Cuidamos de ti y de tu hogar

Siete maneras de divertirse haciendo deporte en verano

Escrito por Redacción | julio 13, 2014 | Familia |
deporte_familia

Con las vacaciones escolares llega el tiempo de ocio y descanso para los más pequeños de la casa. Días enteros sin horarios, tareas o deporte extraescolar que si no se gestionan bien, pueden resultar tediosos y favorecer la vida sedentaria de los niños.

Las alternativas de ocio en familia están al alcance de la mano de quienes se lo propongan y solo hay que elaborar un buen plan para fomentar el ejercicio y la diversión con los tuyos. Aquí te proponemos seis alternativas sencillas:

  • Campamento urbano: cada vez más gimnasios organizan campamentos de verano en las que los niños aprenden, se divierten y hacen ejercicio. Muchos enseñan inglés, practican juegos tradicionales, deportes de todo tipo y actividades en el agua para sobrellevar el calor. Este tipo de actividades puede resultar muy útil a los padres, que pueden incluir en su rutina deportiva diaria a sus hijos. Además, resulta beneficioso para los niños, que evitan caer en el sedentarismo durante las vacaciones e incluyen rutinas y horarios en parte de este período tan extenso.
  • Excursión en bici: prepara unos bocadillos e idea una ruta para recorrer en bicicleta con tu familia. Planea diferentes descansos en zonas en las que se pueda almorzar, contemplar una vista, darse un baño o jugar a deportes sencillos con balón. Al acabar el día, toda la familia habrá practicado un completo ejercicio que reforzará lazos.
  • Palas en la playa: un torneo de palas sobre la arena o a la orilla del mar puede ser una buena idea para divertirse en familia mientras se practica un poco de deporte. Protege a los tuyos con loción solar y gorras y plantéales metas para motivar el juego. Lo ideal es que jueguen todos en dos equipos, equiparando el nivel de cada uno.
  • Aprendiendo a patinar: los patines son una alternativa ideal para disfrutar de ejercicio y diversión en familia. Si no sois expertos patinadores podéis acudir a cursos que se convocan los fines de semana en los grandes parques de cada ciudad. Además de coger confianza y aprender lo básico para defenderse con los patines, las risas en familia estarán asegurada.
  • Visita al acuático: cualquier visita a un parque acuático supone una auténtica jornada de ejercicio y diversión garantizados para niños y mayores. Ellos nunca se cansarán de subir y bajar a los mismo toboganes y tú habrás logrado que se diviertan por un día sin la ayuda de los videojuegos o la televisión.
  • Senderismo en familia: organiza una excursión a pie por un paraje natural que incluya picnic y descansos en los que poder jugar con pelotas, cartas o raquetas de tenis, por ejemplo. Ten preparadas canciones o juegos infantiles para amenizar la caminata a los más pequeños. Se convertirá en un agradable momento en familia con el que respirar aire puro y hacer algo de ejercicio.
  • Piragua: es un completo ejercicio que a los niños encanta. Busca algún lago, pantano o río cercano donde haya piraguas a disposición del público y sea seguro practicarlo en familia. Podéis combinarlo también con un picnic en medio de la naturaleza. ¿Preparados para las agujetas en los brazos?

También te puede interesar: