Cuidamos de ti y de tu hogar

Actividades divertidas que puedes hacer con tus hijos en primavera

Escrito por Redacción | abril 18, 2018 | Familia |
Actividades divertidas que puedes hacer con tus hijos en primavera

Las horas de luz van aumentando a medida que entramos de lleno en la primavera y eso quiere decir que tenemos más oportunidades de disfrutar de nuestros hijos al aire libre. Es algo muy recomendable en estos tiempos en los que las pantallas y la realidad virtual han sustituido al juego tradicional al aire libre. Los beneficios son múltiples: la vista se fuerza menos con luz natural, el cuerpo se ejercita y mejora la motricidad, la creatividad se desarrolla, el sol aporta vitamina D, se fomentan las relaciones sociales y familiares, etc.

Aprovecha la llegada del buen tiempo para crear un calendario de actividades divertidas que puedas compartir con tus hijos. Aquí tienes algunas ideas:

- Plantar en el jardín: si tienes la suerte de contar con un jardín o aunque solo tengas una jardinera, puedes enseñar a los más pequeños a plantar una bonita planta. De paso, enséñales cómo cuidarla día a día para que puedan ser partícipes de la responsabilidad que conlleva. ¡Les encantará!

- Salir a montar en bicicleta: es hora de desempolvar las bicicletas y planificar una ruta para toda la familia. Es un ejercicio muy completo para toda la familia que puede dar mucho juego en diferentes contextos. Ciudad, montaña, parques, campo, etc.

- Fabricar un comedero de pájaros: una actividad que sin duda les atraerá y que es mucho más fácil que lo que aparenta. Ver a los pájaros acudir año tras año a una de estas construcciones en miniatura es toda una delicia y un precioso recuerdo en familia.

- Hacer pompas de jabón: nada tan sencillo y tan desestresante a la vez, tanto para mayores como para niños. Incluso puedes crear tu propio pompero gigante para que la diversión sea a lo grande.

- Visitar el zoo: una reserva natural, un parque con animales,… cualquier espacio natural al aire libre servirá para que tus hijos tomen contacto con la naturaleza aprovechando el buen tiempo.

- Hacer un picnic: es hora de coger unas sillas plegables y buscar un parque en el que pasar el día. Los niños podrán disfrutar sin límites en un espacio saludable que también servirá de desconexión para los adultos.

- Limpiar de juguetes al aire libre: si cuentas con un jardín, propón a los más pequeños hacer inventario de juguetes para limpiarlos, ordenarlos y seleccionar cuáles ya no se usan y se pueden regalar. Bajo la luz natural, los juguetes tienen un atractivo diferente.

- Crear un móvil de viento: pide a tus hijos que te ayuden a fabricar este bonito instrumento decorativo para colgarlo en el exterior y ver cómo se mueve cuando hay viento.

- Leer un cuento al aire libre: una manta o una toalla y todos los niños alrededor de una buena historia con un buen narrador. Es un plan ideal para las tardes de primavera, ¿no crees?

- Cultivar un huerto: si tienes un trozo de terreno, aprovecha para plantar verduras como tomates, cebollas, lechugas o calabacines. Ya sabes que también tienes la opción de plantar un huerto urbano en casa. Así los niños verán de cerca cómo evolucionan los vegetales y les encantará recolectarlos para después degustarlos en la mesa.

- Pintar al aire libre: coloca un caballete al aire libre y deja que tus hijos pinten con los dedos para que exploren su creatividad. Usa bolsas de basura a modo de petos para que no se manchen la ropa y deja que se diviertan a lo grande.

- Decorar piedras: con un poco de pintura, pídeles que desarrollen su creatividad decorando piedras que hayáis recolectado previamente en el entorno de un río, por ejemplo. Luego, podéis exponer las obras de arte de cada uno en un mismo rincón de la casa.

- Modelar arcilla: otra de las actividades que son ideales para practicar al aire libre, donde es más fácil limpiar con una manguera, por ejemplo. ¡Todos a modelar!

También te puede interesar: