Cuidamos de ti y de tu hogar

Salud

11 granos enteros saludables que deberías comer

11 granos enteros saludables que deberías comer

Escrito por Flota | Salud |

Los expertos en nutrición nos lo advierten cada día. Introducir cereales en grano en tu dieta puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas, diabetes y altos niveles de triglicéridos. Igualmente, comer alimentos integrales elaborados a partir de cereales en grano puede ayudarte a proteger tu cuerpo de cáncer de colon, asma y la enfermedad de Alzheimer.

Ya que el 100% de los granos enteros son un componente clave para cualquier dieta nutritiva, conocer esta lista de granos enteros saludables quizá te descubra alguna opción que desconocías en tu menú diario. Incluso si simplemente no quieres complicarte en la cocina, puedes comenzar con alguna pasta integral.

Harina de trigo integral

La puedes encontrar fácilmente en productos de pan y pasta, pero asegúrate de que sea 100% de trigo integral. Cuando compres cualquier producto de grano entero o integral, consulta los ingredientes y asegúrate de que el grano integral es el 100% o, al menos, esté encabezando la lista.

La legislación en este aspecto permite a las marcas vender sus productos como integrales aunque en realidad se trate de una mezcla de harina refinada con salvado. Pero lo cierto es que los efectos en el organismo no son igual de beneficiosos.

Arroz integral

Siempre que puedas, opta por el arroz integral, que incluye variedades aromáticas marrones como el basmati y el jazmín. Si quieres algo más exótico busca un arroz rojo y negro, que se consideran granos enteros y son ricos en antioxidantes. El arroz silvestre o salvaje técnicamente es una hierba, que también se considera grano entero y es rico en vitaminas B, como la niacina y el folato.

Avena integral

La avena es rica en avenantramida, un antioxidante que protege al corazón. Ten preferencia por la versión integral (los copos), pero si compras avena instantánea (procesada), evita aquellas marcas que contengan jarabe de maíz con alto contenido de fructosa. Es mejor endulzar con una mezcla de un poco de fruta (como plátano, manzana, fresa o arándano).

Centeno

Increíblemente el centeno tiene más nutrientes por cada 100 calorías que cualquier otro grano integral. Tiene cuatro veces más fibra que el trigo integral y proporciona casi el 50% de la cantidad diaria recomendada de hierro. No obstante, la mayoría del pan de centeno en las tiendas está hecho con harinas refinadas. Busca centeno integral en primer lugar en la lista de ingredientes para obtener beneficios saludables.

Quinoa

Técnicamente es una semilla que está compuesta por más proteína que cualquier otro grano, y cada taza sin cocinar tiene 522 miligramos de ácidos grasos omega-3. Tiene un ligero sabor a nuez, excelente para un cambio de sabor en la mesa. es ideal para ensaladas, salteados, guarniciones e incluso sopas.

Maíz

Si el maíz es entero será extremadamente saludable para ti. Es una buena fuente de vitaminas B, magnesio y fósforo. Se cree que aumenta la flora intestinal saludable, lo que puede prevenir la diabetes, las enfermedades cardíacas y la inflamación crónica. El maíz amarillo también es rico en antioxidantes.

Por su parte, las palomitas de maíz son una forma ideal para consumirlo. Puedes comprar los granos enteros y hacerlos en una cacerola con un poco de aceite de oliva. Aquí te contamos cómo: cómo hacer palomitas de maíz sin microondas.

Pero cuidado con las latas de maíz que encontramos en el supermercado bajo la denominación de “maíz dulce”, porque suelen contener una cantidad sorprendente e innecesaria de azúcar.

Cuscús de trigo integral

El cuscús más saludable es el de trigo integral. Lo encontrarás más fácilmente en tiendas de alimentos naturales. Si te saltas la versión refinada y buscas el tipo de grano entero, te dará 5 gramos adicionales de fibra por cada porción.

Cebada de grano entero

Incluir media taza de cebada completa en tu dieta diaria contribuye a normalizar los niveles de colesterol. Si añades pasas o albaricoques secos a la cebada de cocción rápida te puede servir además como guarnición. Solo asegúrate de que sea cebada integral, y no perlada, lo que significa que se han eliminado el salvado y el germen.

Trigo sarraceno

Es una de las mejores fuentes de magnesio a base de granos, un mineral maravilloso para el organismo. Ayuda con los síntomas del síndrome premenstrual mejorando el funcionamiento nervioso, por ejemplo. También es rico en manganeso, que favorece la función cerebral.

Lo puedes incluir en guisos, salsas y para elaboraciones de repostería. A la hora de cocinarlo, puedes hervirlo, hacerlos al vapor o hidratarlo previamente a la cocción.

Bulgur

Se considera un grano entero muy beneficioso. Es una gran fuente de hierro y magnesio, que se usa para hacer ensalada de tabulé. La fuente de energía de fibra y proteína se puede usar en cualquier ensalada o en sopas. Una taza contiene casi el 75% de la fibra dietética que necesitas para el día y el 25% de la proteína que debes obtener para tu cuerpo. Además, se cocina en solo unos minutos.

Freekeh

Es un grano árabe bajo en carbohidratos que tiene hasta cuatro veces más fibra que el arroz integral. Se cosechan cuando son jóvenes y luego se tuestan. Contienen más vitaminas y minerales que otros granos, como el selenio que beneficia al sistema inmunológico. En el estómago, actúa como un prebiótico, estimulando el crecimiento de bacterias saludables que ayudan a la digestión.

También te puede interesar:

Alimentos para calmar las molestias de estómago

Alimentos para calmar las molestias de estómago

Escrito por Flota | Salud |

Las molestias de estómago pueden aparecer en cualquier momento cuando son provocadas por una comida copiosa, el estrés o algún alimento en concreto. Resulta bastante incómodo si además se le suman problemas intestinales que nos obliguen a visitar el baño frecuentemente.

Como regla general, cuando sufrimos molestias de estómago es mejor consumir solo comidas blandas. Es importante mantener al margen los lácteos, el azúcar, las golosinas y el alcohol. No obstante, los azúcares sintéticos que se encuentran en los alimentos ultraprocesados, como sorbitol y xilitol, también pueden causar molestias de estómago.

Te mostramos algunos alimentos y bebidas que pueden calmar las molestias de estómago, incluso devolverlo a su estado normal:

Plátanos

Se considera que los plátanos no causan irritación al estómago, ni al tracto gastrointestinal superior, además de ser fáciles de digerir. Una fruta con alto contenido en fibra que mantiene el sistema en funcionamiento regular y ayuda a recuperarse de la diarrea. La vitamina B6 que contiene también reduce la hinchazón causada por la retención de líquidos y el magnesio ayuda a relajar los músculos.

Batatas

Las batatas dulces son alimentos ricos en calcio, magnesio y potasio, y también reducen la hinchazón en el estómago equilibrando el sodio. Investigaciones han vinculado dietas altas en estos nutrientes con este tipo de efectos. Si deseas evitar la hinchazón, incorpora a tu dieta batatas, aguacates, naranjas y espinacas.

Tomates

Los alimentos prebióticos, tales como: cereales integrales, legumbres, nueces y semillas, pueden calmar las molestias de estómago ayudando a alimentar las bacterias intestinales en el tracto gastrointestinal. Al hacer esto, los prebióticos estimulan la inmunidad intestinal y previenen la inflamación, la diarrea y otros problemas gastrointestinales. Consume muchos tomates, achicoria, cebollas, espárragos y trigo para obtener los mejores beneficios y mejores resultados.

Jengibre

Los estudios han demostrado que el jengibre puede ayudar a aliviar las náuseas, los vómitos y el ardor de estómago. Ya sea tomando té de jengibre, suplementos de jengibre o el propio ingrediente jengibre. En realidad se recomienda para las náuseas matutinas y para las náuseas inducidas por la quimioterapia. Solo cabe advertir que es seguro para los adultos pero no para tratar la enfermedad gastrointestinal de un niño.

Avena

Consume granos enteros si necesitas calmar las molestias de estómago y prevenir problemas intestinales futuras. Y es que la fibra soluble de la avena atrae agua a tu tracto digestivo y mueve los alimentos a través de tu cuerpo. Sin embargo, ten en cuenta que tanto el hambre como ingerir alimentos en exceso pueden empeorar el dolor abdominal, las náuseas, la hinchazón, y los gases.

Pan blanco

Cuando te sientas mareado no debes mantener el estómago vacío, ya que te pueden dar más náuseas porque no hay nada en el sistema que absorba el ácido estomacal. Las opciones preferibles siempre serán, por orden, plátanos, arroz, compota de manzana o pan tostado (pan blanco o galletas saladas). Los almidones del pan tostado no poseen fibra, proteínas y grasas, haciendo que la digestión sea más lenta y que permanezca más tiempo en el estómago.

Huevos

Son la fuente de proteínas con más alto contenido de grasa. A diferencia de las carnes procesadas o rojas y los alimentos fritos que pueden causar reflujo, especialmente si consume grandes cantidades a altas horas de la noche. Los huevos son la opción más fácil de digerir y de satisfacer las necesidades de proteínas sin que te sientas demasiado lleno en poco tiempo.

Agua

La deshidratación generalmente causa estreñimiento. Lo mejor es ingerir agua o bebidas sin azúcar como el té o el agua con gas para mantener todo el sistema digestivo en movimiento. La mayoría de las personas necesita un mínimo de ocho tazas al día.

Café

Si tus molestias de estómago provienen del estreñimiento, te recomendamos beber una taza de café a primera hora de la mañana. La cafeína y los antioxidantes a base de plantas de café te pueden ayudar a mantener tu sistema digestivo en activo. Pero evita las bebidas con cafeína si sientes náuseas o reflujo.

También te puede interesar:

¿Cuáles son las frutas con menos azúcar?

¿Cuáles son las frutas con menos azúcar?

Escrito por Flota | Salud |

Las frutas nos proporcionan muchos nutrientes que necesitamos, como las vitaminas, los minerales y los antioxidantes. También nos hidrata, nos proporciona fibra y nos sacia. También obtenemos de ellas la glucosa necesaria para que nuestro organismo funcione con normalidad. Pero, ¿sabías que existen frutas con menos azúcar que otras?

Hoy recopilamos en este listado algunas de las frutas con menos azúcar que podemos consumir:

Fresas

Cuando se trata de encontrar frutas con bajo contenido en azúcar, las fresas son una gran opción. Porque una taza de fresas solo tiene 7 gramos de azúcar, a la vez que te proporciona más vitamina C que la dosis diaria recomendada.

Frambuesas

Estas bayas son sorprendentemente bajas en azúcar y con un sabor dulce. Una taza contiene 5 gramos de azúcar y 8 gramos de fibra. Con esa cantidad de fibra es muy probable que te sientas más lleno que con otras frutas. Es decir, tienen un gran poder saciante.

Moras

Este otro fruto silvestre tiene un sabor muy dulce con un aporte bajo de azúcar. Una taza contiene 7 gramos de azúcar, 8 gramos de fibra y 2 gramos de proteína. ¿Lo habrías adivinado?

Ciruelas

Otra famosa fruta con poco azúcar es la ciruela. Son las favoritas a finales de verano y tan solo tienen 7 gramos de azúcar y 30 calorías por pieza.

Aguacates

Hay quienes desconocen que el aguacate es un fruto. Los aguacates son ricos en grasas saludables que no solo protegen tu corazón sino que también disminuyen el colesterol LDL, también conocido como colesterol malo. Además contienen fitoquímicos que reducen el estrés oxidativo e inflamatorio. Lo mejor de todo es que un aguacate tiene un poco más de un gramo de azúcar.

Manzanas

Son una de las mejores frutas que puedes comer. Si padeces de diabetes o te preocupa que una fruta afecte tu nivel de azúcar en la sangre, considera cambiar la forma en la que consumes la fruta. Porque una manzana entera tiene un índice glucémico más bajo que el jugo de esa misma manzana. Una manzana mediana contiene solo 19 gramos de azúcar, mientras que una taza de jugo de manzana tiene alrededor de 24 gramos.

Naranjas

Al igual que las manzanas, es mejor comer la fruta entera que beber su zumo. Una naranja de tamaño estándar contiene 12 gramos de azúcar y más que la cantidad diaria recomendada de vitamina C. Mientras que una taza de zumo de naranja, tiene el doble de azúcar y un tercio de la fibra.

Melocotones

Un melocotón mediano contiene alrededor de 13 gramos de azúcar, es ideal para cuando tengas ganas de comer algo dulce y necesites sentirte saciado. ¡La fruta es el dulce más saludable!

Pomelo

Si quieres minimizar el consumo de azúcar haz desaparecer los zumos de tu dieta. Una buena alternativa al zumo de naranja del desayuno es tomar medio pomelo porque tan solo contiene 8 gramos de azúcar.

 También te puede interesar:

Alimentos diuréticos naturales

Alimentos diuréticos naturales

Escrito por Flota | Salud |

Los alimentos diuréticos naturales ayudan a nuestro cuerpo a eliminar la sal y el agua, estimulando los riñones para que liberen sodio en la orina. Cuando el agua se extrae de la sangre para concentrar los niveles de sodio, se produce más orina y por lo tanto disminuye la cantidad de líquido que fluye a través de los vasos sanguíneos. Esto proporciona un alivio de la retención de agua si padeces de presión arterial alta, edema u otras afecciones donde la retención crónica de agua puede resultar un gran problema.

Afortunadamente, los alimentos diuréticos incorporados a tu dieta habitual pueden aliviar la retención de líquidos y la hinchazón de manera natural.

En líneas generales, las verduras y frutas tienen un alto contenido de agua y potasio que pueden ayudar a compensar la contracción de los vasos sanguíneos cuando has consumido exceso de sodio.

Optar por alimentos como uvas, apio, sandía, cerezas, manzanas, pomelos, naranjas y muchos vegetales de hojas verdes es la mejor opción para sentirse mejor y más rápido. Aunque ningún alimento aislado es una cura milagrosa, combinar estos alimentos en tu dieta hará que tengas menos problemas de retención de líquidos.

A continuación te presentamos los mejores diuréticos naturales que puedes integrar en tu dieta diaria:

Repollo

El repollo ayuda a reducir el peso del agua. Su alto contenido de fibra y agua que permite la pérdida de peso. Los romanos también usaban el repollo para ayudar a los alcohólicos a «secarse».El repollo rojo también es un antiinflamatorio porque contiene antocianinas.

Remolacha

Las remolachas ayudan a eliminar el líquido ya que son ricas en potasio. También son antiinflamatorias debido a los niveles más bajos de proteína C reactiva combinado con la betaina, que le da a las remolachas su color característico.

Apio

Para eliminar el exceso de líquido ya Hipócrates recomendó el apio. Recientemente los estudios han ratificado el efecto diurético del apio y su efecto en la reducción de los niveles de ácido úrico en el cuerpo. Se considera un tratamiento ideal para el edema de gota, producto del exceso de cristales de ácido úrico que se acumulan en las articulaciones.

Perejil

Cuando se usa como un té es un remedio tradicional para la retención de agua. El perejil reduce la reabsorción de sales de sodio y potasio en el riñón. Como consecuencia se produce un aumento en el volumen de orina, lo que ayuda a reducir la hinchazón.

Sandía

La sandía también tiene propiedades diuréticas y está compuesta por 92% de agua, además de poseer un alto contenido de potasio. Incluye el aminoácido citrulina, que evita que los líquidos se filtren en los tejidos cercanos y relaja los vasos sanguíneos. Todo esto se traduce en una menor retención de agua.

Arándanos

Los nativos americanos aprovecharon los efectos diuréticos de los arándanos y los usaron para tratar una serie de afecciones. El jugo de arándano ha sido utilizado para prevenir y tratar las infecciones urinarias y otros trastornos de la vejiga. Como diuréticos, los arándanos son especialmente beneficiosos para eliminar el líquido sin eliminar el potasio, además de por su efecto antibacteriano.

Pepinos

Los pepinos tienen azufre y silicio que ayudan a estimular los riñones para una mejor eliminación del ácido úrico. Por estar cargados de agua y potasio y ser bajos en sodio, los pepinos también inhiben la producción de enzimas inflamatorias, lo que reduce la hinchazón. Por ello se utilizan rodajas de pepino para calmar la hinchazón debajo de los ojos.

Ajo

La alicina le da propiedades medicinales al ajo, así como su olor distintivo. El ajo es efectivo como diurético y funciona como un potente antioxidante que contribuye a la descomposición de las grasas.

Espárragos

Los antiguos griegos y romanos utilizaron los espárragos por sus excelentes propiedades diuréticas. Estas propiedades provienen del aminoácido asparagina que se ha utilizado para tratar la hinchazón, el reumatismo y la retención de agua premenstrual.

 También te puede interesar:

10 alimentos que te mantienen despierto

10 alimentos que te mantienen despierto

Escrito por Flota | Salud |

Revisa cuidadosamente el menú cada día para evitar los alimentos que te mantienen despierto por la noche cuando más necesitas descansar. Si en cambio tienes mucho trabajo y debes terminar antes de acostarte, te mostramos cuales son los mejores alimentos para estar despiertos y activos. ¡Toma nota!

Café

Sin duda alguna, tradicionalmente es conocido como una de las bebidas para mantenerse despierto. A todos nos ha ayudado a pasar innumerables noches y poder estar preparado para una presentación el lunes por la mañana. Sin embargo, ¿sabías que la cafeína realmente no le está dando energía a tu cuerpo? La cafeína solo es un estimulante que nos proporciona esa sensación de alerta.

Alcohol

Aunque suene extraño, el alcohol es un depresivo que te mantendrá avispado por la noche. Considerado como una sustancia que te mantiene despierto, muchas personas usan alcohol para ayudarles a relajarse, sin embargo, la realidad es que impide que el cuerpo entre en las etapas profundas del sueño.

Té negro

Todos los tés de hierbas son excelentes para dormir, pero debes evitar las variedades negras si quieres descansar. Es otra fuente de cafeína, que te estimula y te ayudara a permanecer despierto.

Bebidas energizantes

La cafeína en las bebidas energéticas no es lo único que te hace estar conectado. La mayoría de las bebidas contienen taurina, un aminoácido que aumenta el estado de alerta, eleva el ritmo cardíaco y la presión arterial.

Pollo frito

Los alimentos fritos se pueden pesar en el estómago mucho después de comer, ya que cuesta más digerirlos. Son especialistas en provocar acidez si los comes demasiado cerca de la hora de dormir. Siempre es recomendable optar por las versiones a la parrilla o al vapor si lo que quieres es dormir sin molestias. Tampoco debes acostarte durante al menos 30 minutos después de la comida para mejorar la digestión.

Hamburguesas

Las hamburguesas son alimentos altos en grasa, igual que las pizzas, cuya digestión es más difícil, lo que impide conciliar el sueño con normalidad. Así que evita cenar en un restaurante de comida rápida si necesitas ir a la cama temprano.

Carnes procesadas o ahumadas

Las carnes procesadas y ahumadas contienen altos niveles de sodio, que harán que te mantengas despierto y te despiertes sediento durante la noche. Estas carnes son consideradas poco saludables para comer, ya que dejan a un lado los patrones de sueño.

Menta

Los caramelos y chicles de menta actúan como estimulantes a la hora de acostarnos. Lejos de ser relajantes, pueden impedirte conciliar el sueño debidamente. Mejor deja esos dulces para la mañana.

Zumo de naranja

Los cítricos exprimidos, como los jugos de naranja, limón y pomelo, podrían desencadenar un desagradable caso de acidez estomacal. Estos alimentos ácidos podrían complicarte la tarea de descansar cuando más lo necesitas.

Comida picante

Si eres fan del picante, la comida mexicana o india, resérvala para las comidas. Podrían perjudicarte a la hora de acostarte, especialmente si eres propenso a la acidez estomacal. Come tus comidas picantes favoritas lo suficientemente temprano durante el día para evitar una noche de insomnio.

También te puede interesar:

Diez alimentos que te hacen dormir

Diez alimentos que te hacen dormir

Escrito por Flota | Salud |

Para que el sueño llegue rápido a ti es importante que sepas que la comida que consumes antes de acostarte influye en gran medida. Otros aspectos como la temperatura, la comodidad, el estrés o la estabilidad emocional también Influirán a la hora de conciliar el sueño sin problemas.

Si tienes problemas de sueño, te aconsejamos que repases esta lista de ricos alimentos para dormir rápido, ideales para consumir a la hora de la cena. Así no tendrás que dar miles de vueltas en la cama y podrás descansar cuerpo y mente toda la noche.

Pistachos

Los pistachos son alimentos que inducen al sueño, con proteínas, vitamina B6 y magnesio, todo lo necesario para contribuir a un mejor sueño. Sin embargo, no excedas una porción de media taza de nueces. Una cantidad demasiado alta en calorías puede causar el efecto contrario, de mantenerte despierto toda la noche.

Además, te recomendamos siempre que los consumas tostados y sin sal, para aprovechar todos sus beneficios de una manera saludable.

Té de hierbas

Quizás no te sorprenda saber que el té de hierbas tiene miles de propiedades que promueven el sueño. No es un secreto que el té de manzanilla es excelente para calmar los nervios antes de acostarse. También funciona como un buen hidratante y calmante cuando tienes molestias en el estómago, igual que el té de jengibre.

Higos

Es un rico alimento para mejorar el sueño ya que contiene potasio, magnesio, calcio y hierro. Estos minerales influyen en el flujo sanguíneo y la contracción muscular, que son claves para conciliar el sueño. No solo es un alimento que produce sueño sino que también permite evitar el deseo de un postre dulce. Y es que cada higo incluye un poco de fibra adicional que te mantendrá lleno y satisfecho.

Sandía

Un rico menú de cena para dormir se puede preparar con una suculenta sandía. Cada porción de 2 tazas es la mitad de agua, lo que hará que te hidrates antes de dormir y eliminará los dolores de hambre después de comer por su alto contenido de fibra.

Mantequilla de nueces

Otro delicioso alimento para mejorar el sueño que contiene proteína de relleno, son las almendras o incluso la mantequilla de cacahuete. Puedes untar galletas saladas, un plátano o una tostada de pan integral. Recuerda que no debes llenar demasiado las cucharadas para que no te sientas demasiado pesado antes de ir a la cama.

Ciruelas pasas

Las ciruelas secas contienen excelentes nutrientes como: vitamina B6, calcio y magnesio, que ayudan a producir la hormona que regula el sueño, la melatonina. Te recomendamos que uses las ciruelas pasas como un aderezo para tostadas de grano entero. Puedes combinarlas en una mezcla de frutos secos o comerlas solas unos 30 minutos antes de acostarse.

Avena

Aunque es un excelente alimento para el desayuno, es posible que desees un poco de avena para terminar el día. Al igual que el pan de grano entero, los cereales en avena desencadenan la producción de insulina. Quiere decir que aumentan el azúcar en la sangre de forma natural y te hacen sentir sueño. La avena también es rica en melatonina, la hormona que relaja el cuerpo y te ayuda a conciliar el sueño. Te recomendamos las gachas de avena con leche y plátano.

Almendras

Te sorprenderás que solo necesitas un puñado de almendras para quedarte dormido en poco tiempo. Las almendras contienen triptófano y magnesio, que reducen de forma natural la función muscular y nerviosa y, al mismo tiempo, estabilizan el ritmo cardíaco.

Chocolate negro

Dentro de una dieta saludable, puedes comer chocolate puro para darte un capricho. Y si lo haces por la noche, mejor, ya que el chocolate negro estimula la serotonina, que relaja la mente y el cuerpo. Todo esto sin mencionar los tantos otros beneficios para la salud que tiene el chocolate negro.

Plátanos

Los plátanos contienen magnesio y potasio que sirven como relajantes musculares y nerviosos. La vitamina B6 que encontramos en los plátanos también convierte el triptófano en serotonina, lo que aumenta aún más la relajación y mejora la capacidad de dormir rápido.

También te puede interesar:

Té de hibisco: propiedades y beneficios

Té de hibisco: propiedades y beneficios

Escrito por Flota | Salud |

El té de hibisco es un té de hierbas con muchos beneficios para tu cuerpo. La flor de hibisco seca contiene el cáliz, que es responsable de esos beneficios para la salud. El té de hibisco está compuesto de cálices secos que se empapan para hacer bebidas calientes y frías.

El nombre formal de la planta de hibisco es la flor Hibiscus Sabdariffa. No contiene cafeína, siempre que no se mezcle con otros tés, y rebosa de sabores dulces y agrios a la vez, por lo que es el sutituto perfecto para un zumo o refresco, normalmente llenos de azúcar. Se considera que su sabor es similar al arándano rojo y a veces se le conoce como “té amargo”.

Además de ser sabroso, refrescante y revitalizante, el té de hibisco tiene una serie de beneficios porque está repleto de vitaminas y minerales que favorecen la inmunidad y puede prevenir enfermedades en el futuro. Por ejemplo, elgunos expertos aconsejan a las personas con hipertensión leve beber té de hibisco, ya que puede disminuir la presión arterial en los adultos.

Beneficios del Té de Hibisco

El té de hibisco se ha utilizado durante miles de años como medicina popular en diversas culturas del mundo. También se usa y estudia en remedios modernos de ciencia. Popularmente se utiliza para calmar los trastornos nerviosos, ayudar con el sueño e incluso acelerar el metabolismo. La pulpa también se ha usado tópicamente para cuidar las heridas.

La afirmación más respaldada científicamente es el uso de té de hibisco para afectar positivamente la presión sanguínea y el colesterol, y prevenir las enfermedades cardiovasculares. Algunos de los otros beneficios para la salud menos investigados del té de hibisco incluyen ayudar en la digestión, fortalecer el sistema inmune y funcionar como agente antiinflamatorio.

Té de hibisco, diurético natural

Se ha demostrado que funciona como un diurético natural, aumentando la micción y las deposiciones. A medida que el agua sale del cuerpo, arrastra consigo el sodio, mecanismo por el cual se reduce la presión arterial.

El té de hibisco contiene una rica cantidad de antocianina, que es un compuesto fenólico. Se cree que este compuesto activo es responsable de los efectos cardioprotectores del té de hibisco.

En un estudio se investigaron los efectos hipolipidémicos de beber té de hibisco y se analizaron específicamente a los pacientes que sufren trastornos metabólicos como la diabetes. Los resultados mostraron una disminución significativa en el colesterol total promedio y el colesterol de lipoproteína de baja densidad, LDL, (también conocido como colesterol malo).

Té de hibisco para el sistema inmune

Se cree que el té de hibisco es excelente para el apoyo inmunológico, ya que es extremadamente rico en ácido ascórbico, más comúnmente conocido como vitamina C.

Beber té de hibisco podría ser útil para los pacientes que sufren de anemia, ya que el té de hibisco es sorprendentemente alto en hierro. Una taza brinda la friolera de 20 miligramos de hierro, un mineral importante que mantiene el sistema inmunológico equilibrado y ayuda al cuerpo a mantener los glóbulos rojos.

La vitamina C que se encuentra naturalmente en el hibisco funciona para complementar el hierro, aumentando su absorción. Con la gran cantidad de hierro, también vienen pequeñas cantidades de minerales como potasio, magnesio y zinc.

Té de hibisco y pérdida de peso

El té de hibisco puede ayudar con la pérdida de peso. En un reciente estudio los resultados confirmaron que quienes tomaron la píldora de extracto de hibisco perdieron peso, disminuyó el índice de masa corporañ, disminuyó la grasa corporal y mejoró su relación cintura-cadera. También mostraron mejoría en su esteatosis hepática. Estos resultados sugieren que el extracto de hibisco puede ayudar a prevenir la obesidad, ayudar a perder peso y ayudar a tratar el hígado graso no alcohólico.

Para la ansiedad y la depresión

Los beneficios del té de hibisco no terminan con sus habilidades para reducir la presión sanguínea. Debido a las vitaminas y minerales que se encuentran en el té de hibisco (como los flavonoides, el mismo pigmento que se encuentra en el vino tinto), beberlo es una excelente manera de aliviar los síntomas de la depresión y la ansiedad. Estos se combinan para crear un antidepresivo natural, que puede ser útil para cualquier persona que padezca inquietud, sentimientos de tristeza, insomnio, patrones de pensamiento negativos y más.

Bebe más agua

Otro gran beneficio de consumir regularmente té de hibisco es que sin darnos cuenta bebemos más agua. Los beneficios del agua potable son realmente infinitos: piensa en un aumento de la energía, una mayor regularidad, un enjuague de las toxinas, un sistema inmunitario reforzado, un mejor estado de ánimo y una cura natural para el dolor de cabeza.

Té de hibisco, contraindicaciones

Las mujeres embarazadas deberían evitar el té de hibisco por completo: puede causar un parto prematuro.

Otros riesgos generales si se abusa de este té pueden incluir caídas repentinas de la presión arterial, náuseas y pueden tener un efecto negativo en ciertos medicamentos.

También te puede interesar:

Rutina coreana para el cuidado de la piel, paso a paso

Rutina coreana para el cuidado de la piel, paso a paso

Escrito por Flota | Salud |

Si estás interesado en explorar la famosa rutina coreana de belleza de diez pasos o incluso tienes preguntas sobre dónde empezar, estás leyendo en el lugar correcto. Lo creas o no, dedicar tiempo y energía a cuidar tu piel también puede aumentar la sensación de bienestar.

La rutina coreana antiedad puede ayudar a las personas a ver una mejora profunda en la salud de la piel, ya sea ayudando a prevenir brotes, a reducir la hiperpigmentación y/o manchas oscuras, o conseguir un brillo fresco.

La rutina de belleza coreana no incluye necesariamente 10 pasos exactos, pero en general, la rutina de belleza coreana incluye varios pasos y se centra en mejorar la piel suavemente. Lo hace a través de capas hidratantes y nutritivas con resultados que realmente duran. Lo que más nos gusta de la filosofía coreana del cuidado de la piel es que, fundamentalmente, la rutina se trata de respetar tu piel.

Respetar el ecosistema de la piel

En lugar de utilizar ingredientes agresivos que despojen a la piel de su barrera natural, se trata de trabajar con el ecosistema de tu piel y de limpiarla, hidratarla, nutrirla y protegerla para que pueda prosperar. Las personas que pensaban que su piel era naturalmente reactiva y sensible, o las personas que creían que los brotes nunca podrían mejorar, o las personas que creían que los signos del daño solar eran parte de envejecer han visto resultados con la rutina de belleza coreana que dice lo contrario.

En definitiva, no se trata de seguir a rajatabla el régimen de 10 pasos, sino de adaptar la rutina a las necesidades de tu piel, según su tipo y su entorno, y centrarse en mejorar realmente la piel desde adentro mediante una rutina suave pero potente de múltiples capas.

PASO 1. Limpiador a base de aceite

En la rutina coreana para piel grasa, la limpieza doble se ha vuelto muy conocida entre los entusiastas de la belleza. El limpiador a base de aceite es el primer paso de limpieza doble. El aceite y el agua se repelen entre sí, por lo que un simple limpiador a base de agua y espuma no eliminará eficazmente todas las impurezas a base de aceite en la piel. El maquillaje y nuestro propio sebo, se eliminan de forma más efectiva con un limpiador a base de aceite. Pero si tienes la piel grasa y problemática, prescinde de este paso y usa un agua micelar.

PASO 2. Limpiador a base de agua

Haz un seguimiento con un segundo limpiador a base de agua para eliminar suavemente los residuos restantes. Este proceso de limpieza en dos pasos ayuda a eliminar las impurezas sin secar la piel o tirar demasiado fuerte de ella. Te recomendamos los limpiadores de PH bajo y sin detergentes, ya que son muy suaves y menos perjudiciales para la barrera de la piel. Te recomendamos el agua micelar para este fin.

PASO 3. Tónico

Muchos se preguntan si un tónico es realmente necesario. La verdad es que sí lo es, especialmente si usas aceites faciales. Los tónicos ayudan a equilibrar el PH de la piel, que es vital para la salud de la misma, y también ayudan a reactivar la hidratación. Recuerda que hay tónicos para cada tipo de piel (las coreanas distinguen entre muchos tipos de tónicos). Usa uno apropiado para ti.

PASO 4. Esencia

Mientras que la función principal de un tónico es ayudar a equilibrar elPH de la piel, la esencia se encarga de empapar la piel con hidratación para ayudar a crear un entorno de piel más saludable. La hidratación es la clave para la vida y para preparar la piel para el resto de la rutina. Piensa en la piel como una esponja. Cuando está hidratada y recargada, es menos quebradiza y todo se absorbe mejor.

PASO 5. Tratamientos

Aquí es donde la rutina de belleza se convierte en personalizada. Este paso de tratamiento consiste en elegir los ingredientes que son mejores para tus necesidades personales de cuidado de la piel. Ya sea que estés enfocada a corregir la hiperpigmentación, calmar los brotes o conseguir una piel más luminosa, estos productos generalmente se concentran con ingredientes activos. Puedes mezclar y combinar diferentes tratamientos juntos. La regla general aquí, y siempre, es aplicar desde la textura más fina hasta la textura más gruesa.

Este paso de la rutina coreana para piel sensible, mixta o grasa es particularmente importante porque brinda una oportunidad para que realmente conozcas tu piel.

Es posible que te preguntes cuál es la diferencia entre sueros y ampollas. Son muy similares porque son fórmulas concentradas diseñadas para ayudar a combatir un problema específico de cuidado de la piel. Típicamente, las ampollas están un poco más concentradas y, por lo tanto, son más potentes que los sueros.

PASO 6. Contorno de ojos

El área del ojo es la zona más delicada de la cara con la piel más delgada, similar al área del cuello. Esto significa que la pérdida de humedad ocurre más rápido, y es por eso que comenzamos a ver arrugas y líneas finas alrededor de los ojos antes que otras áreas de la cara. Mantener el área de los ojos bien hidratada es clave para mantener saludable el área de los ojos. Una recomendación es que lo más pesado no siempre es mejor para el área de los ojos. A veces, el área del ojo también puede formar milia más fácilmente (protuberancias blancas molestas) si una crema para los ojos es demasiado oclusiva y pesada.

PASO 7. Crema hidratante

Sellar todo para bloquear la humedad y todos los tratamientos que acabas de aplicar es el toque final. En este paso lo mejor es optar por un humectante que sea adecuado para tu tipo de piel. Por ejemplo, para los tipos de piel más secos, las hidratantes más grasas son una gran opción ​​con unas gotas de aceite facial mezclado. Para los tipos de piel más grasos, los humectantes a base de gel son los más apropiados.

PASO 8: Factor de protección solar

Este es el paso más importante para proteger tu piel. Aunque esté nublado, todas las mañanas aplica Factor de Protección Solar. Y si sales al sol, recuerda volver a aplicar a las dos horas. Encontrarás cremas hidratantes con protección solar incorporada, e incluso «BB cream» con protección y color incorporados.

Con este gesto, ayudas a proteger tu piel contra el cáncer, pero también previenes las arrugas y las manchas.

PASO 9. Exfoliación

Dependiendo del exfoliante, puedes exfoliar diariamente o algunas veces por semana (consulta las indicaciones del fabricante). Típicamente, este paso viene después de la limpieza y antes de tonificar.

La exfoliación es un paso importante para incluir en tu rutina de cuidado de la piel, ya que el proceso de renovación celular se ralentiza a medida que envejecemos, y las células muertas de la piel pueden causar problemas que eventualmente conducen a brotes potenciales, piel menos luminosa y menos absorción de los productos faciales.

PASO 10. Mascarillas

Las máscaras de lámina o sábana son especialmente buenas porque son fáciles de usar, no se necesita lavado, e inundan la piel con hidratación e ingredientes activos. Utiliza una máscara de sábana después de limpiar y tonificar, y luego séllala con un humectante.

Si intentas prepararte para un gran evento, un gran truco es usar una máscara de láminas diariamente durante cinco días seguidos. Tu piel estará luminosa y jugosa el quinto día.

Si bien esto puede parecer que son demasiados pasos, toda esta rutina lleva menos de unos minutos una vez que la dominas. Si buscas ese resplandor saludable esta rutina puede transformar realmente su piel.

También te puede interesar:

8 mitos de la menopausia que tienes que dejar de creer

8 mitos de la menopausia que tienes que dejar de creer

Escrito por Flota | Salud |

Si hay una verdad absoluta es que no hay dos mujeres iguales, y ninguna mujer experimentará la menopausia de la misma manera. Curiosamente las mujeres tienden a caer en dos polos: un grupo está esperando la menopausia porque están cansadas ​​de tener el período. El segundo grupo teme sufrir en esta etapa; estas mismas mujeres suelen temer al proceso de la menopausia por la aparición de síntomas de envejecimiento prematuro.

En realidad, la duración de la menopausia se experimenta de manera diferente por parte de cada mujer, y ciertamente no necesita ser algo malo o aterrador. De hecho, la menopausia puede ser un momento de liberación y una oportunidad para gozar de salud y felicidad. Así que veamos qué es verdad, qué es ficción y descubramos formas de encararlo felizmente.

MITO 1. La menopausia solo ocurre a los 50 años

No existe edad para la menopausia. Inicia cuando la función ovárica comienza a disminuir. La edad promedio de la menopausia es aproximadamente a los 51. Sin embargo, muchas mujeres experimentan síntomas iniciales de menopausia a los 40 años, mientras que otras lo superan a los 50 años. A menudo, puedes medir cuándo puedes pasar por la menopausia de acuerdo con tu madre o abuela, ya que parece ser hereditaria. La menopausia es oficial cuando los períodos cesan durante un año. La menopausia temprana puede ocurrir debido al tabaquismo, la quimioterapia, la radioterapia o la extirpación quirúrgica de los ovarios.

MITO 2. No dura mucho

En realidad, puede pasar bastante tiempo hasta que concluya. De hecho, la transición puede llevar años, y durante este tiempo los períodos aparecen y desaparecen en intervalos irregulares, y su consistencia es muy variada.

Durante este tiempo de transición, la función de los ovarios oscila, lo que lleva a fluctuaciones en los niveles de hormonas sexuales o el estrógeno y la progesterona. Es esta inestabilidad de la hormona que conduce a la variabilidad de los períodos. Lo que genera que la menopausia tenga síntomas como sofocos, sudores nocturnos, sequedad vaginal, irritabilidad y cambios de humor. En otras palabras, puedes experimentar síntomas de premenopausia durante muchos años antes de que tu período se detenga definitivamente.

MITO 3. Todos los sofocos son iguales

Aunque del 70 al 75% de las mujeres tienen sofocos y sudores nocturnos, el resto no. Dentro de este rango de mujeres que experimentan bochornos, algunas experimentan agitaciones extremadamente intensas, mientras que otras experimentan solo síntomas menores.

Algunas mujeres experimentan estos síntomas desde 11 años antes de su último período hasta poco después de la menopausia, mientras que otras son de inicio tardío porque experimentan los síntomas al final, cerca del tiempo de su último período.

Existen varios factores como la raza, el peso, los hábitos de salud y la educación que desempeñaron un papel en estos patrones. Por ejemplo, el consumo excesivo de alcohol se asocia con experimentar síntomas negativos durante más tiempo, mientras que la obesidad, la depresión y la ansiedad se asocian con una aparición más temprana de los síntomas.

MITO 4. Los únicos síntomas son los bochornos

Durante el período de transición y en la menopausia, se puede experimentar:

– Problemas para dormir

– Cambios de humor

– Falta de energía

– Sequedad vaginal

– Hinchazón

– Sensibilidad mamaria

– Dolor en las articulaciones

– Irritabilidad

Un estudio reciente mostró que las mujeres con artritis reumatoide sufren una mayor disminución en el funcionamiento físico con la menopausia. De manera similar a los bochornos, estos síntomas pueden verse influídos por los factores del estilo de vida, el peso, el tabaquismo, el consumo de alcohol, la educación y el nivel socioeconómico.

MITO 5. El reemplazo hormonal, la única terapia

Aunque la terapia de reemplazo hormonal puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas de la menopausia, existen otras maneras de reducir la frecuencia y la intensidad de los síntomas. El ejercicio regular puede controlar los sofocos, mejorar el estado de ánimo y el sueño, controlar el peso y disminuir la fatiga.

Otras formas de reducir los síntomas incluyen abordar los factores que se han asociado con el empeoramiento de los síntomas, como la obesidad, la depresión y la ansiedad, el consumo de alcohol, una dieta deficiente y el tabaquismo. Las técnicas de reducción de estrés, una dieta basada en plantas y una mayor ingesta de fitoestrógenos, más ejercicio, menos alcohol y trabajar con un terapeuta son, por lo tanto, algunas modalidades que pueden utilizarse para sentirse mejor.

MITO 6. Se irá el deseo sexual

Es cierto que la disminución de las hormonas sexuales puede causar un cambio en la libido, pero parece que en realidad no se debe a la fluctuación hormonal. Por el contrario, es más probable debido a la mentalidad de depresión e irritabilidad, los niveles de energía y los factores de estilo de vida como estar ocupado y estresado.

Si disfrutaste del sexo antes de la menopausia, es probable que continúes disfrutándolo. El único inconveniente puede ser la sequedad vaginal que puede ocurrir con la caída de los niveles de estrógeno, lo que puede provocar relaciones sexuales dolorosas. En este caso, pequeñas dosis de cremas y lubricantes de estrógeno pueden solucionar el problema.

MITO 7. Ganarás peso

Cada vez que las hormonas fluctúan en tu cuerpo, tu metabolismo puede verse afectado, y esto significa que si se desacelera, es posible aumentar de peso. Una vez dicho esto, no hay evidencia de que la menopausia produzca un aumento de peso aunque los investigadores han descubierto que debido a la disminución de los niveles de estrógeno, el almacenamiento de grasa puede cambiar desde las caderas y los muslos hasta el abdómen, lo que hace que muchas mujeres ganen más grasa abdominal.

Con la combinación de cambios de grasa y un metabolismo lento, junto con un estilo de vida sedentario, la propensión a subir de peso puede aumentar. Sin embargo, si comes saludablemente y haces ejercicio regularmente, alrededor de 30 minutos al día de actividad aeróbica moderada cinco veces a la semana y algo de entrenamiento con pesas, el aumento de peso no solo se evitará, sino que la masa muscular y la salud ósea mejorarán.

MITO 8. Nadie se salva

Esta declaración realmente no es verdad. Aunque algunas mujeres experimentan una inmensa variedad de síntomas, muchas mujeres experimentan cambios muy leves. Lo que sí sabemos es que las mujeres que tienden a cuidarse a sí mismas mejor, hacen ejercicio, comen saludablemente, mantienen una actitud positiva, meditan, socializan, etc., mejoran mucho, navegando a través de la menopausia felices y sin esfuerzo.

También te puede interesar:

Trucos para volver a dormir si te despiertas en medio de la noche

Trucos para volver a dormir si te despiertas en medio de la noche

Escrito por Flota | Salud |

Si hay algo bastante molesto es despertar en medio de la noche, agotado y sin poder volver a conciliar el sueño de nuevo. Y a toda esa molestia se puede sumar el hecho de que tu pareja yace a tu lado durmiendo de forma placentera, incluso hasta roncando. Esta es una situación que nos ha ocurrido a todos alguna una vez en la vida, merece dedicar unas líneas a recomendar algunos consejos y trucos para volver a dormir y no desvelarse.

Hay quienes continuamente pierden el sueño a mitad de la madrugada, haciendo que el día siguiente se convierta en toda una pesadilla, lleno de estrés desde las primeras horas de la mañana y haciendo parecer que el día se hace eterno mientras los minutos transcurren.

Los ciclos de sueño

¿Qué podemos hacer cuando esto nos sucede? ¿Cómo podemos volver a dormir si nuestro sueño se ha interrumpido?

Lo primero que debemos entender es que despertamos varias veces durante la noche a causa de los ciclos del sueño. El sueño nocturno se organiza en cuatro o cinco ciclos comprendidos a lo largo de aproximadamente 8 horas.

Es normal despertar después de un ciclo, dar una vuelta en la cama, cambiar de posición y volvernos a dormir. Es decir, que sin querer despertamos varias veces durante la noche, así que realmente el problema no es despertarse sino volverse a dormir. Por esta razón te recomendamos consejos para volver a dormir después de desvelarte.

Razones por las que nos desvelamos

Hay diversidad de motivos, pero la mayor parte de nuestro problema para dormir radica en nuestros pensamientos. Vivimos en un mundo acelerado y demandante que nos obliga a llevar todos nuestros problemas a la cama, antes de dormir solemos pensar en las posibles soluciones y nos cuesta desconectar la mente de todo. El estrés del día a día provoca esa sensación de estar cansado y a la vez activo que no nos permite descansar. Quienes tienen demasiadas ocupaciones durante el día al principio duermen bien pero cuando se despiertan su cerebro está alerta, tanto, que no pueden volverse a dormir.

La depresión es otra razón por la que muchos no duermen toda la noche. Generalmente las personas con cuadros depresivos se despiertan muy de mañana, incluso de madrugada y no pueden volver a dormir.

Por último, beber mucho alcohol puede alterar el sueño. Ingerir solo un poco de alcohol puede ayudar a relajarnos un poco antes de dormir, pero beber demasiado puede provocar que el sueño sea fragmentado, impidiendo el descanso completo toda la noche.

Me he desvelado. ¿Cómo volver a dormir?

Desarrolla una buena higiene del sueño

Si eres una persona muy ocupada y cuentas preocupaciones en vez de ovejitas antes de dormir, te recomendamos que hagas una lista de todas las cosas pendientes que tienes por hacer para vaciar tu mente y estar relajado a la hora de ir a la cama. Una buena higiene del sueño te garantizará un noche de descanso. 

Cuenta ovejitas

Aunque parezca un tópico, es útil para volver a conciliar el sueño. No tienen que ser ovejas, pueden ser manzanas, personas, coches, colores, actores favoritos o cualquier otra cosa. El objetivo es desarrollar una terapia de distracción que pueda sacar de tu mente el estrés y la necesidad de dormir toda la noche o cualquier otra preocupación. Los pensamientos tontos son los que nos mantienen despiertos, como por ejemplo, «tengo que comprar más frutas, necesito llevar el niño al dentista, debo poner la lavadora antes de ir al trabajo», etc. Por lo que distraer la mente con pensamiento positivos y agradables resulta un arma poderosa.

Evita a toda costa

  • Mirar el reloj cuando despiertas. Parece una tontería, pero saber que restan pocas horas para el amanecer nos pone los nervios de punta.
  • Jugar con el teléfono o tableta. Quizás el juego termine siendo más emocionante que el descanso. Recuerda que tu cerebro debe entrar en reposo en vez de activarlo más de la cuenta y las pantallas no ayudan.
  • Encender el televisor. Si pones una película, lo más seguro es que una horas más tarde estés ansioso por querer saber su final, es preferible meditar o leer algo sin mucho interés.
  • Obligarte a dormir. No debes forzar la idea de querer dormirte rápidamente, debes relajarte y poner tu mente en blanco, en vez de pensar repetitivamente que debes volver a dormir.

Consulta a un especialista del sueño

Si desde hace algún tiempo se ha hecho constante los problemas para conciliar el sueño, ninguno de los trucos sobre cómo volver a dormir después de despertarse han dado resultados positivos y estas desesperado hasta el punto de que quisieras tomar pastillas, lo mejor es buscar una solución a corto plazo. Consulta con un especialista del sueño para tratar de entender lo que está pasando, quizás la solución es mucho más sencilla de lo que crees, pero debe ser un profesional el que dé con la clave.

No dejes que nada robe ese espacio de tiempo tan preciado en donde el cuerpo y la mente se toman un merecido descanso. No permitas que nada lo estropee, porque dormir es un placer que se debe disfrutar todas las noches.

También te puede interesar:

Cómo cuidar la alimentación de los niños en verano

Cómo cuidar la alimentación de los niños en verano

Escrito por Flota | Salud |

Con el fin del curso escolar y el comienzo de las vacaciones de verano, muchas familias tienen dificultad para suplir el servicio de comedor con un menú variado y equilibrado dentro de unos horarios flexibles en cuanto al tiempo dedicado a comer, dormir, de ocio y actividad física. Sumado a otros factores, como el consumo de comida rápida de escaso valor nutricional y a precios muy económicos o el acceso libre a dispositivos móviles y de entretenimiento sedentario, el descontrol vacacional podría contribuir a descuidar la alimentación de los niños. Un hecho directamente relacionado con los índices de sobrepeso y obesidad infantil, que en nuestro país se han cuadriplicado en las últimas cuatro décadas.

Para revertir esta tendencia, recalcan los expertos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), urge modificar la dieta y hábitos de vida poco saludables que influyen en el crecimiento y desarrollo de los menores y que elevan su riesgo de padecer en edad adulta enfermedad cardiovascular, diabetes tipo dos, hígado graso, hipercolesterolemia o hipotiroidismo. Fomentar una cultura nutricional significa no sólo centrarse en el aspecto saludable o propiedades organolépticas de los alimentos –color, sabor, textura y aroma–, sino también satisfacer los requerimientos nutricionales relacionados con el crecimiento somático y el desarrollo psicoafectivo del menor.

Implicar a los niños en la alimentación

“Para empezar, es fundamental implicar a los niños en las tareas relacionadas, desde el momento de la compra para familiarizarse con el aspecto natural de los alimentos hasta el emplatado”, señala Carmen Escalada, nutricionista clínica del centro. Los pequeños tienden a imitar los adultos y no conviene ponerlos en una mesa separada o darles platos diferentes. Hay que respetar su hambre y apetencia sin obligarles que tomen determinado alimento, porque esto sólo aumentará su rechazo.

Los niños diestros suelen comer antes y mejor la comida situada a su derecha y los zurdos, los de la izquierda; por ello, debemos colocar los ingredientes que el niño come peor en el lado correspondiente.

Un error frecuente es servir al pequeño un plato saturado de comida esperando que se lo acabe. Esta estrategia no funciona y solo puede convertir la hora de la comida en una batalla campal. Sería mejor que haya espacios libres entre los alimentos y que éstos tengan formas divertidas como, por ejemplo, palmeras dibujadas de fruta, caras con melenas hechas de calabacín en tiras, etc. A veces no es el alimento que genera el rechazo del niño, sino la forma en que está cocinado, de modo que podemos probar a dárselo como un plato completamente distinto.

Verduras

Se las podemos dar en purés de diferentes colores (naranja con calabaza o zanahoria, blanco con puerros, rojo con tomate o morado con remolacha o lombarda), muy trituradas en salsa para pasta o guisos de carne o pescado, cortadas como espaguetis con una salsa boloñesa o como base de pizza (coliflor, calabacín o berenjena).

Pescado

Se lo podemos dar en forma de hamburguesas para evitar espinas, con especias aromáticas para reducir un sabor y olor intenso, con salsas saludables (cítricos, pil pil, piquillo, a la gallega) o en conserva.

Ternera

Escoger cortes más jugosos como el lomo alto o el entrecot y prepararlos en taquitos dentro de guisos, picados en albóndigas o como filetes rusos.

Legumbres

Se pueden dar en guisos y sopas, como pasta elaborada con harina de legumbres, en hummus o como pasta en tostadas, y en forma de albóndigas o hamburguesa.

Leche

En forma de yogures no azucarados, quesos de calidad o sustituirla por bebidas vegetales de almendra, soja o arroz. Se utiliza para dar cremosidad de salsas, purés y helados caseros con fruta.

Fruta

Su color, sabor y textura nos permiten presentarla ya pelada y cortada en macedonias, brochetas, gelatinas, bañada en chocolate negro o con divertidas formas hechas con moldes de galletas.

VER TAMBIÉN | Recetas divertidas para que los niños coman fruta

En cualquier caso, es importante recordar que ningún alimento es esencial para la salud del niño siempre y cuando coma variado, ya que ningún nutriente está exclusivamente presente en un alimento, recalcan desde IMEO.

Micronutrientes

“Los micronutrientes, a diferencia de los macronutrientes, son sustancias contenidas en los alimentos, que no aportan energía y que son necesarios en cantidades mínimas; sin embargo, desempeñan un papel fundamental en distintos procesos metabólicos y bioquímicos de nuestro organismo y de allí su importancia en la edad de crecimiento”, apunta Sonia Peinado, experta en nutrición pediátrica del IMEO.

Este grupo engloba principalmente las vitaminas y, en menor proporción, los minerales que se encuentran en forma ionizada en el cuerpo y participan en distintas funciones estructurales, reguladoras y hormonales. El hierro, magnesio, zinc, calcio, cromo y selenio, por ejemplo, juegan un rol importante a la hora de calmar el cerebro, relajar los músculos y disminuir los niveles de estrés. Además, ayudan a excretar metales pesados del cuerpo, prevenir alergias, mitigar el cansancio, mejoran las habilidades cognitivas y favorecen el proceso de aprendizaje.

En cuanto las vitaminas, básicamente distinguimos las hidrosolubles (C y las del grupo B) que se pueden obtener de cítricos y verduras de hoja verde y se eliminan a través de la orina y liposolubles (A, D, E y K) presentes en lácteos y aceites vegetales, cuyo exceso se almacena en los tejidos grasos del cuerpo, por lo que su toma no es obligatoriamente diaria.

Minerales esenciales para el niño

Potasio y Magnesio

Intervienen en la transmisión del impulso nervioso, la contracción muscular y síntesis de proteínas. Podemos encontrar el primero en distintas frutas (naranja, plátano, melocotón) y verduras (pimiento rojo, espinacas, berros), así como en algunos cereales, legumbres, carnes y lácteos. El segundo mineral está presente en legumbres, frutos secos, cereales integrales, verduras de hoja verde oscura, marisco y cacao.

Calcio

Interviene en la estructura del esqueleto y la relajación muscular. Lo encontramos en los productos lácteos (leche, quesos, yogures), pequeños peces de mar y de río (como las sardinas y arenques) y en menor proporción en cereales y legumbres.

Hierro

Necesario para la creación de hemoglobina encargada de transportar oxígeno a los tejidos. Se encuentra en las verduras de hoja verde (acelgas, coles, espárragos, escarola, endibias, brotes de soja, nabos, berros, guisantes), legumbres (alubias, germen de trigo, soja en grano, pan), cereales y frutos secos.

Cobre

Ayuda al hierro a transportar la hemoglobina e interviene en la formación del color de piel y cabello. Podemos encontrarlo en cereales de grano entero, setas, champiñones y patatas, vísceras y legumbres.

Cinc

Participa en algunas funciones inmunitarias y en curación de heridas. Se encuentra en la mayoría de los alimentos de origen vegetal y animal, pero las fuentes más ricas tienden a ser alimentos ricos en proteínas, como la carne, alimentos de mar y huevos.

Cromo

Interviene en la regulación de los niveles de glucosa e interviene en el metabolismo de las grasas y en la coagulación. Podemos encontrarlo en alimentos de origen vegetal (espinacas, brócoli, berros, lechuga, pimiento, cebolla, judías verdes, guisantes), frutos secos, maricos y vísceras.

Cobalto

Es un componente de la vitamina B12 presente en verduras de hoja verde, almejas, ostras e hígado.

Flúor

Interviene en el desarrollo del esmalte dental y en el fortalecimiento de los huesos. Generalmente no se necesita consumir en los alimentos porque el agua corriente está fluorizada.

Sodio

Interviene en el equilibrio de líquidos y la transmisión del impulso nervioso. Lo encontramos en forma de sal de mesa, en conservas, adobos y en productos de comida rápida y la dosis recomendada diaria para los niños menores de 14 años es 3-4 gr de sal, que sería la mitad de una cucharadita de café.

Recetas para conquistar a los niños

Bocaditos saludables

“La opción clásica sería con pan integral, artesanal o de semillas, desechando así las variedades de pan blanco o congelado de escasa calidad”, señala Andrea Marqués, nutricionista y experta en gastronomía del IMEO. Podemos rellenarlo de jamón serrano o ibérico, humus o aguacate triturado.

Para variar, podemos montar un bocadito con tortitas de maíz, lonchas de pavo y queso light y añadirle algún vegetal, como lechuga y tomate en rodajas.

También hay opción sin pan. Cortamos un tomate mediano a la mitad, lo vaciamos, mezclamos la pulpa con una lata de atún y queso fresco, lo rellenamos y ¡listo para tomar!

Mini pizzas vegetales de berenjena y calabacín

Ingredientes: berenjena, calabacín, tomate, aceite de oliva, queso parmesano y champiñón y una pizca de sal.

Lavamos y cortamos la berenjena y el calabacín en rodajas. Preparamos un sofrito con un chorrito de aceite de oliva, el tomate natural previamente triturado y una pizca de sal. Cuando el tomate esté en su punto añadimos el champiñón cortadito y lo salteamos.

Colocamos la berenjena y el calabacín en rodajas en la bandeja del horno, colocamos encima el sofrito de tomate y champiñón y le añadimos queso parmesano rallado. Lo introducimos al horno 4 min a 200ºC y listo para tomar.

Polos de frutos rojos y yogur

Ingredientes: 200 gr de frutos rojos (fresas, frambuesas, arándanos) de un tipo o mezclados, 250 gr de yogur natural y almíbar hecho con 30 gr de azúcar moreno y 75 ml de agua.

Preparación:lavamos y limpiamos los frutos rojos y los trituramos. Preparamos el almíbar con el azúcar y el agua. Mezclamos la pulpa de la fruta triturada, el yogur natural y el almíbar y rellenamos los moldes para polos. Colocamos un palillo en cada polo y los llevamos al congelador durante al menos 12 horas.

Crema de calabaza y queso

Ingredientes: 500 gr de calabaza, 30 gr de queso parmesano, aceite de oliva, caldo de verduras y una pizca de sal.

Preparación: cortamos la calabaza en cuadraditos y la salteamos a la sartén con un chorrito de aceite de oliva. La tapamos para que se ablande y coja más sabor y le añadimos una pizca de sal. Tras unos 5-8 minutos añadimos el caldo de verduras, dejamos que rompa hervir y a continuación bajamos el fuego y lo cocinamos durante unos 15-20 min. Añadimos unos 30 gr. de queso parmesano al caldo y lo dejamos a fuego lento otros 10 minutos. Finalmente trituramos todo y podemos añadirle agua, si lo queremos menos espeso. La crema de calabaza suele ser muy atractiva para los más pequeños, por su sabor dulce y su color anaranjado.

De beber, agua

Lo ideal es que los niños se acostumbren a tomar como bebida agua. Otras opciones podrían ser un vaso de leche semidesnatada, un zumo de frutas recién exprimidas o refrescos “cero” de forma ocasional.

De postre, una pieza de fruta o yogur, serían la opción más saludable.

También te puede interesar:

Consejos para comer sano fuera de casa

Consejos para comer sano fuera de casa

Escrito por Flota | Salud |

Cuando alcanzas tu peso ideal y a veces dejas de disfrutar de una comida fuera de casa porque te preguntas ¿qué comer fuera de casa para no engordar?. O quizás tienes una comida a la que tienes que renunciar ante el gran dilema: ¿qué comer en un restaurante si estas a dieta?. No necesariamente debes perder la libertad y la alegría de disfrutar una comida fuera de tu hogar. Incluso muchas personas hoy en día se ven obligadas a comer fuera de casa como práctica habitual por la vida tan ajetreada que llevan. Y es que ya son pocos los privilegiados que pueden disfrutar de comida recién hecha en sus casas. Por eso, pensamos que pueden serte útiles estos consejos para comer sano fuera de casa.

Aunque no lo creas, siempre hay opciones de comidas, bocadillos y bebidas más saludables cuando estás fuera de casa. Solo tienes que saber identificarlas y tener un poco de voluntad. Disfrutarás más de la comida y no pondrás en riesgo tu salud. No todas las opciones disponibles son las más altas en grasas saturadas, azúcares añadidos y sal añadida.

Sigue estos consejos útiles y aprende a comer sano fuera de casa:

1. Aplica el «método del plato»

• 50% del plato con verduras y hortalizas, pueden ser crudas o cocidas.
• 25% del plato debe aportar hidratos de carbono: patata, boniato, arroz integral, pasta integral, quinoa, mijo, cuscús, trigo sarraceno, etc. También puedes completar tu comida con un poquito de pan integral y hacerla igual de saludable.
• 25% del plato tiene que ser proteína de origen animal: carne, pescado, huevo, legumbres, tofu, seitán, etc. Las proteínas nunca pueden faltar.
• Fruta como postre y agua como bebida.

 VER TAMBIÉNEl método del plato para seguir una dieta saludable

2. Pídelo a tu manera

Cuando vayas a un restaurante puedes solicitar cambios en el menú según tu gusto. Por ejemplo, si hay algún alimento frito, pídelo a la parrilla o al vapor. Si ves que ofrecen patatas fritas, pide un poco de verdura o ensalada en su lugar. Pide porciones de carne más pequeñas y una porción más grande cuando se trate de vegetales.

Simplemente solicita la comida a la manera que deseas y en las proporciones que necesitas. Seguramente el restaurante te complacerá.

3. Comienza con una ensalada

Antes de pedir cualquier otra cosa del menú, elige una ensalada. Investigaciones recientes descubrieron que quienes comen una gran cantidad de ensalada antes del plato principal, consumen menos calorías en general. Pero debes tener en cuenta que las ensaladas no pueden ser grasas. Deja a un lado las que lleven beicon, quesos grasos, salsas contundentes, rebozados, etc.

Esto significa que debes evitar cualquier tipo de salsa cremosa como las de las ensaladas de pasta, las ensaladas césar, de col, etc. Lo mejor es pedir verduras crudas o bien marinadas y hasta podrías agregarle frutas o nueces. Las frutas como el mango, kiwi, melón y pera son el ingrediente secreto de las ensaladas de cuatro estrellas.

Evita las ensaladas cargadas de queso y carnes. O las ensaladas italianas porque son un desafío para la salud, ya que contienen salami, jamón picante y queso. Pide una ensalada que contenta solo verduras.

4. Agua y más agua

Considera siempre llevar contigo una botella de agua. Pídela como bebida en tus comidas y bebe mucha agua mientras comes. Te ayudará a disfrutar más de la comida y enviará un mensaje a tu cerebro de que estás más lleno, antes de que tu plato esté vacío.

En las comidas señaladas, olvídate de las bebidas sofisticadas. Si deseas pedir una bebida alcohólica,  evita los cócteles atractivos, aunque lleven fruta, ya que incluyen mucho azúcar que solo agrega calorías. Es mejor elegir un vaso de vino o una cerveza a modo de excepción. Aunque la mejor opción siempre es el agua.

5. Platos principales

Pide que los platos principales sean sanos, ligeros y bajos en grasa. Muchos restaurantes hoy en día enumerarán las calorías y el contenido nutricional de los alimentos. Puedes pedir la opción de pescado en el menú, siempre que no sea frito.

Tienes muchas opciones cuando se trata de pedir marisco: pueden ser al vapor, al horno, a la parrilla o salteados, por ejemplo.

Evita a toda costa los grandes platos de pasta y arroz que están acompañados con pocas verduras y salsas altas en grasa con queso o nata. En vez de eso, asegúrate de elegir un pedazo de carne magra, pollo sin piel o mariscos.

Recuerda las diferentes opciones saludables: al vapor, sartén, estofado, escalfado, al horno, asado o a la parrilla.

6. De postre, fruta o yogur

Decide saltar postres suculentos como tartas, helados y demás opciones, aunque sean «caseras».  Elige algo más saludable como una fruta o yogurt para terminar la comida con un bocado dulce.

7. No confundas términos

Bajo en carbohidratos no significa bajo en calorías, así que ten mucho cuidado con esos menú cuyas opciones sean bajas en carbohidratos. Debes aprender a leer entre líneas, ya que cualquier descripción del menú que use las palabras cremoso, empanado, crujiente, salteado o relleno seguramente contenga una buena cantidad de grasas escondidas.

Muchas de esas grasas son saturadas o incluso grasas trans. Otros términos de los que te debes alejar son: frito, gratinado, salsa de queso, festoneado, empanado, etc.

Si quieres alguna caloría extra, es mejor pedir que los aderezos y las salsas se sirvan por separado para que puedas agregar una cantidad menor y a tu gusto, así podrás controlar las grasas adicionales.

8. Entrantes y aperitivos

Pide que te sirvan la mitad del entrante o que dividan el plato fuerte para que compartas con tu acompañante. Obtendrás una porción más pequeña y saludable.

Si ves que hay buenas opciones entre los aperitivos, a base de mariscos y vegetales, considera omitir el plato principal y las pastas a cambio de aperitivos dobles. A veces basta hacer ese cambio para llenarte.

Evita la cesta de pan, mientras esperas la comida pide un plato de verduras crudas o bien elige unos picos de pan, que no sea demasiado.

RECUERDA: No debes etiquetar ningún alimento como bueno o malo, pero si debes diferenciar entre un alimento que se puede comer «todos los días» y otro que se debe comer «de vez en cuando». Controlar el tamaño de las porciones o compartir lo que has pedido, son otras herramientas para disfrutar de una comida saludable y rato agradable. Recuerda que querer es poder y tu cuerpo lo merece.

También te puede interesar: