Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo preparar a tu hijo para la llegada de un hermano

Escrito por Redacción | abril 23, 2014 | Familia |
Cómo preparar a tu hijo para la llegada de un hermano

La noticia de que hay un nuevo miembro de la familia en camino supone siempre un motivo de felicidad en casa. Pero cualquier padre debe saber que, sobre todo si son pequeños, los futuros hermanos mayores deben aprender a entender y asimilar la noticia.

En general, no tiene por qué suponer una circunstancia traumática para los pequeños, siempre que se les introduzca de manera suave y progresiva, enfocándolo desde un punto de vista positivo y que ensalce su protagonismo.

VER TAMBIÉNEl papeleo que llega con un recién nacido

Te proponemos los siguientes consejos para que prepares a tu hijo pequeño para la llegada de un nuevo hermanito a la familia:

Implícale en los preparativos del nacimiento: a partir de la feliz noticia, es normal que los padres se vuelquen en preparar todo lo necesario para la llegada del bebé. Esto puede generar cierto recelo en su futuro hermano mayor, que puede sentirse desplazado. Una buena idea para evitar esa situación es contar con el pequeño en los preparativos: que dé su opinión a la hora de elegir la ropa o el color de la habitación, que elija algún primer regalo de su parte, incluso que participe en la elección del nombre.

Recuérdale cuando él era bebé: para introducirle en el proceso en el que jugará un papel importante a partir del nacimiento del niño, recuérdale en qué consisten los primeros meses de vida, enséñale fotos de cuando era bebé y repasa anécdotas para que se vaya familiarizando.

Fomenta su cariño desde el principio: una vez haya entendido que va a tener un hermanito, puedes proponerle que interactúe poco a poco con él, intentando escuchar sus latidos, besando la tripa por las noches e incluso hablando y cantando canciones de cuna.

Muéstrale cómo debe tratar al bebé: los niños pequeños no son conscientes a priori de la delicadeza con la que debe ser tratado un recién nacido. Insiste en esta idea antes del nacimiento para evitar sustos que puedan hacer sentir mal a su hermano mayor.

Enséñale a ser el hermano mayor: una de las cosas que más puede reforzar la autoestima de tu hijo ante la llegada de su hermanito es que le expliques su papel como hermano mayor. Él es quien mejor puede enseñar todo lo que sabe a su hermano pequeño y servir de ejemplo en su educación y desarrollo. Para ello, solicita su ayuda de vez en cuando con el bebé, aunque solo sea de manera simbólica. Además, puedes recordarle los privilegios de ser mayor en comparación con lo que todavía no puede hacer su hermanito.

Préstale más atención cuando llegue el bebé: para intentar compensar el cariño y atención que el bebé recibirá por parte de familiares y amigos en sus primeros días de vida, trata de estar pendiente en todo momento de tu hijo mayor. Los familiares pueden encargarse esos días de que no pierda su ritmo de actividades rutinario y hacerle partícipe de todo lo que ocurre en el hospital.

Aun teniendo en cuenta todo esto, es frecuente que los hermanitos mayores sientan celos o falta de atención durante los primeros meses, e incluso recurran a llamar la atención de los padres con actitudes impropias de su edad. En esos casos, los padres deben tener paciencia y hablar con sus hijos sobre esos sentimientos que les frustran para que los canalicen de otra manera y entiendan que el nuevo bebé les necesita.