Cuidamos de ti y de tu hogar

12 cosas que nunca debes meter en un lavaplatos

Escrito por Redacción | marzo 12, 2018 | Hogar |
17 cosas que nunca debes meter en un lavaplatos

Todo el menaje que podamos meter en un lavaplatos supone un ahorro de tiempo, esfuerzo y agua. Pero el lavavajillas no es un electrodoméstico que admita cualquier material, ni de cualquier manera. Siempre que tengas dudas, coloca los utensilios en la bandeja superior y ten en cuenta este listado de excepciones:

Utensilios de madera: cucharones, tenedores y espátulas de madera contienen aceites naturales que protegen el material y que pueden eliminarse si los solemos meter en un lavaplatos. Es el mismo inconveniente que tienen las tablas de cortar madera. Si queremos que duren más tiempo, debemos fregarlas a mano.

Tampoco conviene dejar a remojo los utensilios de madera, ya que el material puede hincharse y deformarse.

Botes con etiquetas de papel: ¿acostumbras a aprovechar los botes de cristal para elaborar tus propias conservas? Entonces debes saber que, si bien no hay problema en lavar esos botes en el lavavajillas, debes eliminar antes las etiquetas de papel y el adhesivo de debajo, ya que pueden obstruir el drenaje del lavaplatos. Aprende cómo quitar etiquetas y adhesivos con nuestros trucos.

Sartenes antiadherentes: el recubrimiento antiadherente que incorporan la mayoría de las sartenes se deteriora con el lavado a máquina, aunque muchas etiquetas indiquen que este tipo de menaje es apto para meter en un lavaplatos. Lo que más afecta a este tipo de materiales son los detergentes y la temperatura de secado, con lo que, si aún así decides meter las sartenes en el lavavajillas, deja que se sequen al aire al menos.

Recuerda que cuando la superficie de una sartén antiadherente se ha dañado, debes tirarla para evitar contaminar la comida con los materiales tóxicos.

Cuchillos de cocina: los detergentes tienden a deteriorar el filo de los cuchillos lavado tras lavado. Por eso, lo mejor es lavar a mano los cuchillos de mejor calidad y con los que trabajamos en la cocina. Aparte de esto, si un cuchillo tiene el mango de madera, no se puede meter en un lavaplatos. El resto de cuchillos del menaje, puedes introducirlos en el cesto de los cubiertos boca abajo para evitar accidentes al vaciar o llenar el lavavajillas.

Utensilios y menaje de aluminio: los recipientes desechables de aluminio se estropean en el lavaplatos. Lo mismo sucede con las ollas y sartenes de este material, que puede verse dañado por los detergentes dando lugar a corrosión o manchas blancas.

Cristalería impresa: nos referimos a las jarras medidoras y demás menaje de cristal serigrafiado. Los dibujos y marcas se irán borrando con el paso de los lavados por la acción del detergente y el agua caliente.

Ralladores: como herramienta afilada que es puede estropear el recubrimiento plástico de los bastidores del lavavajillas y dar lugar a que se oxide. Además, no suelen quedar bien limpios por la cantidad de pequeños orificios que tienen.

Menaje de cobre: sartenes y ollas de cobre son un clásico decorativo en muchas cocinas, pero nada prácticos a la hora de la limpieza. Así, los detergentes para lavaplatos dejarán un mal acabado que puede incluso provocar que el cobre se oxide.

Menaje de hierro fundido: las sartenes de hierro son quizá las más duraderas si se cuidan adecuadamente. Ya te contamos que este tipo de sartenes necesitan ser curadas una capa de aceite para conservarse adecuadamente y cocinar a la perfección. Por el contrario, los detergentes y el exceso de agua eliminan esa capa de aceite y acaban deteriorando el hierro.

Menaje acrílico: las vajillas infantiles nos encantan por sus divertidos diseños y su colorido. Pero la temperatura y la agresividad del detergente hace que no sea un menaje adecuado para meter en un lavaplatos.

Tapas de ollas a presión: los restos que circulan en un lavado en el interior del lavavajillas pueden obstruir las válvulas que contienen las tapas de las ollas exprés y hacer que estas funcionen mal. Tampoco es difícil que los químicos agresivos de los detergentes dañen la silicona de las juntas o la goma de la tapa.

Recipientes de plástico finos: si guardas los envases que utilizan los restaurantes para las sobras de comida o algunos negocios de comida rápida, recuerda que no debes meterlos en el lavavajillas. Las altas temperaturas tanto del agua como del secado pueden derretir el plástico.

Por último, para dejar tus platos impecables en cada lavado te recomendamos una elección perfecta para tu lavaplatos, como es el lavavajillas Flota máquina, con su alto valor anti-cal y desincrustante.

También te puede interesar: