Cuidamos de ti y de tu hogar

Disfraces de Halloween: diez consejos que tener en cuenta

Escrito por Redacción | octubre 22, 2014 | Familia |
Disfraces de Halloween: diez consejos a tener en cuenta

La tradición de Halloween cada vez se extiende más, y ya quedan pocos niños que no se disfracen cuando se acerca el Día de Todos los Santos. Disfraces y golosinas hacen de éste un acontecimiento festivo que los pequeños disfrutan mucho.

Sin embargo, a la hora de comprar un disfraz a un hijo hay comprobar minuciosamente que dicha vestimenta no lleve elementos que puedan resultar peligrosos. Sobre esto, la Academia Americana de Pediatría aporta una serie de consejos a tener en cuenta sobre cómo vestir a los niños en Halloween, así como la Organización de Consumidores y Usuarios.

Éstas son las diez recomendaciones más importantes:

  1. Maquillajes sí, pero libres de sustancias tóxicas. Los maquillajes que se usen para caracterizar las caras de los menores deben superar las mismas pruebas de tolerancias a las que se someten todos los cosméticos.
  2. Cuidado con los elementos cortantes. Los disfraces de Halloween deben estar libres de elementos que puedan pinchar o cortar. Tampoco pueden llevar piezas pequeñas, cordones o bolsas que pueden provocar asfixia.
  3. Evitar químicos. Además del ya referido maquillaje, todo el disfraz debe estar exento de sustancias químicas dañinas, como colorantes azoicos, metales pesados, etc.
  4. Evitar máscaras. También capuchas, que pueden ser inflamables. Las máscaras y caretas limitan la visión, y pueden acercar compuestos poco recomendables a las vías respiratorias.
  5. Sombreros sí, pero de la talla adecuada. Si no quedan bien ajustados pueden deslizarse y cubrir los ojos de los pequeños.
  6. Mejor disfraces cortos. Los disfraces largos pueden hacer que los niños tropiecen o se enreden.
  7. Cuidado con las tallas. Unos zapatos muy grandes pueden resultar en un disfraz de Halloween. No obstante, no son nada recomendables. El calzado debe quedar ajustado, ya que es una jornada en la que los pequeños no paran de jugar y correr.
  8. Complementos sí, pero no armas. Las espadas, bastones o palos que complementan a un disfraz no deben ser en ningún caso puntiagudos o afilados.
  9. Lentes de contacto. Los ojos son muy delicados, más si se trata de los de un niño. Antes de colocar lentes de contacto decorativas a un hijo hay que realizar un examen de ojos para evitar dolores, inflamación y consecuencias más graves.
  10. Hacer que le vean. Si el pequeño va a estar en la calle por la noche, se puede colocar en el disfraz una cinta reflectante.

También te puede interesar: