Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo cocinar con el lavavajillas

Escrito por Redacción | enero 27, 2015 | Hogar |
Cómo cocinar con el lavavajillas

De un tiempo a esta parte, el lavavajillas se ha convertido en una alternativa cada vez más atractiva para cocinar algunos platos básicos. Fue la italiana Lisa Casali quien nos descubrió esta novedosa forma de preparar recetas sanas aprovechando la temperatura de lavado del aparato.

Este ingenioso sistema de cocina concentra varias ventajas, ya que, además del ahorro de energía que supone, nos permite ahorrar tiempo (al no tener que estar vigilando la cocción) y conseguir platos más sanos. Además, sus defensores aseguran que se consiguen nuevos sabores y texturas gracias a la cocción en el lavaplatos. Otra de las ventajas es que es un tipo de cocina que, obviamente, no desprende olores.

VER TAMBIÉN: Consejos para limpiar el lavavajillas

¿Cuáles son las nociones básicas para cocinar en el lavavajillas? Toma nota:

En primer lugar, necesitas un recipiente hermético (bolsa al vacío o tarro con goma) para cocinar tus platos dentro de este electrodoméstico y así evitar que la comida entre en contacto con los detergentes y bacterias que se acumulan en su interior.

También tienes que tener en cuenta los tipos de programa de lavado que tiene tu aparato. Por lo general, los lavaplatos suelen tener un programa ecológico a 50º, uno rápido a 60-65º y uno intensivo que alcanza los 70º-75º.

En función del tiempo de cocción medio que requiere cada alimento, usaremos uno u otro programa. Por ejemplo, es posible que si introduces verduras, se te queden algo crudas si no utilizas el programa intensivo. Sin embargo, carnes y pescados se harán perfectamente con el ecológico o el intermedio.

Además, no debes olvidar cortar en trozos pequeños tanto carnes como pescados (sobre todo las primeras) para garantizar que se cocinan completamente dentro del lavavajillas.

Las recetas más prácticas y sencillas son aquellas a base de pescados o carnes (en trozos), con verduras y un aliño sencillo. Quedan jugosas y son muy sanas. Conseguirás ricos platos cocinando carnes, pescados, mariscos, moluscos y huevos. Pero el lavavajillas no es apropiado, por ejemplo, para cocinar legumbres. También las frutas y verduras, que quedarán con una textura crujiente conservando todo su sabor.

Y tú, ¿qué? ¿Te atreves a cocinar con el lavavajillas?

También te puede interesar: