Cuidamos de ti y de tu hogar

Ahorra más de 130 euros cuidando tus electrodomésticos

Escrito por Redacción | marzo 13, 2014 | Hogar |
El buen uso de los electrodomésticos puede ahorrarte 130 euros al mes

Llevar a cabo un buen mantenimiento de los electrodomésticos del hogar supone en la mayoría de los casos evitar recurrir a reparaciones o incluso a la adquisición de nuevos aparatos, dos hechos que implican un gasto importante.

El 4% de las incidencias en el hogar registradas anualmente vienen dadas por las complicaciones en los electrodomésticos, según datos de Reparalia. Teniendo en cuenta que el coste medio de una reparación ronda los 130 euros, lo más apropiado es dar un buen uso a los electrodomésticos, los que ya tenemos, y conocer cuáles son las averías más habituales.

La lavadora

La lavadora y el lavavajillas son dos de los electrodomésticos más utilizados, estas son las averías más habituales:

  • El quedarse sin agua en la lavadora es una de las averías más frecuentes. Si es el caso, comprueba que has elegido el programa correcto, que tanto la toma de agua fría como la de caliente están bien conectadas o que la manguera de llenado de no está doblada. Por último, asegúrate de que la llave de paso esté abierta. Si no detectas ninguna irregularidad, avisa a un especialista.
  • Otro de los problemas más comunes es el ruido excesivo. Puede deberse a que el tambor se muestra inestable o que el suelo donde está la lavadora es irregular. Si no es ninguna de estas cosas, es muy probable que el motor esté averiado y tengas que cambiarlo.
  • Si la lavadora se para a mitad de lavado, es posible que la manguera de drenaje esté bastante más abajo que la tubería de salida, no permitiendo que el agua fluya.

El lavavajillas

En cuanto al lavavajillas, no necesita un gran mantenimiento para garantizarle una vida útil prolongada. Pero hay que estar pendiente de posibles averías.

  • Si no recibe agua, mira debajo del fregadero y asegúrate de que la llave de paso del agua caliente está completamente abierta. Si es así, échale un vistazo al manual para saber cómo acceder a la válvula de entrada de agua ya que puede estar atascada.
  • Cuando no reabsorbe el agua, puede que la llave principal de la casa esté dañada o que la tubería de tragado esté atascada. Otra posibilidad, es que la bomba esté averiada y la tengas que cambiarla.
  • Si tus platos salen sucios es muy probable que no los hayas colocado bien. Cuando lo hagas, evita pegarlos unos a otros porque si es así, el jabón no llegará bien a todos los rincones. Si el problema persiste, prueba a utilizar más detergente. Si sigue sin funcionar, lo más aconsejable es que llames a un técnico de reparaciones.
  • Otro de los fallos habituales es que haga demasiado ruido. Cuando el aparato esté frío, mira dentro para comprobar que no hay objetos sólidos como restos de comida o cubiertos que se hayan quedado olvidados. También debes asegurarte de que el lavavajillas está colocado en una superficie plana. Si el ruido persiste, lo más probable es que la válvula de entrada de agua esté averiada.