Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo poner el coche a punto antes de las vacaciones

Escrito por Redacción | julio 06, 2014 | Familia |
coche_vacaciones

Si estas vacaciones has optado por viajar en coche con tu familia, deberás tomar las precauciones necesarias para evitar cualquier imprevisto en la carretera que pueda trastornar vuestros planes.

VER TAMBIÉN: Juegos divertidos para viajar con niños en el coche

Por eso, te recomendamos que, antes de salir a la carretera compruebes los siguientes elementos de tu vehículo:

  • Presión de las ruedas: comprueba que tus ruedas cuentan con la presión recomendada por el fabricante, en función de la carga del coche, tanto en pasajeros, como en equipaje. Cuanto más cargado vaya el vehículo, más presión requerirán. Recuerda que esta siempre ha de medirse con los neumáticos en frío. Además, comprueba que tus neumáticos están en buen estado, con al menos una profundidad de 1.6 milímetros en el dibujo. Si la ruedas están muy desgastadas y vas a recorrer grandes trayectos conviene cambiarlas antes de salir, para evitar sustos, ya que cuanto más deteriorados estén los neumáticos, menos agarre ofrecerán.
  • Niveles de aceite: con el motor en frío, abre el capó del coche y extrae la varilla del aceite. Límpiala con un papel y vuelve a introducirla en el conducto, para sacarla y comprobar que el nivel de aceite es el correcto. Si es necesario aumentar el nivel de aceite, comprueba el tipo que tu coche necesita en las instrucciones del fabricante y compra una botella en cualquier gasolinera.
  • Comprueba también el pedal de los frenos. Debe mostrar tensión al tacto y no estar blando. Si dudas sobre el estado de los discos o pastillas de freno, acude a tu taller para una revisión general.
  • Líquido de refrigeración y agua limpiaparabrisas: con el capó abierto, comprueba que los niveles de líquido están correctos. El de refrigeración, para evitar el calentamiento excesivo del motor y el agua para mantener el parabrisas limpio y, por tanto, una correcta visibilidad.
  • Comprueba las luces: cerciórate de que todos los faros funcionan para viajar con total tranquilidad de noche. Intermitentes, frenos, luces de posición, de cruce y largas.
  • Repasa los papeles: comprueba que llevas toda la documentación en regla en la guantera del vehículo, para evitar contratiempos en caso de que las autoridades los requieran en carretera.
  • Revisa tu equipo de emergencia: triángulos de señalización, rueda de repuesto, chalecos y un juego de luces de repuesto. En caso de incidencia en carretera, garantizarán tu seguridad y la de los tuyos.

Si tu coche tiene ya un buen número de kilómetros y no sueles comprobar el estado de sus componentes básicos, te recomendamos que antes de las vacaciones acudas al taller para una revisión general. Si vas a viajar a destinos calurosos recarga el aire acondicionado y limpia los filtros para garantizar un viaje más cómodo en familia. Merece la pena realizar una pequeña inversión de este tipo para evitar sustos e incidentes desagradables que puedan trastornar nuestros días de descanso en familia.

Otras noticias relacionadas: