Cuidamos de ti y de tu hogar

Ideas para entretener a los niños en Semana Santa

Escrito por Redacción | abril 16, 2014 | Familia |
juegos_semanas_santa

La Semana Santa es un breve período vacacional que padres e hijos necesitan para descansar de la rutina del trabajo y los colegios. Más allá de procesiones y tradiciones religiosas, los pequeños disfrutan de unos días libres en los que seguro tratarán de buscar la diversión en cada momento. Aunque no siempre la encontrarán por sí mismos. Por eso, te proponemos varias actividades que tus hijos pueden realizar estos días de vacaciones y que pueden compartir todos en casa sin demasiado esfuerzo ni gasto económico. ¿Quién quiere divertirse?

VER TAMBIÉN: Diez parques temáticos para visitar con tus hijos en Semana Santa

Pintar huevos de Pascua: esta costumbre, sobre todo arraigada en el resto de Europa, puede llegar a resultar muy entretenida para los más pequeños. Consiste en decorar la cáscara de los huevos con cualquier color o diseño que los niños deseen. Deja que exploren su creatividad y exhibe los resultados después para que se sientan orgullosos. También puedes proponerles que decoren algunos huevos para familiares y amigos que ellos elijan, a modo de regalo. Lo más cómodo es que vacíes los huevos antes de comenzar con las manualidades, porque esto además te permitirá aprovechar su contenido para cocinar. Aunque hay quienes los pintan sin vaciar previamente. En muchas jugueterías y grandes superficies venden sets completos para decoración de huevos, aunque si no disponéis de uno, en internet encontraréis todo tipo de tutoriales para hacerlo fácilmente.

Manualidades con plastilina: es un material que da muchísimo juego con los niños. Si no disponen de un juego específico, aprovecha todo tipo de objetos para que los utilicen como moldes. Por ejemplo, los de pastelería. Puedes proponerles que hagan «la comida» con divertidos platos de colores y formas diferentes. Un reto para su imaginación que les mantendrá sus mentes ocupadas por un tiempo.

Pintar un cuadro: estas vacaciones son un buen momento para que los niños se relajen o se expresen mediante la pintura. Vístelos con la ropa adecuada (monos, delantales, «chubasqueros» hechos con bolsas de plástico), compra un gran lienzo, acuarelas, témperas o pinturas al óleo y pinceles. Pueden inspirarse en el jardín, en miembros de la familia, mascotas, paisajes o incluso componer diseños abstractos. Fíjales el objetivo de terminar el cuadro para poder exponerlo en alguna de las paredes de casa. Se divertirán y puede que hasta descubran un talento hasta ahora desconocido.

Las manualidades con plastilina pueden ser un entretenimiento en Semana Santa

Diversión en la cocina: por una vez, déjales mancharse las manos ayudándote a cocinar alguna receta que les motive: bizcochos, cupcakes, galletas, tartas sencillas, etc. Incluso puedes aprovechar para transmitirles la receta de las torrijas, tan típicas de esta época. Si habéis jugado a decorar huevos de pascua es la excusa ideal para aprovecharlos en alguna receta apetecible.

Plantar en el jardín: esta época primaveral es ideal para visitar el vivero en busca de nuevas plantas y árboles que den vida a nuestro jardín o terraza. Conviértelos en jardineros por un día explicándoles las nociones básicas para transplantar y acicalar una planta y adjudícales el cuidado diario de alguna maceta para que puedan hacerse responsables y comprobar sus progresos.

En busca del tesoro: con un poco de tiempo de preparación, podemos conseguir divertirles y entretenerles a lo grande aprovechando cada rincón de la casa. Idea un juego de pistas que, con un poco de ingenio, les vayan conduciendo al tesoro final (que puede ser un libro, unas entradas para el cine, el teatro o el zoo).

Un poco de deporte: estos días de vacaciones, los niños necesitan hacer deporte para quemar energías. Es el momento de sacar la bici, los patines, el patinete, los balones, etc. y hacer una excursión en familia por el campo o algún parque grande. Para completar el día, prepara un picnic que os permita aprovechar al máximo la jornada y compartir un buen rato familiar y saludable.

Visita al zoo: un lugar que suele estar concurrido en épocas festivas y fines de semana, probablemente lo esté menos durante estas fechas, en las que las procesiones en la ciudad se llevan toda la atención. Aprovecha para llevar a tus hijos a espectáculos infantiles, atracciones, e incluso al cine, sin esperar grandes colas.