Cuidamos de ti y de tu hogar

Salud

Diez superalimentos beneficiosos para el cerebro

Diez superalimentos beneficiosos para el cerebro

Escrito por Flota | Salud |

Cuando piensas en dieta o en alimentación es probable que solo estés pensando en cuestiones como el peso, las calorías o el colesterol. Pero todo lo que comemos influye en la buena salud de nuestra piel, nuestros, huesos y articulaciones, nuestro corazón,… y nuestro cerebro. Porque hay alimentos cuya composición resulta beneficiosa para la memoria, la atención o la prevención de enfermedades neurológicas.

Estos son algunos de los alimentos más beneficiosos para la salud de nuestro cerebro:

Salmón: es rico en ácidos grasos omega 3 que mejoran el rendimiento del cerebro. Además, el pescado en general es fuente de fósforo, un nutriente esencial para la buena memoria.

Brócoli: contiene una vitamina llamada colina que estimula el crecimiento de células cerebrales así como sus conexiones. También potencia la memoria y la capacidad cerebral gracias a la vitamina K.

Nueces: en general todos los frutos secos, pero más si hablamos de nueces, sus ácidos grasos omega 3 mejoran las habilidades congnitivas y la memoria. Además de esto, son una buena fuente de magnesio y vitamina B6, que protegen el cerebro.

Arándanos: potencian la memoria gracias a su contenido en flavonoides y mejora la función de aprendizaje del cerebro. Además, por sus poderes antioxidantes protege al cerebro de los radicales libres, ayudando a prevenir enfermedades como el alzhéimer.

Espinacas: rica en potasio, permite mejorar la memoria y la rapidez mental. Asimismo, su contenido en antioxidantes y vitaminas y minerales en general, protege las neuronas del deterioro y previene la demencia

Tomate: contienen licopeno, un poderoso antioxidante que protege al cerebro del daño de los radicales libres. Asimismo, favorece la prevención de accidentes cerebro-vasculares.

Chocolate negro: chocolate amargo es rico en antioxidantes, beneficiosos para la salud del cerebro. Pero además favorece la buena circulación en el cerebro, mejorando la concentración y la rapidez mental.

Semillas de chía: originaria de México, Guatemala y Nicaragua, esta semilla estimula la actividad neuronal y es además una gran fuente de omega 3. Propiedades que previenen el envejecimiento cerebral. 

Calabaza: su alto contenido en ácido fólico y vitamina B12 previene el daño cerebral, mejora las conexiones neuronales y la memoria. 

Cúrcuma: es la sustancia amarilla que se obtiene de la raíz que lleva el mismo nombre. El Centro de Investigación del Alzheimer de la Universidad de California descubrió que este ingrediente previene la enfermedad. Asimismo, estudios previos habían demostrado que es capaz de evitar la neuroinflamación, relacionada con algunos trastornos neurológicos frecuentes.

También te puede interesar:

Ocho alimentos saludables para el corazón

Ocho alimentos saludables para el corazón

Escrito por Flota | Salud |

Las estadísticas indican que hoy en día las enfermedades del corazón son la primera causa de muerte en España y cada año se cobran la vida de 17 millones de personas en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud esta cifra se puede reducir nada menos que hasta en un 80% si se sigue un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada y ejercicio físico y elimine hábitos nocivos como el tabaco.

Los expertos en nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad resaltan las cualidades de algunos alimentos con demostrado poder cardioprotector en numerosas publicaciones científicas. Se trata de alimentos que ayudan a disminuir la hipertensión, a reducir el colesterol LDL (malo) y a prevenir las enfermedades del corazón:

1. Nueces: los médicos recomiendan consumir de 4 a 6 unidades al día por su contenido en ácido linolénico, que el organismo transforma en ácidos grasos omega 3, así como por los fitosteroles que aporta, que juegan un papel importante en la reducción del colesterol.

2. Jamón ibérico: es saludable consumir hasta 150 gramos al día, sobre todo si se trata de jamón ibérico de bellota. En general, es considerado por los expertos en nutrición un «superalimento» que nos aporta hierro y vitaminas del grupo B que favorecen el buen funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso. Asimismo, el jamón ibérico contiene pocas grasas saturadas y es rico en ácidos grasos monoinsaturados, con un aporte de colesterol inferior al del pollo o el pavo.

3. Vino tinto: se considera que un copa de vino tinto a diario en la cena (unos 150 ml) es saludable para el corazón, ya que contiene polifenoles, que tienen poder antioxidante, efecto antiinflamatorio y reducen la presión arterial. La potencia terapéutica del resveratrol y los taninos se encuentra principalmente en la piel de la uva, que en el caso del vino tinto se usa por completo durante la maceración, algo que no ocurre con el vino blanco, y sólo en la fase inicial de elaboración del vino rosado.

4. Pescado azul: según los expertos del IMEO lo ideal sería consumirlo tres veces por semana porque tiene gran capacidad para disminuir los triglicéridos plasmáticos, aumentar la vasodilatación arterial, reducir el riesgo de trombosis y la tensión arterial. Todos estos efectos ayudan a prevenir el riesgo cardiovascular.

5. Aceite de oliva: basta con dos cucharadas soperas al día de aceite de oliva virgen extra, rico en antioxidantes, ácidos grasos monoinsaturados, vitamina E y fitosteroles, todos ellos compuestos cardioprotectores. Se considera el aceite vegetal más seguro que existe, pero se ha de tomar con moderación, porque los ácidos grasos de cadena larga que se encuentran en él tienen más probabilidades de contribuir a la acumulación de grasa corporal que los ácidos grasos de cadena corta y media de la mantequilla, el aceite de coco o el aceite de almendra de palma.
Sin embargo, los expertos advierten que las cantidades de antioxidantes presentes en los aceites pueden disminuir cuando se exponen a altas temperaturas en los procesos de cocción y dejan de ser beneficiosos para la salud. Por esto es mejor consumirlo crudo.

6. Legumbres: lo aconsejable es comsumirlas 2 veces a la semana. Algunos fitoquímicos de las judías, habas, guisantes, lentejas o garbanzos están implicados de forma directa en la reducción del colesterol y en la prevención de la formación de la capa de ateroma que degenera en enfermedades cardiovasculares. Además, las lectinas favorecen el transporte de colesterol sanguíneo y su metabolismo y reducen así el riesgo de acumulación en las paredes de las arterias, mientras que las saponinas disminuyen la absorción de colesterol en el tracto digestivo.

7. Cereales integrales: un puñado a diario en el desayuno es recomendable ya que aportan fibra, que es un componente de muchos alimentos que contribuye a reducir significativamente los niveles de colesterol. Se encuentra en los cereales integrales, el salvado de avena, el germen de trigo, la avena integral, el pan integral y el arroz integral.

8. Frutos rojos: se recomienda su consumo tres o más veces a la semana por su alto contenido de antocianinas, que contribuyen a la protección de la pared interior de las arterias y al control de la presión arterial. Cerezas, moras, frambuesas, grosellas y uvas negras estarían también dentro de este grupo. Además, diversos trabajos constatan sus propiedades antioxidantes y antiradicales libres, así como sus efectos beneficiosos en el control metabólico de la glucosa y los lípidos.

También te puede interesar:

¿Qué galletas son más saludables?

¿Qué galletas son más saludables?

Escrito por Flota | Salud |

Las galletas son un producto que tradicionalmente se ha encontrado en las despensas de nuestras casas, aunque hoy ya nada tienen ya que ver en su diseño y composición con las de cuando éramos niños. De las tradicionales tipo María, se ha evolucionado hasta una amplia variedad de galletas infantiles que hoy en día podemos encontrar en el mercado, con sabores y formas pensados para encandilar a los más pequeños de la casa.

De entrada cabe destacar que ninguna galleta de las que podemos encontrar en los supermercados resulta 100% saludable, si bien siempre podemos optar por las alternativas menos perjudiciales para la salud.

La galleta María, la más saludableLa Asociación Española de Pediatría considera que «las galletas son un buen alimento para el desayuno y la merienda si se consumen en las cantidades adecuadas y dentro de una dieta variada». Y aunque las marcas nos aseguran en su publicidad que sus galletas son nutritivas y necesarias para su crecimiento, en realidad, si consultamos las etiquetas de la mayoría de las galletas comprobaremos que prácticamente la totalidad contiene una considerable cantidad de grasas saturadas y azúcares añadidos, nada saludables para niños y mayores.

Por eso, a la hora de elegir las galletas que vamos a comprar en el supermercado debemos fijarnos bien en las etiquetas, atendiendo especialmente a dos indicadores: las grasas saturadas y los azúcares. Así, cuanta menos grasa saturada y azúcar contengan las galletas, más saludables serán. Algo que suele coincidir precisamente con lo atractivo de la galleta.
¿Qué galletas son más saludables?

Estudios como los de la Organización de Consumidores y Usuarios o Eroski Consumer han llegado a la conclusión de que las tradicionales galletas tipo María son las más saludables para la alimentación, ya que presentan menos grasas saturadas que el resto, incluyendo las doradas. Estas últimas contienen una capa de grasas vegetales que las convierte en menos saludables.

El estudio de la OCU también confirma que el sabor es mejor cuanta más grasa tiene la galleta, algo que impulsa normalmente a pequeños y mayores a escoger las galletas menos saludables.

Además, los niveles de azúcar que contienen este tipo de procesados los convierten en alimentos poco aconsejables para la dieta de los niños y de los adultos en general.

Cantidad recomendada en desayunos y meriendas

Según la AEP, «tanto por su aceptación como por su valor nutricional» podemos recurrir a las galletas para los desayunos y meriendas de nuestros hijos si bien la cantidad recomendada no debe suponer más del 25% del aporte calórico diario. Esto supone unas cuatro galletas acompañadas de leche y una pieza de fruta, tanto en el desayuno como en la merienda.

También te puede interesar:

 

10 beneficios de comer arándanos

¿Conoces los beneficios de comer arándanos?

Escrito por Flota | Salud |

En general, cualquier fruta es un alimento muy recomendable, pero los arándanos figura sin duda en la lista de los famosos superalimentos. A la vez, se ha convertido en una fruta de moda gracias a Instagram, donde protagoniza multitud de instantáneas de recetas sanas y vistosas, en casi cualquier tipo de combinación.

Existen muchas variedades diferentes de arándano originarias de distintas partes del mundo. La que llega hasta nuestros supermercados es de un color púrpura azulado con una piel traslúcida y pequeñas semillas en su interior.

Propiedades nutricionales de los arándanos

Los arándanos, igual que otros frutos del bosque como las moras o las frambuesas, son una gran fuente de vitamina C, que protegen nuestro organismo de los radicales libres y favorecen la asimilación del hierro.

Asimismo, el arándano es una fruta muy interesante por aportar fibra soluble, que controla el nivel de azúcar en sangre y cuida el aparato digestivo.

Por otro parte, los arándanos son famosos por su alto contenido en fitoquímicos como las antocianidinas, responsables de su peculiar coloración azul. Estos compuestos ejercen una acción antioxidante en el organismo que nos protege ante diversas enfermedades.

Igualmente, esta fruta es baja en calorías, con lo que tomar un puñado de arándanos al día no reporta ninguna desventaja (salvo quizá para el bolsillo).

Beneficios para la salud

Aquí tienes varias buenas razones para comer arándanos:

Sistema circulatorio: las antocianidinas se han demostrado beneficiosas para reforzar los vasos sanguíneos, lo que reduce efectivamente el riesgo de enfermedad cardiovascular. También contienen potasio, calcio y magnesio, que ayudan a reducir la presión arterial.

Piel: los mismos fitonutrientes que resultan beneficiosos para el corazón refuerzan el colágeno de la piel y lo preservan. Esto redunda en una piel más joven y flexible. También su alto contenido en vitamina C es determinante para la producción de colágeno. Además de prevenir las arrugas, también previene el acné y las manchas,

Vista: se considera que los arándanos protegen contra la degeneración macular relacionada con la edad. De hecho, la leyenda cuenta que los aviadores de la Fuerza Aérea Británica consumían a diario mermelada de arándano para mejorar su visión nocturna.

Huesos: ricos en minerales (calcio, magnesio, hierro, manganeso, zinc y fósforo) y vitamina K, los arándanos mejoran la densidad ósea y la elasticidad de la estructura ósea.

Sistema digestivo: debido a su alto contenido en fibra, el arándano ayuda a combatir el estreñimiento.

Aparato excretor: el consumo frecuente de arándanos ayuda a prevenir las infecciones urinarias.

Colesterol: su alto contenido en fibra, en combinación con sus altos niveles de antioxidantes ayuda a disolver el colesterol malo (llamado LDL).

Glucosa: rico en fibra, el arándano ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre, evitando los picos de glucemia. Además, el consumo habitual de frutos del bosque en general se asocia con un menor riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Cerebro: las vitaminas y minerales de los arándanos, además de sus fitonutrientes, previenen la degeneración neuronal y favorecen la salud del sistema nervioso central.

Formas de incluir los arándanos en la dieta

Hay múltiples maneras de consumir arándanos en nuestro día a día, si bien el modo más saludable será siempre aquel en el que prevalezca el consumo de la fruta entera. Puedes añadir arándanos a los desayunos con cereales integrales (avena, copos de trigo, , al yogur, o simplemente tomarlos como postre o snack a lo largo del día. También puedes combinarlos con todo tipo de queso o añadirlos a tus ensaladas para dar un toque dulce y natural.

También te puede interesar:

Errores al hacer la compra que arruinan tu dieta

Errores al hacer la compra que arruinan tu dieta

Escrito por Flota | Salud |

¿Quién no ha acudido alguna vez al supermercado a por «un par de cosas» y ha salido por la puerta con el carro lleno? Con toda probabilidad, no solo será perjudicial para el bolsillo, sino también para el objetivo de una dieta sana. Como todo en la vida, contar con un plan y unas reglas a la hora de acudir al supermercado nos evitará algunos errores al hacer la compra que todos cometemos alguna vez.

¿Te suenan?

Ir al supermercado con hambre

Seguro que ya has comprobado los efectos de hacer la compra con el estómago vacío. Efectivamente cuando lo haces eres más susceptible a gastar en exceso y a comer cosas menos saludables de lo habitual. Así que asegúrate siempre de tomar al menos un tentempié antes de exponerte a la imagen de tanta oferta de comida ante tus ojos.

Hacer la compra sin una lista

Acudir al supermercado sin la lista de lo que necesitas te hace más vulnerable a las trampas del marketing y hace que sea más probable que vuelvas a hacer la compra en breve. Si te resulta más fácil, utiliza una aplicación para hacer la compra y ve anotando en tu teléfono los productos que vas necesitando para que a la hora de hacer la compra lleves la lista contigo con toda seguridad.

Comenzar por el pasillo equivocado

A veces la configuración de los supermercados nos lleva a comprar alimentos que no teníamos pensado adquirir o que nuestra dieta no necesita. Trata de comenzar siempre por los pasillos de los productos frescos, como frutas, verduras, carnes y pescados, luego los lácteos, después conservas y procesados sanos (integrales). La idea es que cuando solo te queden los pasillos de los ultraprocesados, tengas el carro lleno o la lista de la compra ya completa, de tal manera que la tentación sea menor.

No revisar los ingredientes

Si solo te quedas en la tabla nutricional de las etiquetas, te faltará una información muy importante para la decisión de compra. Los tres primeros ingredientes del etiquetado indican una mayor presencia en el alimento, así que revisa que estos sean salusables. Además, es posible que muchas etiquetas desgranen los diferentes tipos de azúcares que contienen (jarabe de fructosa, sacarosa, maltosa, miel, ágave, jugos de concentrados, etc.) para evitar que el azúcar aparezca en esas primeras posiciones.

Solo productos 0%

La obsesión por la grasa a veces nos lleva a caer en productos con altos contenidos en azúcar (los fabricantes añaden este ingrediente para compensar). Ya hace años que las grasas saturadas se convirtieron en el enemigo número uno de la dieta saludable, pero esta alarma dio pie a que la industria de la alimentación sustituyera ese tipo de ingredientes por diferentes formas de azúcar. No caigas en la trampa de los 0% y comprueba siempre las etiquetas: ni demasiadas grasas saturadas, ni demasiados azúcares.

Pasar de los congelados

El pasillo de los artículos congelados a veces goza de una mala fama injustificada. Dejando aparte ultraprocesados como pizzas, lasañas, fritos y helados, siempre es un buen recurso hacerse con un buen arsenal de verduras (incluso frutas) congeladas. Son más baratas, no perecederas y contienen todos los nutrientes. Pueden ser todo un salvavidas cuando no tenemos verdura fresca y no podemos acudir al mercado.

Saltarte las conservas

Los productos enlatados y en bote contienen alimentos que en muchas ocasiones nos pueden solucionar una comida saludable. Botes de garbanzos, latas de sardinas, pimientos, atún, etc. Solo cerciórate de que no llevan demasiada cantidad de sal o azúcares añadidos para dar con las mejores opciones.

Dejarte llevar por las ofertas

Cuando tienes previsto comprar un producto, las ofertas son una buenísima opción. Pero si simplemente confeccionas tu lista de la compra sobre la marcha según las ofertas con las que te vas encontrando, probablemente tu dieta se resienta. Solo piensa: «¿Normalmente compraría esto?». Si la respuesta es «no», la oferta no será una razón suficiente, a no ser que hablemos de un alimento supersaludable que habitualmente no te puedas permitir. Si la respuesta es «sí», aprovecha para abastecer la despensa.

Compras impulsivas

Esas pequeñas compras de productos superfluos en las que caemos en la línea de caja son una auténtica trampa para la buena alimentación. Si realmente buscas darte un capricho, no tomes la decisión en segundos justo cuando te dispones a pagar. Acaba tu compra de alimentos reales y entonces decide qué capricho te vas a dar, siendo consciente del precio y los ingredientes del producto elegido. En la línea de caja la compra es más impulsiva y menos provechosa para el consumidor.

También te puede interesar:

Beneficios del plátano en la dieta diaria

Beneficios del plátano en la dieta diaria

Escrito por Flota | Salud |

Hubo un tiempo en el que el plátano no gozaba de muy buena reputación por ser una fruta con muchas calorías. Pero lo cierto es que, según los nutricionistas, es un alimento muy recomendable para la salud, que también resulta ideal para las dietas de adelgazamiento. Y es que comer un plátano al día puede reportar muchos beneficios a nuestra dieta.

¿Quieres saber por qué te conviene consumir esta fruta de árbol tropical? Sigue leyendo…

Contenido nutricional del plátano

Estos son los nutrientes aproximados que contiene un plátano de tamaño medio:

– 105 calorías

– Hidratos de carbono: 27 g

– Azúcar: 14 g

– Fibra: 3 g

– Proteínas: 1 g

– Grasa: 1 g (0 g grasas saturadas)

– Potasio: 422 mg

– Magnesio: 32 mg

– Vitamina C: 10.5 mg

– Vitamina B6: 0,430 mg

 Beneficios del plátano para la salud

Regula la tensión: el potasio y el magnesio que contiene el plátano puede ayudar a disminuir la presión arterial.

Es cardiosaludable: los efectos positivos en la reducción de la tensión arterial a la vez reducen el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

Protege los huesos: los estudios han demostrado que comer plátanos nos protege contra la osteoporosis por su contenido en magnesio, ya que este juega un papel muy importante en la formación ósea.

Cuida el aparato digestivo: comer un plátano al día mejora la digestión gracias a que cubre aproximadamente un 12% de las necesidades de fibra diarias. Así, también promueve la regularidad intestinal.

Cuida el cerebro: el plátano previene el deterioro cognitivo gracias a su contenido en vitamina B6. Igualmente, favorece el buen estado de ánimo y reduce los síntomas relacionados con el síndrome premenstrual.

El plátano, alimento para deportistas

Su gran valor nutricional lo convierte en una fruta idónea para proporcionar «combustible» al organismo. Por ello, es un alimento ideal para consumir antes de un esfuerzo físico, puesto que resulta ligero para el estómago. Pero también es considerado un estupendo reconstituyente, ya que provee a nuestro cuerpo del glucógeno necesario para recuperarse del entrenamiento.

Y, ¿si estoy a dieta?

Si llevas una dieta baja en calorías, el plátano será el menor de tus problemas. Es más probable que el médico te haya aconsejado mantener a raya las grasas, el azúcar y el alcohol a que te haya prohibido una fruta tan interesante como esta desde el punto de vista nutricional. Aunque posea más calorías que otras frutas.

Igualmente, aunque un plátano contiene de promedio 14 gramos de azúcar, se trata de una fuente natural de glucosa, cuyos efectos nada tienen que ver con los del azúcar blanco en el organismo. La fibra que aporta el plátano ayuda a disminuir la absorción del azúcar en la sangre, evitando los nada saludables picos glucémicos.

Así que, aunque estés a dieta, un plátano al día resulta de lo más saludable. Puedes incluirlo de múltiples formas, variadas y apetitosas:

– Avena con plátano

– Plátano con yogur griego

– Batido de plátano y leche

– Tortitas con plátano (como endulzante), etc.

También te puede interesar:

Trucos para mantener tu hogar libre de gripes

Trucos para mantener un hogar sin gripes

Escrito por Flota | Salud |

Comienza con un leve moqueo en la nariz, continua con un cierto dolor corporal y se confirma cuando la fiebre sube. Es entonces cuando sabemos con certeza que hemos caído en la enfermedad más común del invierno: la gripe. Si quieres evitarla este año, mantener la higiene en casa será esencial. Solo así mantendrás los contagios a raya, especialmente si hay niños en casa, más propensos a compartir, gérmenes y virus.

Toma nota de estos trucos para mantener un hogar sin gripes este invierno:

No olvides los pulgares

Lavarse bien las manos es la primera recomendación de las autoridades sanitarias para evitar la epidemia de gripe. Sin embargo, es frecuente que no lo hagamos bien. A menudo olvidamos lavar nuestros pulgares cuando nos lavamos las manos y no debemos obviar que estos dedos están también en contacto con superficies susceptibles del contagio. ¿Acaso no utilizas tus pulgares para teclear en el ordenador o en el teléfono móvil?.

Cuidado con los cepillos de dientes

Probablemente no has caído en la cuenta de que los cepillos de dientes pueden ser una vía de contagio. Si toda la familia los guarda en el mismo vaso, a unos centímetros de distancia, todos en casa estarán expuestos a los contagios. Una medida sencilla es mantener los cepillos cubiertos, con capuchones o separar los vasos en los que los almacenamos entre usos. Toma esta precaución especialmente cuando haya enfermos en casa.

El móvil, fuera del baño

La costumbre de llevarnos el «smartphone» a todas partes debe tener una excepción en el baño. El mero hecho de que este aparato nos acompañe mientras estamos en el baño hace que esté expuesto a los gérmenes y residuos fecales presentes en el inodoro y otros rincones de esta estancia. Al margen de que evites esta costumbre, puedes hacer uso de algún desinfectante sin lejía para limpiar bien el aparato.

¿Limpias los tiradores?

Tiradores de cajones y puertas en la cocina o en el baño son un foco de gérmenes que a menudo olvidamos limpiar. Son objetos que todos en casa tocan y que podemos mantener limpios con el uso de toallitas desinfectantes. Tenlas a mano sobre todo si alguien ya tiene síntomas de gripe en casa.

Cambia las sábanas

Mínimo, cada dos semanas; si puedes, cada semana. Lava la ropa de cama con agua caliente para desinfectarla, incluidas las toallas. Y, si usas secadora, programa el ciclo con la temperatura más alta posible (según el etiquetado de las prendas).

Los zapatos, en la puerta

Tomar como costumbre el gesto de dejar los zapatos en la entrada de casa cuando venimos de la calle puede ahorrarnos muchos contagios. Hay que tener en cuenta que cada vez que entramos en nuestro hogar desde la calle con los zapatos puestos estamos introduciendo gérmenes externos. Por eso, lo mejor es contar con un calzado apropiado específico para usar solo dentro.

¿Comes ante el ordenador?

Mala idea. Si la respuesta es afirmativa debes saber que tu teclado y tu puesto de trabajo en general podrían estar más sucios que un inodoro. Considera comer en otra parte o en a mano toallitas desinfectantes si no puedes evitarlo.

Alimentación contra la gripe

El yogur fresco contiene probióticos que pueden ayudarte a prevenir la gripe y contraer infecciones del tracto respiratorio superior. Además, los arándanos y los frutos del bosque también contribuirán a fortalecer tu sistema inmune.

También te puede interesar:

11 granos enteros saludables que deberías comer

11 granos enteros saludables que deberías comer

Escrito por Flota | Salud |

Los expertos en nutrición nos lo advierten cada día. Introducir cereales en grano en tu dieta puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas, diabetes y altos niveles de triglicéridos. Igualmente, comer alimentos integrales elaborados a partir de cereales en grano puede ayudarte a proteger tu cuerpo de cáncer de colon, asma y la enfermedad de Alzheimer.

Ya que el 100% de los granos enteros son un componente clave para cualquier dieta nutritiva, conocer esta lista de granos enteros saludables quizá te descubra alguna opción que desconocías en tu menú diario. Incluso si simplemente no quieres complicarte en la cocina, puedes comenzar con alguna pasta integral.

Harina de trigo integral

La puedes encontrar fácilmente en productos de pan y pasta, pero asegúrate de que sea 100% de trigo integral. Cuando compres cualquier producto de grano entero o integral, consulta los ingredientes y asegúrate de que el grano integral es el 100% o, al menos, esté encabezando la lista.

La legislación en este aspecto permite a las marcas vender sus productos como integrales aunque en realidad se trate de una mezcla de harina refinada con salvado. Pero lo cierto es que los efectos en el organismo no son igual de beneficiosos.

Arroz integral

Siempre que puedas, opta por el arroz integral, que incluye variedades aromáticas marrones como el basmati y el jazmín. Si quieres algo más exótico busca un arroz rojo y negro, que se consideran granos enteros y son ricos en antioxidantes. El arroz silvestre o salvaje técnicamente es una hierba, que también se considera grano entero y es rico en vitaminas B, como la niacina y el folato.

Avena integral

La avena es rica en avenantramida, un antioxidante que protege al corazón. Ten preferencia por la versión integral (los copos), pero si compras avena instantánea (procesada), evita aquellas marcas que contengan jarabe de maíz con alto contenido de fructosa. Es mejor endulzar con una mezcla de un poco de fruta (como plátano, manzana, fresa o arándano).

Centeno

Increíblemente el centeno tiene más nutrientes por cada 100 calorías que cualquier otro grano integral. Tiene cuatro veces más fibra que el trigo integral y proporciona casi el 50% de la cantidad diaria recomendada de hierro. No obstante, la mayoría del pan de centeno en las tiendas está hecho con harinas refinadas. Busca centeno integral en primer lugar en la lista de ingredientes para obtener beneficios saludables.

Quinoa

Técnicamente es una semilla que está compuesta por más proteína que cualquier otro grano, y cada taza sin cocinar tiene 522 miligramos de ácidos grasos omega-3. Tiene un ligero sabor a nuez, excelente para un cambio de sabor en la mesa. es ideal para ensaladas, salteados, guarniciones e incluso sopas.

Maíz

Si el maíz es entero será extremadamente saludable para ti. Es una buena fuente de vitaminas B, magnesio y fósforo. Se cree que aumenta la flora intestinal saludable, lo que puede prevenir la diabetes, las enfermedades cardíacas y la inflamación crónica. El maíz amarillo también es rico en antioxidantes.

Por su parte, las palomitas de maíz son una forma ideal para consumirlo. Puedes comprar los granos enteros y hacerlos en una cacerola con un poco de aceite de oliva. Aquí te contamos cómo: cómo hacer palomitas de maíz sin microondas.

Pero cuidado con las latas de maíz que encontramos en el supermercado bajo la denominación de «maíz dulce», porque suelen contener una cantidad sorprendente e innecesaria de azúcar.

Cuscús de trigo integral

El cuscús más saludable es el de trigo integral. Lo encontrarás más fácilmente en tiendas de alimentos naturales. Si te saltas la versión refinada y buscas el tipo de grano entero, te dará 5 gramos adicionales de fibra por cada porción.

Cebada de grano entero

Incluir media taza de cebada completa en tu dieta diaria contribuye a normalizar los niveles de colesterol. Si añades pasas o albaricoques secos a la cebada de cocción rápida te puede servir además como guarnición. Solo asegúrate de que sea cebada integral, y no perlada, lo que significa que se han eliminado el salvado y el germen.

Trigo sarraceno

Es una de las mejores fuentes de magnesio a base de granos, un mineral maravilloso para el organismo. Ayuda con los síntomas del síndrome premenstrual mejorando el funcionamiento nervioso, por ejemplo. También es rico en manganeso, que favorece la función cerebral.

Lo puedes incluir en guisos, salsas y para elaboraciones de repostería. A la hora de cocinarlo, puedes hervirlo, hacerlos al vapor o hidratarlo previamente a la cocción.

Bulgur

Se considera un grano entero muy beneficioso. Es una gran fuente de hierro y magnesio, que se usa para hacer ensalada de tabulé. La fuente de energía de fibra y proteína se puede usar en cualquier ensalada o en sopas. Una taza contiene casi el 75% de la fibra dietética que necesitas para el día y el 25% de la proteína que debes obtener para tu cuerpo. Además, se cocina en solo unos minutos.

Freekeh

Es un grano árabe bajo en carbohidratos que tiene hasta cuatro veces más fibra que el arroz integral. Se cosechan cuando son jóvenes y luego se tuestan. Contienen más vitaminas y minerales que otros granos, como el selenio que beneficia al sistema inmunológico. En el estómago, actúa como un prebiótico, estimulando el crecimiento de bacterias saludables que ayudan a la digestión.

También te puede interesar:

Alimentos para calmar las molestias de estómago

Alimentos para calmar las molestias de estómago

Escrito por Flota | Salud |

Las molestias de estómago pueden aparecer en cualquier momento cuando son provocadas por una comida copiosa, el estrés o algún alimento en concreto. Resulta bastante incómodo si además se le suman problemas intestinales que nos obliguen a visitar el baño frecuentemente.

Como regla general, cuando sufrimos molestias de estómago es mejor consumir solo comidas blandas. Es importante mantener al margen los lácteos, el azúcar, las golosinas y el alcohol. No obstante, los azúcares sintéticos que se encuentran en los alimentos ultraprocesados, como sorbitol y xilitol, también pueden causar molestias de estómago.

Te mostramos algunos alimentos y bebidas que pueden calmar las molestias de estómago, incluso devolverlo a su estado normal:

Plátanos

Se considera que los plátanos no causan irritación al estómago, ni al tracto gastrointestinal superior, además de ser fáciles de digerir. Una fruta con alto contenido en fibra que mantiene el sistema en funcionamiento regular y ayuda a recuperarse de la diarrea. La vitamina B6 que contiene también reduce la hinchazón causada por la retención de líquidos y el magnesio ayuda a relajar los músculos.

Batatas

Las batatas dulces son alimentos ricos en calcio, magnesio y potasio, y también reducen la hinchazón en el estómago equilibrando el sodio. Investigaciones han vinculado dietas altas en estos nutrientes con este tipo de efectos. Si deseas evitar la hinchazón, incorpora a tu dieta batatas, aguacates, naranjas y espinacas.

Tomates

Los alimentos prebióticos, tales como: cereales integrales, legumbres, nueces y semillas, pueden calmar las molestias de estómago ayudando a alimentar las bacterias intestinales en el tracto gastrointestinal. Al hacer esto, los prebióticos estimulan la inmunidad intestinal y previenen la inflamación, la diarrea y otros problemas gastrointestinales. Consume muchos tomates, achicoria, cebollas, espárragos y trigo para obtener los mejores beneficios y mejores resultados.

Jengibre

Los estudios han demostrado que el jengibre puede ayudar a aliviar las náuseas, los vómitos y el ardor de estómago. Ya sea tomando té de jengibre, suplementos de jengibre o el propio ingrediente jengibre. En realidad se recomienda para las náuseas matutinas y para las náuseas inducidas por la quimioterapia. Solo cabe advertir que es seguro para los adultos pero no para tratar la enfermedad gastrointestinal de un niño.

Avena

Consume granos enteros si necesitas calmar las molestias de estómago y prevenir problemas intestinales futuras. Y es que la fibra soluble de la avena atrae agua a tu tracto digestivo y mueve los alimentos a través de tu cuerpo. Sin embargo, ten en cuenta que tanto el hambre como ingerir alimentos en exceso pueden empeorar el dolor abdominal, las náuseas, la hinchazón, y los gases.

Pan blanco

Cuando te sientas mareado no debes mantener el estómago vacío, ya que te pueden dar más náuseas porque no hay nada en el sistema que absorba el ácido estomacal. Las opciones preferibles siempre serán, por orden, plátanos, arroz, compota de manzana o pan tostado (pan blanco o galletas saladas). Los almidones del pan tostado no poseen fibra, proteínas y grasas, haciendo que la digestión sea más lenta y que permanezca más tiempo en el estómago.

Huevos

Son la fuente de proteínas con más alto contenido de grasa. A diferencia de las carnes procesadas o rojas y los alimentos fritos que pueden causar reflujo, especialmente si consume grandes cantidades a altas horas de la noche. Los huevos son la opción más fácil de digerir y de satisfacer las necesidades de proteínas sin que te sientas demasiado lleno en poco tiempo.

Agua

La deshidratación generalmente causa estreñimiento. Lo mejor es ingerir agua o bebidas sin azúcar como el té o el agua con gas para mantener todo el sistema digestivo en movimiento. La mayoría de las personas necesita un mínimo de ocho tazas al día.

Café

Si tus molestias de estómago provienen del estreñimiento, te recomendamos beber una taza de café a primera hora de la mañana. La cafeína y los antioxidantes a base de plantas de café te pueden ayudar a mantener tu sistema digestivo en activo. Pero evita las bebidas con cafeína si sientes náuseas o reflujo.

También te puede interesar:

¿Cuáles son las frutas con menos azúcar?

¿Cuáles son las frutas con menos azúcar?

Escrito por Flota | Salud |

Las frutas nos proporcionan muchos nutrientes que necesitamos, como las vitaminas, los minerales y los antioxidantes. También nos hidrata, nos proporciona fibra y nos sacia. También obtenemos de ellas la glucosa necesaria para que nuestro organismo funcione con normalidad. Pero, ¿sabías que existen frutas con menos azúcar que otras?

Hoy recopilamos en este listado algunas de las frutas con menos azúcar que podemos consumir:

Fresas

Cuando se trata de encontrar frutas con bajo contenido en azúcar, las fresas son una gran opción. Porque una taza de fresas solo tiene 7 gramos de azúcar, a la vez que te proporciona más vitamina C que la dosis diaria recomendada.

Frambuesas

Estas bayas son sorprendentemente bajas en azúcar y con un sabor dulce. Una taza contiene 5 gramos de azúcar y 8 gramos de fibra. Con esa cantidad de fibra es muy probable que te sientas más lleno que con otras frutas. Es decir, tienen un gran poder saciante.

Moras

Este otro fruto silvestre tiene un sabor muy dulce con un aporte bajo de azúcar. Una taza contiene 7 gramos de azúcar, 8 gramos de fibra y 2 gramos de proteína. ¿Lo habrías adivinado?

Ciruelas

Otra famosa fruta con poco azúcar es la ciruela. Son las favoritas a finales de verano y tan solo tienen 7 gramos de azúcar y 30 calorías por pieza.

Aguacates

Hay quienes desconocen que el aguacate es un fruto. Los aguacates son ricos en grasas saludables que no solo protegen tu corazón sino que también disminuyen el colesterol LDL, también conocido como colesterol malo. Además contienen fitoquímicos que reducen el estrés oxidativo e inflamatorio. Lo mejor de todo es que un aguacate tiene un poco más de un gramo de azúcar.

Manzanas

Son una de las mejores frutas que puedes comer. Si padeces de diabetes o te preocupa que una fruta afecte tu nivel de azúcar en la sangre, considera cambiar la forma en la que consumes la fruta. Porque una manzana entera tiene un índice glucémico más bajo que el jugo de esa misma manzana. Una manzana mediana contiene solo 19 gramos de azúcar, mientras que una taza de jugo de manzana tiene alrededor de 24 gramos.

Naranjas

Al igual que las manzanas, es mejor comer la fruta entera que beber su zumo. Una naranja de tamaño estándar contiene 12 gramos de azúcar y más que la cantidad diaria recomendada de vitamina C. Mientras que una taza de zumo de naranja, tiene el doble de azúcar y un tercio de la fibra.

Melocotones

Un melocotón mediano contiene alrededor de 13 gramos de azúcar, es ideal para cuando tengas ganas de comer algo dulce y necesites sentirte saciado. ¡La fruta es el dulce más saludable!

Pomelo

Si quieres minimizar el consumo de azúcar haz desaparecer los zumos de tu dieta. Una buena alternativa al zumo de naranja del desayuno es tomar medio pomelo porque tan solo contiene 8 gramos de azúcar.

 También te puede interesar:

Alimentos diuréticos naturales

Alimentos diuréticos naturales

Escrito por Flota | Salud |

Los alimentos diuréticos naturales ayudan a nuestro cuerpo a eliminar la sal y el agua, estimulando los riñones para que liberen sodio en la orina. Cuando el agua se extrae de la sangre para concentrar los niveles de sodio, se produce más orina y por lo tanto disminuye la cantidad de líquido que fluye a través de los vasos sanguíneos. Esto proporciona un alivio de la retención de agua si padeces de presión arterial alta, edema u otras afecciones donde la retención crónica de agua puede resultar un gran problema.

Afortunadamente, los alimentos diuréticos incorporados a tu dieta habitual pueden aliviar la retención de líquidos y la hinchazón de manera natural.

En líneas generales, las verduras y frutas tienen un alto contenido de agua y potasio que pueden ayudar a compensar la contracción de los vasos sanguíneos cuando has consumido exceso de sodio.

Optar por alimentos como uvas, apio, sandía, cerezas, manzanas, pomelos, naranjas y muchos vegetales de hojas verdes es la mejor opción para sentirse mejor y más rápido. Aunque ningún alimento aislado es una cura milagrosa, combinar estos alimentos en tu dieta hará que tengas menos problemas de retención de líquidos.

A continuación te presentamos los mejores diuréticos naturales que puedes integrar en tu dieta diaria:

Repollo

El repollo ayuda a reducir el peso del agua. Su alto contenido de fibra y agua que permite la pérdida de peso. Los romanos también usaban el repollo para ayudar a los alcohólicos a «secarse».El repollo rojo también es un antiinflamatorio porque contiene antocianinas.

Remolacha

Las remolachas ayudan a eliminar el líquido ya que son ricas en potasio. También son antiinflamatorias debido a los niveles más bajos de proteína C reactiva combinado con la betaina, que le da a las remolachas su color característico.

Apio

Para eliminar el exceso de líquido ya Hipócrates recomendó el apio. Recientemente los estudios han ratificado el efecto diurético del apio y su efecto en la reducción de los niveles de ácido úrico en el cuerpo. Se considera un tratamiento ideal para el edema de gota, producto del exceso de cristales de ácido úrico que se acumulan en las articulaciones.

Perejil

Cuando se usa como un té es un remedio tradicional para la retención de agua. El perejil reduce la reabsorción de sales de sodio y potasio en el riñón. Como consecuencia se produce un aumento en el volumen de orina, lo que ayuda a reducir la hinchazón.

Sandía

La sandía también tiene propiedades diuréticas y está compuesta por 92% de agua, además de poseer un alto contenido de potasio. Incluye el aminoácido citrulina, que evita que los líquidos se filtren en los tejidos cercanos y relaja los vasos sanguíneos. Todo esto se traduce en una menor retención de agua.

Arándanos

Los nativos americanos aprovecharon los efectos diuréticos de los arándanos y los usaron para tratar una serie de afecciones. El jugo de arándano ha sido utilizado para prevenir y tratar las infecciones urinarias y otros trastornos de la vejiga. Como diuréticos, los arándanos son especialmente beneficiosos para eliminar el líquido sin eliminar el potasio, además de por su efecto antibacteriano.

Pepinos

Los pepinos tienen azufre y silicio que ayudan a estimular los riñones para una mejor eliminación del ácido úrico. Por estar cargados de agua y potasio y ser bajos en sodio, los pepinos también inhiben la producción de enzimas inflamatorias, lo que reduce la hinchazón. Por ello se utilizan rodajas de pepino para calmar la hinchazón debajo de los ojos.

Ajo

La alicina le da propiedades medicinales al ajo, así como su olor distintivo. El ajo es efectivo como diurético y funciona como un potente antioxidante que contribuye a la descomposición de las grasas.

Espárragos

Los antiguos griegos y romanos utilizaron los espárragos por sus excelentes propiedades diuréticas. Estas propiedades provienen del aminoácido asparagina que se ha utilizado para tratar la hinchazón, el reumatismo y la retención de agua premenstrual.

 También te puede interesar:

10 alimentos que te mantienen despierto

10 alimentos que te mantienen despierto

Escrito por Flota | Salud |

Revisa cuidadosamente el menú cada día para evitar los alimentos que te mantienen despierto por la noche cuando más necesitas descansar. Si en cambio tienes mucho trabajo y debes terminar antes de acostarte, te mostramos cuales son los mejores alimentos para estar despiertos y activos. ¡Toma nota!

Café

Sin duda alguna, tradicionalmente es conocido como una de las bebidas para mantenerse despierto. A todos nos ha ayudado a pasar innumerables noches y poder estar preparado para una presentación el lunes por la mañana. Sin embargo, ¿sabías que la cafeína realmente no le está dando energía a tu cuerpo? La cafeína solo es un estimulante que nos proporciona esa sensación de alerta.

Alcohol

Aunque suene extraño, el alcohol es un depresivo que te mantendrá avispado por la noche. Considerado como una sustancia que te mantiene despierto, muchas personas usan alcohol para ayudarles a relajarse, sin embargo, la realidad es que impide que el cuerpo entre en las etapas profundas del sueño.

Té negro

Todos los tés de hierbas son excelentes para dormir, pero debes evitar las variedades negras si quieres descansar. Es otra fuente de cafeína, que te estimula y te ayudara a permanecer despierto.

Bebidas energizantes

La cafeína en las bebidas energéticas no es lo único que te hace estar conectado. La mayoría de las bebidas contienen taurina, un aminoácido que aumenta el estado de alerta, eleva el ritmo cardíaco y la presión arterial.

Pollo frito

Los alimentos fritos se pueden pesar en el estómago mucho después de comer, ya que cuesta más digerirlos. Son especialistas en provocar acidez si los comes demasiado cerca de la hora de dormir. Siempre es recomendable optar por las versiones a la parrilla o al vapor si lo que quieres es dormir sin molestias. Tampoco debes acostarte durante al menos 30 minutos después de la comida para mejorar la digestión.

Hamburguesas

Las hamburguesas son alimentos altos en grasa, igual que las pizzas, cuya digestión es más difícil, lo que impide conciliar el sueño con normalidad. Así que evita cenar en un restaurante de comida rápida si necesitas ir a la cama temprano.

Carnes procesadas o ahumadas

Las carnes procesadas y ahumadas contienen altos niveles de sodio, que harán que te mantengas despierto y te despiertes sediento durante la noche. Estas carnes son consideradas poco saludables para comer, ya que dejan a un lado los patrones de sueño.

Menta

Los caramelos y chicles de menta actúan como estimulantes a la hora de acostarnos. Lejos de ser relajantes, pueden impedirte conciliar el sueño debidamente. Mejor deja esos dulces para la mañana.

Zumo de naranja

Los cítricos exprimidos, como los jugos de naranja, limón y pomelo, podrían desencadenar un desagradable caso de acidez estomacal. Estos alimentos ácidos podrían complicarte la tarea de descansar cuando más lo necesitas.

Comida picante

Si eres fan del picante, la comida mexicana o india, resérvala para las comidas. Podrían perjudicarte a la hora de acostarte, especialmente si eres propenso a la acidez estomacal. Come tus comidas picantes favoritas lo suficientemente temprano durante el día para evitar una noche de insomnio.

También te puede interesar: