Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo ahorrar en el lavado de ropa

Escrito por Redacción | abril 21, 2015 | Hogar |
Cómo ahorrar en el lavado de ropa

La lavadora es uno de los electrodomésticos que con más frecuencia usamos: un mínimo de dos a tres veces a la semana (si no hay niños pequeños en casa). Por este motivo, la hora de poner la lavadora puede ser un buen momento para empezar a ahorrar.

Además seguir unos sencillos pasos al realizar la colada mejora los lavados, prolonga la vida de la lavadora, ayuda a cuidar la ropa y ahorra agua, electricidad y detergentes.

Agua y electricidad

Temperatura. Los programas más económicos son los de agua fría, por tanto ahorraremos más energía si evitamos los programas que impliquen temperaturas altas. También hay que tener en cuenta que la temperatura que los fabricantes indican en las etiquetas señala la máxima a la que se puede someter la prenda, pero no tiene por qué ser la que usemos por norma. El agua templada o fría es suficiente para la mayoría de los lavados, a no ser que la prenda esté muy sucia o tenga manchas difíciles. Para la suciedad más incrustada puedes emplear prelavados con agua caliente y continuar el resto del lavado con una temperatura inferior.

VER TAMBIÉN: ¿A qué temperatura se debe lavar la ropa?

Cantidad. La lavadora no se debe poner a funcionar con tan solo un par de prendas, ni tampoco llenarla en exceso. Tiene que haber espacio suficiente para que el agua pueda circular entre las prendas. Si no sueles llenar la lavadora por completo, no te olvides de los programas de media carga.

Detergente

Tipos. La mayoría apuesta por un detergente funcional, que emplea en todos los lavados, pero en función del tejido y del tipo/cantidad de manchas se debe utilizar una clase de detergente u otra. Usar un producto específico te ayudará a conseguir un mejor resultado y, así, optimizarás recursos.

VER TAMBIÉN: Cómo elegir un detergente según nuestras necesidades

Dosis. Hay que utilizar la cantidad justa: si es insuficiente, no se alcanzará un resultado óptimo y si es excesiva, además de implicar un gasto innecesario, tampoco mejorará el lavado. Si te pasas de cantidad la lavadora tendrá que trabajar de más para eliminarlo.
Hay que ajustar la dosis de detergente al volumen de ropa, la suciedad y la dureza del agua de la zona.

VER TAMBIÉN: Cómo dosificar el detergente

Ropa

Forma. La manera correcta de introducir la ropa en la lavadora es suelta, que no esté doblada, ni enrollada y vuelta del revés para no dañar los tejidos. Los continuos lavados pueden estropear las prendas, debes cuidarlas en cada lavado.

Delicada. La ropa delicada requiere un tratamiento adecuado. Para las medias o los calcetines ejecutivos usa una bolsa de red para no sufran ningún desperfecto durante el ciclo de lavado (cómo lavar medias en la lavadora).

Tejidos y colores. Separa las prendas de color y las blancas, también ten en cuenta el tipo de tejido y el grado de suciedad y manchas. Y ante la duda: toallitas anti-transferencia de color.

Lavadora

Tipo. La elección de una clase eficiente (clase A) supone a la larga un ahorro que justifica la inversión inicial. Ten en cuenta que la capacidad de la lavadora también influirá en el consumo de agua (6,7, 8 ó 9 kg.).

Ciclo de lavado. Los litros de agua que se consumen dependen de los ciclos de lavado. Acostúmbrate a utilizar siempre que puedas ciclos económicos, utilizan menos cantidad de agua, por tanto, menos cantidad de energía para calentar el agua y menos cantidad de detergente.

Atascos. Evita cualquier objeto que pudiera causar un atasco en la lavadora. Revisa bien los bolsillos de cada una de las prendas, así como cualquier otro elemento que pudiera desprenderse. Una obstrucción puede incrementar el consumo de energía.

Limpieza. Realiza un mantenimiento adecuado de la lavadora: el tambor, la junta de la goma, el filtro y el cajetín del detergente. Sigue estos consejos sobre cómo eliminar el moho de la lavadora.

También te puede interesar: