Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo vestirse para una entrevista de trabajo

Escrito por Redacción | marzo 19, 2014 | Familia |
Como vestirse para una entrevista de trabajo

De sobra es sabido que la primera impresión es muy importante en cualquier entrevista de trabajo y esta depende en gran medida de la imagen que transmitamos con nuestra forma de vestir. La misma persona puede «comunicar» al entrevistador que es profesional y eficaz al vestir un traje,  como que es «perezosa y está poco interesada», si lleva camiseta y bermudas.

En general hay una serie de reglas básicas a la hora de elegir la vestimenta para una entrevista, independientemente del entorno de trabajo futuro. Y todas están basadas en la discreción:

  • Elige tonos neutros de ropa: beige, crudos, marrones oscuros, negro, gris, etc.
  • Siempre es preferible camisa que camiseta, es mucho más formal y estandarizado.
  • Usa zapato cerrado, nunca sandalias o chanclas. Además debes procurar llevar calzado cómodo. Estrenar zapatos ese día no es una buena idea.
  • Olvida los pantalones cortos y los escotes pronunciados.
  • Si optas por llevar traje, que sea actual: es preferible no llevarlo a lucir uno de tu abuelo. Se recomiendan trajes de colores sólidos (negro, azul marino o gris), así como las corbatas discretas.
  • El pelo bien arreglado: los hombres, afeitados o con la barba muy cuidada. Las mujeres con pelo recogido o melena muy cuidada. Es un punto importante si el trabajo es de cara al público.
  • Lleva las uñas bien cuidadas. En el caso de las mujeres, si las llevan pintadas, siempre es recomendable evitar los colores llamativos.
  • Ir ligero de bisutería: un anillo, unos pendientes discretos o incluso una pequeña cadena son accesorios que acompañan y no distraen la atención del entrevistador.
  • No lucir piercings, tatuajes, ni peinados demasiado extravagantes: si se pueden ocultar o disimular, siempre será más aconsejable.
  • No usar perfumes fuertes: no se trata de dejar huella a través del olfato, puede resultar molesto. Opta por colonias frescas siempre, de las que huelen a «limpio».
  • En el caso de las mujeres, el maquillaje debe ser suave: lo ideal es apostar por los básicos (base, máscara de pestañas, colorete, delineador discreto) y lucir un color de labios neutro.

Trabajos más informales

Estas son unas claves estándar para todo tipo de entrevistas. Aunque bien es cierto que en muchos casos, el trabajo al que se aspira es mucho más informal o incluso creativo. Ocurre, por ejemplo, en los procesos de selección de algunas «start up» o empresas emergentes, normalmente lideradas por emprendedores jóvenes que trabajan en ambientes mas innovadores y distendidos.

En estos casos, es importante descifrar cuál es el código de vestimenta más acorde con la empresa, para no estar fuera de lugar, por ejemplo, al acudir con un traje demasiado formal. Es el caso de muchas empresas que basan sus negocios en el comercio online y las nuevas tecnologías. La vestimenta en estos casos debe ser casual-formal, que transmita seriedad y profesionalidad, pero también comodidad.

Aquí tienes algunas ideas para vestir en entrevistas más informales:

  • Para hombre: pantalón chino o vaquero clásico, con camisa y americana o suéter, zapatos discretos. Para puestos más creativos también se puede combinar una camiseta divertida con un «blazer». Nada de vaqueros raídos o camisetas viejas.
  • Para mujer: pantalón de pinza, vaquero, chino o falda, con camisa, suéter o prendas de punto y zapatos. La combinación de pantalón vaquero con americana también resulta adecuada en estos casos. 

Algunos consejos útiles en una entrevista de trabajo

  • Si tienes más de una entrevista con la misma empresa cambia tu look por uno que siga la misma línea.
  • Si conoces a algún trabajador de la empresa pídele consejo sobre el atuendo para la entrevista de trabajo.
  • Prepara tu look la noche previa a la entrevista para evitar sorpresas de última hora.
  • Guarda el teléfono móvil en silencio, no comas chicle ni caramelos.
  • Si llevas gafas, asegúrate de que los cristales estén bien limpios.
  • Si fumas, evita probar un cigarrillo hasta salir de la entrevista para no oler a tabaco.