Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo ayudar a tu hijo a retomar el ritmo escolar

Escrito por Redacción | enero 11, 2015 | Familia |
ritmo_escolar

Durante las vacaciones de Navidad, los niños gozan de un buen período de descanso de su rutina escolar. Un período que sin duda permite a los más pequeños pasar más tiempo con la familia, disfrutar jugando y desconectar del ritmo acelerado habitual.

Aunque normalmente los profesores suelen encargar algunas tareas para que los niños las realicen durante las vacaciones de Navidad, debido a los viajes, las celebraciones y las fiestas propias de este período vacacional, algunos niños consiguen desconectar tanto que después tienen dificultades para recuperar el ritmo escolar.

A pesar de que el cambio no es tan brusco como el que los niños viven tras el verano, es muy frecuente que, aún con los regalos de los Reyes Magos en la cabeza, algunos niños tengan dificultades para volver a concentrarse en sus estudios y acostumbrarse a los horarios escolares. Toma nota de las siguientes recomendaciones:

Recupera los horarios: los días previos a comenzar el colegio, los niños deben empezar a acostarse pronto para adaptarse al horario habitual. Para ayudarles a conciliar el sueño a su hora por la noche, es mejor que se levanten pronto y no duerman siesta. De esta manera, el día antes de empezar el colegio en enero descansarán adecuadamente.

Repasa los deberes de las vacaciones: antes de retomar las clases, padres e hijos deben repasar las tareas que los profesores les encargaron para el período vacaciones. Por un lado, servirá para corroborar que no han olvidado nada y, por otro, les ayudará a repasar lo aprendido y poder continuar con su aprendizaje en la escuela en el punto en el que lo dejaron.

Motívale: aunque la mayoría de los niños no tienen problemas a la hora de regresar a su rutina escolar, nunca viene mal que se les recuerde que van a volver a ver a sus amigos y compañeros, que podrán enseñarles lo que les ha traído los Reyes, estrenar alguna prenda de ropa o incluso material escolar. Asimismo, puede que les ilusione retomar alguna actividad escolar o deporte que les interese especialmente.

Controla sus tareas: los primeros días tras su regreso a la escuela es conveniente que los padres revisen la agenda y se sienten a hacer los deberes con los niños, para cerciorarse de que no descuidan nada y se centran. Tendrán que ser estrictos a la hora de fijar los horarios para hacer tareas y estudiar, así como los momentos de descanso. Al principio, es normal que el niño se muestre ligeramente descentrado, pero con el paso de los días, debería recuperar el ritmo habitual.

Rutina extraescolar: si el pequeño asiste a actividades extraescolares, es importante que las retome desde el primer día para ayudar a que se centre en sus horarios habituales y distribuya su tiempo de forma racional. Es posible que el pequeño se muestre desganado al principio por el paréntesis navideño, pero en seguida debería recuperar el hábito.

Tiempo para jugar: los niños han tenido pocos días para disfrutar de los juguetes que los Reyes Magos les han traído. Por eso es importante que sus padres establezcan cada día un tiempo de juego para su descanso y disfrute. Es conveniente que sea siempre tras finalizar sus tareas y actividades escolares, a modo de motivación y como recompensa a sus esfuerzos.

También te puede interesar: