estado.

Los electrodomésticos que más energía consumen en casa - Blog FLOTA

Los electrodomésticos que más energía consumen

Escrito por Flota | Hogar, Tecnología |

Desde Flota sabemos que a la hora de reducir el coste de nuestras facturas cada acción cuenta. Por ello, es fundamental conocer los electrodomésticos que más energía consumen en casa.

Individualmente, ninguno representa un gasto considerable, pero en conjunto el uso de la televisión, la lavadora o el frigorífico suponen la mitad de la energía que se consume en el hogar, entre un 44% y un 65%.

A continuación, te indicamos los electrodomésticos que más energía consumen y te damos algunos consejos para ahorrar en la factura de la luz.  

El Frigorífico

Se trata del electrodoméstico que más gasta a lo largo del mes, ya que representa aproximadamente entre un 18 y un 20% del consumo mensual de energía de cada hogar. La razón es sencilla: no podemos desenchufarlo en ningún momento: ¡su funcionamiento es constante las 24 horas del día! 

Algunas recomendaciones para no incrementar este gasto es  invertir en un frigorífico que disponga de un regulador de potencia y que sea de bajo consumo. Aunque la inversión inicial sea mayor,  a largo plazo supone un ahorro considerable.

Otros consejos que te ayudarán a reducir costes son; intentar mantener una limpieza periódica de la parte trasera, no introducir alimentos calientes o recién cocinados y evitar las malas costumbres de dejar la puerta abierta durante un tiempo prolongado. Esto evitará la pérdida de frío y un mal uso que puede reducir hasta un 20% su eficiencia.

La televisión

Se trata de un elemento imprescindible en cualquier hogar (aunque nos cueste reconocerlo) y su gasto asciende a más del 7% de la factura media. Estos datos varían según las características del aparato; por ejemplo, la tecnología de las pantallas OLED y LED son mucho más eficientes que las LCD y plasma. Los últimos modelos suelen incorporar un ahorro energético considerable que redunda en el consumo global. 

Como consejo para reducir el impacto de la televisión en la factura de la luz, asegúrate de no dejarlo en stand by (el piloto rojo), ya que este estado conlleva un consumo energético sostenido y, por lo tanto, notable al finalizar el mes o el año. 

La lavadora

La lavadora es uno de los electrodomésticos que más energía consumen. ¿Una ventaja? no está funcionamiento de forma constante, sino puntual, lo que iguala su gasto al de la televisión u otros aparatos. 

Ahora bien, debemos prestar atención en evitar algunos errores habituales con un impacto negativo en la gestión energética durante su funcionamiento. Siempre que la prenda y su estado lo permita, es más eficiente lavar en frío y con tiempos reducidos, utilizando los programas de ahorro que suelen incorporar la mayoría de lavadoras.  En cualquier caso, asegúrate que obtienes los mejores resultados con un programa adecuado y el uso de un detergente de garantías, como los detergentes líquidos y en polvo de Flota.

Otros electrodomésticos

Existen otros electrodomésticos con un impacto considerable en el consumo energético mensual. Son los siguientes: 

  • El Horno: aunque su uso es ocasional, cuando entra en funcionamiento requiere de un importante consumo de kilovatios.  Evita abrirlo cuando esté en marcha, así evitarás la pérdida de calor. 
  • El lavavajillas: en primer lugar debemos valorar si merece la pena ponerlo en funcionamiento u optar por el lavado a mano. Si la opción elegida es la primera, carga el electrodoméstico a su capacidad completa y utiliza programas cortos y de ahorro si no hay un exceso de suciedad incrustada en la vajilla. 
  • Ordenadores: su uso cada vez es más frecuente y por tiempos muy prolongados. Para reducir su consumo, opta por bajar el brillo de las pantallas, desconectar o apagar los periféricos que no estemos usando, y sobre todo apagar el ordenador cuando no lo estemos usando, ya que los modos de reposo suponen un consumo notable.

 

Si quieres seguir leyendo artículos como este, síguenos y no te pierdas ninguno de los temas y consejos que tenemos preparados para ti.