Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos para ahorrar espacio en tu maleta de viaje

Escrito por Redacción | abril 13, 2014 | Familia |
Como ahorrar espacio en tu maleta de vacaciones

Se acercan las vacaciones y muchas familias planean viajes o escapadas que incluyen trayectos en avión con compañías de bajo coste. Compramos con bastante antelación los billetes para este tipo de vuelos atraídos por sus considerables ofertas, sin caer en la cuenta de que la maleta que incluye el precio no nos va a dar mucho juego a la hora de hacer el equipaje.

VER TAMBIÉNAplicaciones para organizar un viaje

Tanto si viajas en coche con un maletero repleto de equipaje, como si vas en tren o autobús y no quieres ir cargado de bultos, lo mejor es que tomes nota de los consejos como estos que te proponemos para aprovechar al máximo el espacio:

-Opta por prendas combinables que valgan tanto para el día como para la noche. Si escoges un vestido largo sin tener la certeza de que lo vas a usar, lo más seguro es que vuelva tal y como se fue en la maleta. Mejor llevar camisetas, camisas, pantalones, faldas, americanas y demás prendas que, con el complemento adecuado sirvan para ocasiones más o menos informales.

-Elige colores básicos y neutros que combinen con casi todo. Cuanto más lisas y menos estampadas sean las prendas, menos ropa extra tendrás que llevar para combinar.

-Enrolla la ropa para que ocupe menos. Sobre todo, vaqueros, prendas de punto y camisetas de algodón. Conseguirás que lleguen igual de planchados que si los doblas, pero aprovecharás mejor el espacio restante entre montones. Por el contrario, no enrolles calcetines, medias, ni ropa interior. Solo extiéndelas para que abulten lo menos posible. Intenta ocupar los recovecos laterales que suelen quedar libres en la maleta.

-Usa bolsas de envasado al vacío. Tanto para la ropa voluminosa (abrigos y chaquetas), como para los productos del neceser. A veces por estética recurrimos a estuches que ocupan más que su contenido y nos hacen perder demasiado espacio. Con estas bolsas transparentes de las que se extrae todo el aire con un aspirador, todo quedará mejor distribuido.

-Aprovecha el espacio interno del calzado. Podrás meter calcetines, medias, cables, botes y cualquier otro objeto de pequeño tamaño en un espacio de que otro modo quedaría desaprovechado. En general, intenta ocupar con este tipo de cosas los recovecos laterales que suelen quedar libres en la maleta.

Zapatos y prendas que abultan en la maleta

-Rellena el hueco de los cuellos de las camisas con cinturones, pañuelos. Además de ayudar a mantener su forma, te servirá para que tus complementos ocupen menos.

-Vestidos y prendas largas. Extiéndelos sobre la maleta vacía dejando caer las partes sobrantes a los lados. Cuando hayas metido toda la ropa encima, dobla hacia dentro los extremos del vestido que sobresalen de la maleta. ¡Así se arrugará menos!

-Coloca los zapatos en bolsas individuales. Conseguirás encajarlos mejor en el puzzle de tu maleta y además evitarás que te ensucien ninguna prenda. Elige siempre calzado polivalente. Aunque en casa tengas un par para cada ocasión, escoge el calzado más cómodo y que más posibilidades te da a la hora de combinar.

-Comparte accesorios de neceser. Si viajas con más gente, repartid el contenido para no llevar más productos de los necesarios. Y, por supuesto, elige productos tamaño viaje o usa envases rellenables.

-Si hay algo especialmente delicado o que abulte en exceso, como un bolso o un sombrero, lo mejor es que lo lleves puesto en el viaje.

Y si vas muchos días… Consulta los previos del servicio de lavandería del hotel o zona donde te alojes. Puede que te salga más barato que facturar una maleta más grande en una aerolínea «low cost».

También te puede interesar: Diez parques temáticos para llevar a tus hijos en Semana Santa