Cuidamos de ti y de tu hogar

10 objetos sorprendentes que puedes lavar en la lavadora

Escrito por Redacción | abril 19, 2018 | Hogar |
10 objetos sorprendentes que puedes lavar en la lavadora

Además de la ropa de cama, las toallas, los trapos y las prendas con las que nos vestimos, la lavadora puede ayudarnos con la limpieza de muchas otras cosas que a veces ni se nos pasarían por la cabeza. La clave está en utilizar programas de temperatura baja y hacer uso de mallas de lavandería para los objetos pequeños, si es necesario. También puedes recurrir a emplear unas gotas de aceites esenciales desinfectantes (como el de pino) en lugar de lejía con ciertos artículos.

¿Se te había ocurrido lavar en la lavadora alguno de estos diez objetos cotidianos?

- Mochilas: ¿su mochila del colegio o el gimnasio ha cambiado de color? Entonces hace tiempo que necesita un lavado. Vacíala por completo (cuidado con rotuladores o bolígrafos) y trata cualquier posible mancha previamente para que salga impecable. Para ello te recomendamos usar un cepillo de cerdas suaves y un poco de oxígeno activo apto para la ropa de color. Después, da la vuelta a la mochila para introducirla en la lavadora y usa un programa de agua tibia.

- Juguetes: nos podemos imaginar la cantidad de gérmenes y suciedad que llegan a acumular. Aprovecha el poder de limpieza de la lavadora para dar una nueva vida a los juguetes de tus hijos. Utiliza bolsas de lavado para las piezas pequeñas como bloques de construcción o juguetes para la bañera. Deja que se sequen al aire libre.

- Equipamiento deportivo: la ropa deportiva puede convertirse en un gran reto para la colada. Pero no olvides que otros artículos de equipamientos como rodilleras, coderas o espinilleras también se ensucian de sudor o barro. En la lavadora quedarán perfectos si los metemos en una malla con el resto de la colada. Usa un ciclo suave y nunca emplees la secadora.

- Bolsas porta alimentos: las mochilas térmicas con las que llevamos la comida al trabajo también deben lavarse de vez en cuando para evitar la contaminación cruzada o incluso las intoxicaciones alimenticias. Un ciclo suave con agua tibia es todo lo que necesitas para dejar impecable tus tarteras.

- Esterillas de yoga: se ensucian de sudor, polvo y todo tipo de restos que se encuentren en el suelo en que la colocamos para hacer ejercicio. Además de pasar un trapo de vez en cuando, conviene lavarlas por completo para que no acumulen olores. Colócala en el tambor lo más desenrollada posible y equilibra la carga con un par de toallas. Elige un ciclo de agua templada y agrega unas gotas de aceite esencial desinfectante.

- Bolsas reutilizables: estas bolsas que muchas veces se manchan con restos de comida que traemos del supermercado también se pueden lavar sin problemas en la lavadora y así prolongar su vida útil. Sigue las instrucciones de la etiqueta del fabricante, si la tiene. Si no, elige la temperatura máxima en función del tejido o material y déjalas secar al aire.

- Esponjas de maquillaje: elimina los restos de maquillaje acumulador introduciendo la esponja con la que te maquillas junto con el resto de la colada. Utiliza un programa de agua templada y unas gotas de aceite esencial desinfectante para los gérmenes.

- Guantes para horno: elimina grasa y manchas típicas del manejo en la cocina como si se tratase de cualquier otra prenda del hogar.

- Fregonas: muchas veces te hemos mencionado lo importante que es contar con herramientas de limpieza en buenas condiciones en el hogar. Extrae la cabeza de la fregona del palo para meterla en la lavadora tras cada limpieza general. Puedes emplear lejía en el lavado para desinfectar. Para completar el lavado, puedes introducir otras herramientas como estropajos, cepillos, guantes de fregar o, por supuesto, bayetas.

- Alfombrillas: siempre que no sean de fibra de coco, felpudos y pequeñas alfombras se pueden meter en la lavadora. Incluso las que tienen respaldo de goma. Pretrata las manchas, usa un ciclo de agua fría y un detergente líquido con alto nivel de protección como el detergente líquido Flota. Sécalas siempre al aire libre para no estropear los materiales.

También te puede interesar: