Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo elegir el edredón nórdico perfecto

Escrito por Redacción | febrero 10, 2015 | Hogar |
Cómo elegir el edredón nórdico perfecto

¿Edredón de plumas o de fibra? ¿Nórdico ajustable? ¿Cuánto gramaje debe tener…? En la actualidad existe una amplia variedad de edredones nórdicos entre los que escoger. Pero para elegir el que más se ajuste a nuestras necesidades tenemos que tener en cuenta una serie de factores como el tipo de relleno, el gramaje, el diseño…

Son muchas ya las personas que han dejado las mantas y se han pasado a los rellenos nórdicos ya que son más ligeros y dan más abrigo. Actúan como aislantes térmicos y mantienen la temperatura corporal. Además gracias a la fabricación en diversos colores y estampados de fundas para los nórdicos es muy fácil renovar la decoración del dormitorio.

¿Sabes ya qué edredón nórdico elegir? Estas son las tres claves para encontrar el que más te conviene:

Relleno del edredón

Puede ser natural, de plumas o plumón, o sintético, de fibras.

- Relleno natural. Con plumas o plumón, son más transpirables, ligeros y tienen gran capacidad de almacenamiento de calor. El plumón es más tupido y regula mejor la temperatura, pero también suele ser más caro que la pluma. A más porcentaje de plumón, más calor.

- Los materiales sintéticos como la fibra o la microfibra tienen la ventaja de que pueden lavarse fácilmente en la lavadora y también son adecuados para personas con alergias. Son también más económicos, pero en contrapartida retienen menos el calor, son más pesados y menos transpirables. Aunque actualmente se están desarrollando nuevas fibras de gran poder calorífico y que permiten mejor la transpiración. Es el caso de las fibras Ergotex, Lyocell, Naturcell…

Hay que tener en cuenta que existen también rellenos y fundas con tratamientos antiácaros, antimoho o antibacterias.

VER TAMBIÉN: Trucos caseros para eliminar los ácaros

Gramaje del edredón

Se mide en gramos por metro cuadrado (gr/m2) y marca el grado de capacidad calorífica, cuanto mayor es, más abrigo proporciona. Para climas fríos y húmedos se recomienda un gramaje superior a 200gr/m2. En los templados y suaves unos 100gr/m2 es suficiente. Aunque también hay que tener en cuenta la sensación térmica y la temperatura de la habitación en la que se vaya a utilizar.

Tejido y diseño

El tejido debe ser lo más cerrado posible, para que las fibras y plumas no se escapen y preferiblemente de algodón para facilitar la transpiración.

El diseño en estos casos también es muy importante. La forma ideal es el sistema que divide al nórdico en amplios cuadrados, que permiten una distribución homogénea del relleno, evitando zonas vacías. Ya incluso podemos encontrar en el mercado modelos reversibles con dos tipos de gramaje: para invierno y para verano.
También te puede interesar: