Cuidamos de ti y de tu hogar

Los mejores juguetes para el desarrollo cognitivo de un niño

Escrito por Redacción | junio 20, 2018 | Familia |
Los mejores juguetes para el desarrollo cognitivo de un niño

En el desarrollo de todo niño, los juguetes forman una parte fundamental porque es el medio para que conozca el mundo. Los juguetes que favorecen el desarrollo cognitivo de los niños les permiten ver, tocar, sentir y escuchar. Por eso debes proporcionarle el juguete ideal de acuerdo a su edad, y así tendrá muchas posibilidades de explorar y aprender de su entorno.

Sin embargo, hay que tener especial cuidado en darles juguetes de estimulación cognitiva adecuados a su madurez intelectual, de lo contrario se podrían lastimar, no ser aprovechados, romperlos y hasta perder piezas.

Juguetes de acuerdo a la edad de tu hijo

• De 0 a 6 meses

Para estimular el desarrollo cognitivo busca juguetes que sean suaves y ligeros. Los peluches, por ejemplo, son una buena opción. Por otra parte, los móviles de colores brillantes atraen el enfoque y la atención de un bebé. Los espejos, los sonajeros y las mantas de juegos, son objetos que disfrutarán mucho. Puedes comprar libros de tela ilustrados o de cartón, porque promueven la identificación, y si emiten sonidos asegúrate que sean suaves y armoniosos. Por último y no menos importante, son perfectos para esta edad los gimnasios y centros de actividades.

Un juego muy divertido y que estimula su aprendizaje es utilizar un pañuelo para ocultar y mostrar un juguete a tu bebé. Una vez que mantenga su mirada en el pañuelo con el juguete oculto, habrá dominado la mirada y habrá descubierto la permanencia del objeto, sin duda será un gran progreso para él.

• De 6 a 12 meses

Los mejores juguetes para el desarrollo del bebé y la motricidad gruesa son las pelotas, siempre que sean ligeras y de materiales suaves. Éstas son perfectas para enseñarlo a lanzar y rodar, sobre todo para perseguirlas con el gateo. Finalizando esta etapa estará listo para que le compres bloques y aros apilables, o el clásico cubo en el que debe insertar las figuras geométricas.

• De 1 a 3 años

Para estimular el desarrollo cognitivo ya es seguro darles juguetes para la bañera, juguetes que tiran agua, figuras que flotan, burbujas, barquitos, juguetes de transporte (carros, camiones, aviones, juguetes con ruedas) y una cuerda para tirar de ellos. Como al principio de esta etapa empezarán a caminar, estos juguetes serán los ideales. Más adelante estarán listos para armar rompecabezas simples.

• De 3 años en adelante

Es tiempo de subir los niveles de dificultad, así que los bloques podrán ir siendo cada vez más pequeños, estos promueven el recuento, la clasificación y las habilidades de resolución de problemas. Sin embargo, deben ser usados bajo nuestra supervisión. La forma de clasificación de los juguetes también les ayudará a establecer relaciones entre los objetos. También pueden usar materiales de arte (acuarelas, plastilina y masilla), que los mantendrán ocupados por largos periodos de tiempo.

Juegos para el desarrollo cognitivo

A la hora de comprar, los juguetes no tienen que ser sofisticados ni costosos para que sean adecuados. Lo que interesa es que sean capaces de ayudar a tu hijo a practicar sus habilidades básicas más importantes.

Cuando llega la hora del baño, ayuda a tu hijo a exprimir el agua de la esponja para llenar diferentes tazas, hasta que éstas se hundan en la bañera. Esto es una actividad sencilla que fomenta la capacidad de tu hijo. Actividades similares le serán útiles para anticipar, predecir resultados y entender qué significan las consecuencias.

Si llenas una botella de plástico con piedras o conchas de mar y la cierras de tal forma que tu hijo no la pueda abrir, observarás como tu hijo aprende la causa y el efecto cada vez que agita la botella y salen sonidos de ella.

Objetos simples que tienes en casa pueden ayudar al desarrollo cognitivo de los bebés, tales como: las cucharas de madera, los envases de plásticos, tazas, vasos desechables, las cajas de cartón, o los cartones de huevos vacíos.

No es necesario que compres constantemente nuevos juguetes para que tu hijo desarrolle sus capacidades cognitivas. A la larga, los juguetes se irán quedando metidos en una caja sin que nadie los utilice y ya habrás hecho una alta inversión para su crecimiento.

También te puede interesar: