Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo entretener a los niños durante los viajes en coche

Escrito por Redacción | marzo 16, 2014 | Familia |
Estrechar lazos con tus hijos en los viajes en coche

Muchas veces viajar en el coche con los niños en los asientos de detrás se puede convertir en una auténtica pesadilla. Pero no hay que perder la paciencia, y siempre se puede dar la vuelta a la tortilla para hacer de esta travesía algo positivo. Y es que un viaje con hijos puede resultar una experiencia realmente agradable, incluso si están despiertos, si se mantienen entretenidos. Aquí se relacionan algunos consejos útiles en este sentido.

En primer lugar cuando se planea un viaje -sobre todo si es largo-, los padres no deben perder la calma. Hay que tener presente que durante generaciones se han desarrollado y empleado fórmulas para entretener a los más pequeños en el coche.

Hacer uso de aparatos tecnológicos en los viajes

Si se tiene la ocasión y se quiere utilizar, hoy se puede tirar de tecnología, que es uno de los recursos que se está poniendo de moda en los últimos años. Reproductores DVD donde los niños disfrutan de sus películas favoritas, videoconsolas que les permiten adentrarse en una aventura en pleno viaje o terminales de telefonía móvil, con sus vídeos, canciones y sus juegos. Así como todas las opciones de ocio que pone en las manos del menor Internet.

Es pulsar el botón de power y se hace la calma. Todos estos artilugios son capaces de absorber completamente la atención de los niños durante el viaje en automóvil, pero es importante que con ellos no distraiga al conductor del vehículo. Para evitarlo los pequeños pueden usar cascos que impidan que el conductor se centre en lo que ven los niños.

Imaginación al poder

Si la tecnología no está a la mano, o no se quiere utilizar, siempre se puede hacer uso de la imaginación, que si se entrena dispone más maneras de entretenimiento que ningún gagdet. A la larga, estas estrategias resultan más enriquecedoras, ya que fomentan la relación de padres e hijos.

Si el viaje es largo, puede suponer una buena oportunidad para hacer con tus hijos aquello que la rutina no te permite llevar a cabo. Es un tiempo compartido que se puede aprovechar para establecer conversaciones, comentar lo que se está viendo, cantar, contar chistes o jugar.