Cuidamos de ti y de tu hogar

Ideas para disfrutar de la noche de Halloween en familia

Escrito por Redacción | octubre 19, 2014 | Familia |
Ideas para disfrutar de la noche de Halloween en familia

Cada vez son más las familias que deciden unirse a la tradición anglosajona de celebrar la noche de Halloween, el 31 de octubre, víspera de la festividad de Todos los Santos. Se trata de una fecha que los niños esperan con ilusión y que los padres pueden aprovechar para compartir unos momentos de ocio con sus hijos. A pesar de no ser una tradición propia de nuestro país, cada vez son más las propuestas de ocio que se nos plantean para disfrutar de la noche de Halloween. Si quieres sumarte a esta noche mágica, te proponemos algunas ideas de diversión en familia para esa noche:

- Decorar calabazas: el símbolo más identificable de la noche de Halloween no puede faltar este 31 de octubre. Diviértete con los tuyos vaciándolas y diseñando caras divertidas. Luego podéis colocar velas en el interior y decorar el interior y exterior de la casa. En este vídeo aprenderás lo fácil que es preparar una calabaza para Halloween con unos sencillos trucos:

- Cocinar: Halloween es la excusa perfecta para cocinar en familia platos divertidos con los que se entretengan niños y mayores. Desde momias de salchicha, hasta huevos de araña pasando por emparedados con forma de ataúd, aprende cómo hacer diez aperitivos divertidos y fáciles para Halloween.

Disfraces para todos: si os gusta disfrazaros, una idea muy divertida para esa noche es la de buscar un tema común para todos los miembros de la familia. Como por ejemplo “La familia Monster”. Cada uno puede asumir el personaje más acorde con su edad y rasgos físicos y disfrazarse y actuar como él. ¡Lo pasaréis en grande!

- Salir a pedir caramelos: la tradición que los niños no perdonan, sobre todo en zonas residenciales. A ser posible, conviene que los niños visiten las casas en pandilla y con sus padres a la vista. Luego, ocúpate de que repartan las golosinas recaudadas de firma equitativa y que no las coman antes de cenar.

- Ver una película de miedo: una vez hayáis ido a por caramelos y hayáis cenado los manjares más tenebrosos, podéis elegir una película de miedo adecuada para todos los públicos y sentaros a disfrutarla en familia.

- Contar cuentos o historias de miedo: del mismo modo, podéis acampar en el salón (o incluso en el jardín, si no hace frío) y contar historias misteriosas a la luz de las velas. También podéis jugar algún juego en familia manteniendo los disfraces. ¡Será mucho más divertido!

- Parque temático: muchos parques temáticos ofrecen un plan terrorífico para la noche de Halloween. Ideal para lo que les guste combinar las emociones fuertes con el terror.

- Cena temática: para los que prefieran no trabajar en casa esa noche, pueden acudir a alguno de los restaurantes que viven al máximo la noche de Halloween. Generalmente se trata de cadenas norteamericanas o de inspiración estadounidense y a los niños les suele fascinar.

También te puede interesar: