Cuidamos de ti y de tu hogar

Los diez errores más comunes en la educación de los hijos

Escrito por Redacción | marzo 05, 2014 | Familia |
Los errores que más se repiten en la educación de los hijos

Los hijos no vienen un un manual debajo del brazo, y ser un buen padre o una buena madre no es tarea sencilla. Tras cada decisión, sobre todo en los primeros pasos, puede quedar un poso de incertidumbre.

Una buena estrategia para acertar es evitar los fallos. Es lo que ha pensado el psicólogo David Cortejoso, creador de Psicoglobalia.com, quien relaciona los errores más comunes de los padres. Los resume en estos diez:

  1. No tener paciencia. Es habitual que los padres no den tiempo a sus hijos para explicarse. Se da por hecho lo que van a contar sin darles la oportunidad para ello. Hay que dejarles hablar.
  2. No reconocer sus virtudes. Hay que reconocer los puntos fuertes de los pequeños, y alabar lo que hacen bien. Frente a expresarnos sobre los fallos, el alago de las virtudes es un arma importante en la educación.
  3. No respetar la personalidad. Cada niño es único. Es fundamental ayudar al menor a que vaya eligiendo su camino. Los objetivos no pueden ser iguales para todos.
  4. Sobreprotección. Uno de los errores más comunes entre los padres es sobreproteger a los hijos. Hay que dar autonomía a los niños, y dejar que estos adquieran capacidades para afrontar sus luchas.
  5. Darles todo hecho. Los pequeños deben aprender a valerse por sí mismos.
  6. Gritos. Un grito puede tener consecuencias realmente negativas para los niños, que no han adquirido aún capacidades comunicativas que le lleven a ver los motivos que han llevado a un padre a alzar la voz.
  7. Intentar que todos lo hermanos sean iguales. Un error muy repetido también. Se deben transmitir los mismos (buenos) valores, pero no se debe intentar que todos los hijos sean iguales. Como ya se ha apuntado, cada niño tiene su propia personalidad.
  8. Comparaciones. Son odiosas. Mira tu hermano como…, si fueras como tu primo…, mira Luis tu amigo lo bien que… Hay que evitar atormentar a los menores con comparaciones que no llevan a nada.
  9. Limitar sus puntos fuertes. Que un menor pinte en las paredes de una casa no es plato de buen gusto. Pero no hay que limiatr su creatividad a través de broncas, sino corregirle y darle los medios para que siga potenciando sus puntos fuertes en un lugar adecuado.
  10. Problemas de comunicación. O simplemente que ésta no exista. Para educar a un hijo correctamente hay que hablar con él y dejar que se exprese.