Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo aplicar el Feng Shui en el dormitorio

Escrito por Redacción | abril 05, 2018 | Hogar |
Cómo aplicar el Feng Shui en el dormitorio

El dormitorio es ese espacio sagrado de nuestro hogar que debe estar destinado al descanso y la relajación. Es la habitación en la que nuestro cuerpo y nuestra mente se reponen del cansancio de los quehaceres diarios, por lo que es importante que todo esté dispuesto para tal fin. Al fin y al cabo, deberíamos pasar al menos 8 horas en él. En este sentido, el Feng Shui en el dormitorio puede ayudarnos a crear ese espacio perfecto para el descanso que solo nos transmita buenas vibraciones.

Toma nota de los retoques que puedes realizar a tu dormitorio para aumentar el Feng Shui y conseguir un espacio envidiable:

- Esquema de color relajante: utiliza colores suaves en las paredes y la ropa de cama y deja los patrones recargados y los tonos estridentes para los pequeños detalles, como cojines detalles decorativos o pequeñas alfombras. Aquí te hablamos de diez colores relajantes para el dormitorio.

- La importancia de la cama: según el Feng Shui, es imprescindible que la cama se disponga de manera que podamos visualizar la puerta cuando estamos tumbados en ella. Por el contrario, colocar la cama en la misma pared que la puerta, nos dará una sensación de desasosiego constante. Sin embargo, hay que evitar colocar la cama justo en frente de la puerta, para alejarnos de la analogía de «los muertos», que salen de la habitación con los pies por delante. Tampoco se recomienda colocar la cama bajo una viga o una ventana, ya que también nos privará de la sensación de seguridad necesaria para el descanso. Por otra parte, la cama siempre debería contar con un cabecero, mejor si tiene bordes suaves o está confeccionado con materiales como tela, ya que resultan más acogedores. la estructura de la cama también debería contar con líneas suaves para favorecer el Feng Shui en el dormitorio.

- Todo, a pares: incluso si el dormitorio principal es solo para una persona, dispón siempre que puedas de los elementos de mobiliario por parejas: mesitas de noche, lamparitas, alfombras a pie de cama, cojines, almohadas, etc. El Feng Shui considera que la energía que fluye entre las parejas favorece la armonía.

- Accesorios para los sentidos: utiliza elementos decorativos que puedan apreciarse con los diferentes sentidos. Para el olfato, nada mejor que los aceites esenciales. Puedes diluir unas gotas en agua y usar un difusor. Para el tacto, recurre a telas suaves y acogedoras como el terciopelo o el satén, así como el algodón egipcio para las sábanas. En cuanto a la vista, todo debe centrarse en los tonos suaves, como ya hemos comentado. Para el oído, puedes rodearte de cualquier sonido que te resulte agradable con el fin de conseguir un espacio con mucho Feng Shui en el dormitorio. Te recomendamos el ruido blanco, que favorece la relajación.

Feng Shui en el dormitorio: lo que no debes hacer

1. Nada de tecnología: la habitación en la que dormidos debe estar completamente desprovista de dispositivos electrónicos. Fuera televisores, tabletas, ordenadores portátiles y aparatos electrónicos en general. Es más, te proponemos incluso dejar tu teléfono móvil en modo avión durante la noche. ¿Serás capaz?

2. Espejos: nada de espejos frente a la cama. La filosofía Feng Shui considera que reflejan la energía y esto podría alterar tu descanso.

3. Cuadros sobre la cama: una gran pintura sobre la cama puede producir la misma energía aplastante que una viga. Prueba con una tela o un tejido liviano con un bonito patrón.

4. Mesillas con esquinas pronunciadas: evita las formas «amenazantes» y busca que tus mesitas sean más bajas, de forma que cuando duermas queden por debajo de tu cabeza.

5. Muebles grandes: cambia los armarios altos por otros que no cobren tanto protagonismo en el dormitorio. SI tienes estanterías con libros, colócalos horizontalmente.

6. Plantas: si bien las plantas son un elemento del Feng Shui en el resto de la casa, en el dormitorio deben evitarse por la energía que proyectan.

7. Agua: según el Feng Shui, debemos eliminar en el dormitorio tanto los elementos de agua como las reproducciones que los contienen. Cuadros y fotos incluidos.

8. Desorden bajo la cama: si cuentas con un canapé, procura que contenga elementos asociados con el descanso y bien ordenados. Si no cuentas con un espacio de almacenamiento, evita acumular objetos bajo la cama. Suponen una distorsión en la sensación de orden que busca el Feng Shui.

También te puede interesar: