Cuidamos de ti y de tu hogar

La ropa del bebé para las primeras semanas

Escrito por Redacción | noviembre 29, 2017 | Familia |
La ropa del bebé para las primeras semanas

Una de las cosas que más ilusión hace a unos futuros padres es preparar la ropa del bebé para las primeras semanas de vida. Esas prendas minúsculas, delicadas y que tanta ternura nos inspiran al imaginarnos al retoño vestido con ellas. Sin embargo, es frecuente que las dudas nos asalten a la hora de decidir qué tipo de ropa es necesaria para los inicios, qué número de prendas es el adecuado y qué características han de tener.

No conviene dejarse llevar únicamente por la apariencia de la ropa del bebé en el momento de comprarla y conviene tener en cuenta cuáles serán sus necesidades en los primeros días para que su adaptación al mundo sea más llevadera.

En general, has de tener en cuenta las siguientes premisas:

- En las primeras semanas, el bebé necesita que le cambiemos el pañal continuamente, por lo que conviene que le pongamos ropa que se pueda desabrochar por abajo con comodidad en cada cambio.

- Las prendas de una sola pieza son más cómodas que las de dos en esta etapa, especialmente si las primeras semanas coinciden con la época de calor, en la que el bebé no llevará body interior y dejaremos su tripita y su espalda al aire cada vez que lo cojamos.

- Eso sí, busca que tengan abertura delantera con corchetes para vestir al bebé con agilidad y de manera cómoda.

- Lo mejor es que la ropa del bebé sea de algodón, sin adornos ni costuras que puedan agredir su delicada piel o resultarle incómodos.

- En cuanto a la talla, ten en cuenta que siempre es mejor que las prendas le queden algo grandes a que no las lleguen a usar. Ten en cuenta que la talla 0 apenas les valdrá para los primeros días. Así que guíate por el tamaño que el bebé presenta al final de la gestación y, más allá de un par de conjuntos de recién nacido para los primeros días (ningún padre se resiste), opta por tallas 1-3 para las primeras semanas.

- No te obsesiones con abrigar demasiado al bebé. En general, pasadas las primeras horas tras el nacimiento, en las que el contraste de temperatura es mayor, basta con abrigar al pequeño como lo haríamos nosotros mismos.

- Por supuesto, debes tener en cuenta la época del año en la que el bebé va a nacer. Ten en cuenta que, si el bebé nace en verano, durante muchas semanas vestirá con apenas un body o un pelele sin mangas. Ahórrate comprar chaquetitas, pantalones o vestidos que no se vaya a poner por las altas temperaturas.

En cuanto a los tipos de prendas, toma nota de estas sugerencias para vestir al bebé en las primeras semanas:

- 2 trajecitos de la talla 0: no son imprescindibles pero suelen hacer mucha ilusión.

- De 5 a 7 pijamas de una pieza con abertura delantera. Otra opción si el bebé nace en los meses de frío son los sacos de dormir.

- Calcetines o patucos: son importantes en las primeras semanas para ayudar al bebé a regular su temperatura corporal.

- Gorros: con un par será suficiente para abrigar la cabeza del bebé los primeros días. En principio, no es una prenda que vayan a ensuciar.

- Bodys (de 5 a 7): es la prenda comodín para debajo de la ropa de calle, del pijama o para estar en casa, dependiendo de la época en la que nazca el bebé.

- Polainas (4-5): para abrigar las piernas del bebé cuando lleve un body. Es una prenda muy versátil que conviene tener a mano al principio.

- Conjuntos de una pieza (talla 1-3 meses): los usarás para salir de paseo, recibir visitas, etc. Conviene que sean de talla superior a la 0, ya que la idea es que le valgan al bebé durante las primeras seis semanas aproximadamente.

La cantidad de prendas de cada tipo necesarias varía mucho en función de la cantidad de lavadoras que vayamos a poner en las primeras semanas del bebé.

Te recordamos que es importante lavar toda la ropa del bebé antes de su nacimiento, y te recomendamos hacerlo con un detergente que proporcione un aroma apropiado, como el Detergente Líquido Flota Colonia.

También te puede interesar: