Cuidamos de ti y de tu hogar

10 errores de decoración muy comunes

Escrito por Redacción | octubre 18, 2017 | Hogar |
10 errores de decoración muy comunes

Es una situación muy común. Decidimos cambiar la imagen de nuestro hogar o bien de alguna de sus estancias y compramos muebles, telas, lámparas, alfombras y demás objetos de decoración de acuerdo con nuestros gustos y con la idea que tenemos en mente. Pero el resultado final no acaba de convencernos. La iluminación, la disposición de los muebles, la combinación de colores, las cortinas,… Después de toda la inversión, hay algo que no funciona y no sabemos qué es. Puede que hayas cometido alguno de estos diez errores de decoración clásicos en quienes no son profesionales:

- Alfombras demasiado pequeñas: las alfombras siempre debe cubrir con holgura el espacio de los muebles más grandes de cada espacio. Si por ejemplo queremos colocar una bajo la mesa del comedor, tendrá que sobrepasar el ancho y el largo que ocupan las sillas y la mesa abiertas juntas.

- Cortinas que no dejan pasar la luz: por mucho que encajen en la combinación de colores, unas cortinas gruesas siempre restarán luz a las estancias. Elige colores neutros que den luminosidad y texturas que aporten calidez y dejen pasar la luz, como el lino. Además, hay que evitar colocar muebles que tapen de alguna manera las ventanas.

- Cuadros demasiado altos: los cuadros deben estar a la altura de la vista. Para obtener una referencia estándar podemos dividir el alto de las paredes en cuatro secciones. El alto de los cuadros debe corresponder al segundo nivel comenzando por el techo.

- Demasiados muebles: puede ser una tentación hacerte con todos los muebles bonitos que había en la tienda. Pero, al colocarlos en la estancia comprobarás que demasiados muebles reducen la sensación de espacio. Cíñete a eso de «menos es más» y consigue una mayor sensación de amplitud.

- Demasiado blanco: a veces nos obsesionamos con aquello de que las paredes blancas dan más luz y espacio a las estancias, pero no pueden hacer maravillas. Si la habitación tiene poca luz natural puede quedar plana y aburrida. Mejor optar en algunos casos por colores suaves y relajantes que no resten espacio y permitan los matices

- Demasiados cojines: aunque nos encanten y siempre queramos más, pueden dar sensación de desorden si nos excedemos. Uno o dos cojines en cada extremo del sofá serán suficientes. Lo mismo sucede con las camas.

- Luz poco apropiada: las bombillas no solo varían en función del tamaño o la potencia. Podemos decidir entre mayor o menor intensidad y mayor o menor calidez. Las bombillas más amarillentas nos permitirán conseguir espacios más acogedores. Además de la luz de techo, es aconsejable combinar con lámparas de pie y de mesita para generar varios ambientes.

- Piezas aisladas en la pared: decorar paredes con cuadros pequeños que no ocupen al menos dos tercios del espacio provoca un efecto visual de que algo está incompleto. Para solucionarlo, combina varias piezas hasta ocupar razonablemente la pared. Cuélgalas simétricamente si son del mismo tamaño o a modo de collage si son diferentes.

- Sillones de espaldas: es casi una regla de decoración. Trata de que al entrar en una estancia nunca se vea la espalda del sofá, porque resulta poco acogedor. Si te resulta imposible, trata al menos de colocar un mueble tipo consola o aparador delante con alguna lámpara que distraiga la atención de la parte trasera del mueble.

- Cortinas demasiado bajas: si nos empeñamos en colocar la barra de las cortinas justo encima del marco de la ventana solo conseguiremos que parezcan más pequeñas. Igualmente, la barra debe permitir abrir las cortinas más allá de los marcos laterales para dejar entrar la luz. Lo ideal es colocar la barra lo más cerca posible del techo y que la barra termine a cada lado más allá de los marcos. Así conseguiremos una mayor sensación de amplitud.

También te puede interesar: