Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo ahorrar electricidad en Navidad

Escrito por Redacción | diciembre 27, 2014 | Hogar |
electricidad_navidad

La Navidad es época de alegría e ilusión en los hogares, pero en ocasiones también de mayor gasto en electricidad. El intenso frío, la iluminación típica de los hogares y las largas sesiones de cocina en los días señalados pueden disparar el consumo energético. Además, no olvidemos que son unas fechas en las que niños y muchos mayores están de vacaciones, por lo tanto más tiempo de lo habitual consumiendo electricidad dentro de casa. También es frecuente que en algunos hogares se reúnan o alojen otros miembros de la familia con motivo de la celebración de las fiestas navideñas.

Por todas estas razones, es importante que tomemos precauciones para que el consumo de electricidad no se dispare en nuestro hogar durante la Navidad. Toma nota de los siguientes consejos:

Las luces navideñas: lo ideal es prescindir de ellas a la hora de decorar la casa en Navidad. Si tienes una casa grande y sueles colocar gran cantidad de luces, redúcela a lo mínimo imprescindible. Además, lo mejor es que las enciendas solo en los días señalados o cuando haya invitados porque tu casa va a acoger una de las típicas celebraciones de estas fechas.

En cualquier caso, si te resistes a prescindir de iluminación navideña en tu hogar, lo mejor es que te asegures de que usas luces tipo LED que consumen mucho menos. Si tus guirnaldas de luces son antiguas, sustitúyelas por otras de este tipo. Tu factura de la luz lo agradecerá.

Calefacción: fija el termostato a 20-21º y por la noche apágalo o manténlo al mínimo (16º) si hace más frío de lo normal. Controla que puertas y ventanas estén cerradas para aislar y mantener el calor de cada estancia, sobre todo si tienes invitados. Cuando se reúnan en la casa más personas de lo habitual, baja la gradación de la calefacción, para ahorrar aprovechando el aumento de temperatura de las estancias.

En la cocina: los días que cocines con antelación para las fechas señaladas evita introducir platos calientes en el interior del frigorífico porque sube la temperatura y aumenta el gasto energético. Si tu factura de la luz tiene discriminación horaria, aprovecha las horas nocturnas para cocinar tus platos, conseguirás ahorrar un buen porcentaje a final de mes.

Además, debes tener en cuenta que se ahorra más usando la olla a presión que las cazuelas clásicas y, si utilizas el horno, puedes aprovechar sus diferentes niveles para introducir varias bandejas .

Si salís de viaje: desconecta todos los aparatos. Aquellos que se mantienen en “stand by” o tienen un transformador (como los teéfonos móviles y ordenadores portátiles) consumen energía ininterrumpidamente y al final se refleja en la factura de la electricidad. Para asegurarte de que no hay ningún aparato consumiendo, lo mejor es que bajes el diferencial general.

También te puede interesar: