Cuidamos de ti y de tu hogar

8 palabras que tus hijos necesitan escuchar para ser niños felices

Escrito por Redacción | mayo 02, 2018 | Familia |
8 palabras que tus hijos necesitan escuchar para ser niños felices

La comunicación con los hijos en el día a día es muy importante en cualquier familia, aunque los padres no siempre disponemos del tiempo y las energías necesarias para prestarles toda la atención que necesitan. En ocasiones nos centramos en ejecutar como autómatas un listados de tareas y rutinas diarias sin percatarnos de que su niñez pasa más rápido de lo que creemos. Y, una vez pasada, conectar con sus sentimientos será cada vez más difícil.

Por eso te animamos a esforzarte por trasmitir a tus hijos aquellos mensajes que más necesitan escuchar para ser niños felices, para sentirse queridos e importantes. Ellos no necesitan que les compres más cosas. Lo que más anhelan es escuchar palabras como estas:

Te quiero: a la hora de expresar cariño, el verbo querer o amar es probablemente la palabra más importante que podemos usar. Incluso si les dices todos los días «te quiero», el mensaje se transmite de una manera diferente, más intensa, cuando lo hacemos por escrito, por ejemplo. Escribir una carta a tus hijos puede ser una buena manera de transmitirles todo lo que a veces la rutina no nos permite decirles. Algunas frases que ilustrarían esto a la perfección serían:

- Es difícil para mí expresar lo mucho que te quiero.

- No hay nada que pueda cambiar lo que siento por ti

- Ser tu madre / padre ha sido el mejor regalo de mi vida.

Notar: los padres perciben día a día cada paso, cada evolución en sus hijos. Pero, ¿cuántas veces se lo demuestran? Comparte con ellos las mejoras en su madurez y comportamiento que has percibido. ¿Qué cosas positivas puedes destacar? Algunos ejemplos:

- Lo bondadoso que es con sus amigos

- Lo generoso de su comportamiento con sus hermanos

- La madurez con la que se enfrenta a los ocnflictos

Disfrutar: cada padre podría elaborar una lista bien larga de cosas que disfruta haciendo con sus hijos. Está bien transmitirles a ellos cuáles son tus favoritas y describir algunas con detenimiento. Para ellos, saber que disfrutas con algo que además les encanta no tiene precio. Si lo pones por escrito, además, quedará como un bonito recuerdo de infancia para los años venideros. Leer un cuento, cantar en el coche, cocinar juntos, son algunos ejemplos de este tipo de actividades de disfrute mutuo.

Orgullo: es importante que los padres hagan ver a sus hijos de vez en cuando de qué se sienten orgullosos. Lo ideal es especificar y describir qué es lo que más nos enorgullece de ellos. Es algo que todos anhelamos escuchar y adquiere gran importancia en la niñez. ¿Tu hijo tiene habilidades deportivas? ¿Es bueno en las relaciones sociales? ¿Tiene algún talento artístico? Cualquier aspecto vale para reforzar su comportamiento y conseguir que sean niños felices.

Apreciar: es importante transmitirles todo aquello que apreciamos de ellos. Un gesto concreto, un momento personal, una anécdota. Comparte con ellos todos los recuerdos que aprecies y que guardes con cariño en tu memoria. Les harán sentirse muy conectados a ti.

Ilusión: es posible que tengas muchas expectativas respecto al desarrollo y crecimiento de tus hijos. Está bien hacérselo saber, pero sin transmitir presión ni ser demasiado ambicioso. La idea es que expreses tu confianza en ellos para conseguir lo que se propongan y que apoyes sus orientaciones, ofreciendo aliento en todo momento. Así, la ilusión por algo será compartida. Algunos ejemplos:

- Ilusión porque haga buenas amistades

- Ilusión porque aprovechen su talento más evidente

- Ilusión porque cumplan los sueños que han compartido contigo

Creer: es vital que los hijos sepan que sus padres creen en ellos, en el sentido más profundo de la palabra. Aprovecha cualquier momento para transmitirles tu confianza y darles argumentos para mantener la motivación.

Promesa: la palabra en sí es un poco complicada porque implica ciertos riesgos. Nunca debes hacer ciertas promesas a tus hijos, sobre todo si no las puedes cumplir. Sin embargo, usado de manera apropiada, el verbo «prometer» transmite dedicación de una manera clara y llena de significado. Aquí, algunos ejemplos:

- Prometo quererte siempre

- Prometo tener en cuenta tu opinión

 

También te puede interesar: