Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo cuidar la encimera de la cocina en función del material

Escrito por Redacción | noviembre 21, 2015 | Hogar |
Cómo cuidar la encimera en función del material

Si vas a elegir la encimera de tu cocina nueva y no sabes por qué material decantarte, al margen del precio y el aspecto, aquí te ofrecemos una pequeña guía sobre los principales tipos de encimera y los cuidados que requieren.

Cómo limpiar encimeras de madera

Proporcionan mayor calidez, aunque son más vulnerables que el resto de encimeras. Requieren un sellado exhaustivo del material para evitar que la humedad o el calor deterioren la madera. Para mantenerlas en buen estado, aplica una capa de aceite especial cada tres meses que mantenga la hidratación necesaria.

Impide que se empape demasiado y evita apoyar recipientes calientes para no dejar marcas.

encimera-granito

Encimeras de granito

Un material muy práctico en la cocina por la resistencia que ofrece, por lo que resulta más caro. Soporta el calor de ollas y sartenes y no se raya con el uso frecuente en la cocina.

En general, soportan todo tipo de productos para su limpieza: desde desinfectantes como la lejía hasta limpiezas naturales como el agua con jabón o bicarbonato, pasando por desengrasantes, como el amoníaco. si hay necesidad de frotar alguna mancha, mejor hacerlo con un estropajo que no raye para no estropear el brillo.

Encimeras de silestone

Al no ser poroso, puedes limpiarlo con agua y jabón neutro, aunque debes evitar la lejía y los desengrasantes para no estropear su brillo. Conviene aclarar siempre la encimera con una bayeta humedecida en agua caliente como último paso de la limpieza. Si alguno de estos productos se vierte sobre la superficie, límpialo de inmediato y seca por completo la encimera.

Asimismo, debes evitar colocar ollas y sartenes calientes en contacto directo con el silestone, ya que se podría deteriorar, y tener cuidado con los rayones.

Encimeras de corian

Estas superficies no absorben líquidos y toleran el uso de limpiadores abrasivos suaves comunes en la cocina. Al igual que ocurre con el silestone, al finalizar cada limpieza obtendremos un resultado óptimo si aclaramos con agua caliente y secamos la encimera.

No coloques nunca recipientes calientes sobre las encimeras de corian y usa siempre tablas para cortar, ya que se puede rayar.

Encimeras de cuarzo

Ofrecen gran resistencia pero no soportan bien el contacto con el calor por lo que hay que tener cuidado con las ollas y sartenes que saquemos del fuego. Es un material no poroso, por lo que las manchas no dejan huella y mantiene su brillo a lo largo del tiempo a pesar del uso continuado.

Para su limpieza diaria basta con agua caliente y vinagre. Emplea jabón cuando detectes manchas importantes y aclara después con agua caliente. Evita el uso de abrasivo.

Encimeras de mármol

encimera-marmol

De resistencia similar al granito aunque con un punto débil que es la porosidad. Esto quiere decir que si dejamos que las manchas se acumulen pueden llegar a dejar marcas por absorción del material.

Asimismo, no tolera bien los ácidos por lo que debemos tener especial cuidado con el vinagre, el limón y todos aquellos limpiadores que puedan dañarlo.

Cómo limpiar encimeras de formica

Son encimeras rellenas de aglomerado y forradas con una cobertura de plástico denominada formica, que con frecuencia suele imitar otros materiales como la madera, el granito o el metal.

Su instalación resulta muy económica aunque, como contrapartida, la formica no resiste bien el calor ni el roce con el metal. Por ello, debes tener cuidado con ollas sartenes y recipientes que saques del horno, ya que pueden dejar huella en la superficie. Igualmente, debes evitar usar cuchillos en contacto directo con la encimera para evitar que se raye.

Se limpia con cualquier producto no abrasivo. Lo más eficaz, el amoniaco o los productos desengrasantes de cocina.

Encimeras de porcelana

Se trata de un material sólido y duradero que resiste muy bien tanto el calor directo como el contacto con el agua y los ácidos. Por tanto, se puede limpiar con cualquier producto, ya sea desengrasante, desinfectante o neutro.

Encimeras de acero inoxidable

Como ventajas, destaca que es muy higiénico y soporta muy bien el calor o el exceso de humedad. Pero es muy fácil rayarlo con cualquier utensilio metálico de cocina.

Su limpieza es sencilla ya que basta con un multiusos o jabón neutro o amoníaco, si queremos desengrasar. Asimismo, conviene tratarlo de vez en cuando con aceite especial para encimeras de acero.

También te puede interesar: