Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo eliminar las manchas de sudor de las axilas (y el mal olor)

Escrito por Redacción | octubre 22, 2018 | Hogar |
Cómo eliminar las manchas de sudor de las axilas (y el mal olor)

Las manchas de sudor de las axilas son indudablemente indiscretas en la ropa y muy a menudo resultan embarazosas. Pero lo malo no es tanto la aparición de la mancha mientras llevamos la prenda puesta, como el hecho de que deje una marca que no se vaya con los lavados. ¿Te ha pasado? Suelen ser manchas amarillentas o blanquecinas, dependiendo del color del tejido, que debemos tratar adecuadamente antes de lavar la prenda para garantizar que no se fijarán.

A continuación te mostramos algunos consejos para eliminar esas molestas manchas, así como el mal olor de tu ropa favorita.

Camisas con manchas de sudor de las axilas

Las manchas de sudor en las camisas son causadas por la reacción entre los  ingredientes antitranspirantes de los desodorantes y las sales presentes en el sudor. Casi todos los antitranspirantes contienen compuestos de aluminio para reducir la humedad. El aluminio se acumula en las telas dejando ese color amarillento que se convierte en mancha permanente cuando no se hace un lavado adecuado de las camisas después de su uso.

Primero, asegúrate de que tu camisa sea lavable. Si la etiqueta indica limpieza en seco, lava la prenda en seco después de cada uso para evitar el amarillamiento de las axilas.

Camisas blancas

Si la camisa es blanca y lavable, te mostramos dos métodos para eliminar las manchas amarillas. El éxito dependerá del tiempo que tienen las manchas y del tipo de tela. El algodón, por ejemplo, se blanquea mejor.

1. Mezcla una parte de bicarbonato de sodio, una parte de peróxido de hidrógeno y una parte de agua. Usa un cuarto de taza de cada ingrediente para tratar una prenda. Antes de empezar protege el área de trabajo con una toalla blanca gruesa, frota la solución en las manchas y déjela reposar durante al menos 30 minutos. Luego, usa un cepillo de cerdas suaves para ablandar cualquier residuo y después lava como de costumbre con agua tibia o fría, dependiendo de la tela.

2. Mezcla una parte de blanqueador a base de oxígeno activo con una parte de amoníaco doméstico. No utilices cloro blanqueador con amoniaco ya que pueden producirse humos letales. Necesitaras una habitación bien ventilada y  guantes de goma. Para cada prenda, mezcla aproximadamente dos cucharadas de cada ingrediente en un recipiente no metálico. Nuevamente, protege la superficie de trabajo con una toalla blanca gruesa. Frota la solución en las manchas con un cepillo de cerdas suaves durante al menos 30 segundos y después deja reposar por lo menos 10 minutos. Finalmente lava como de costumbre.

Manchas de sudor de las axilas en camisas oscuras

Para quitar la acumulación de las manchas en una camisa lavable, llena la lavadora o un recipiente grande con agua fría y añade una taza de vinagre blanco destilado. Deja a remojo la camisa durante al menos 30 minutos. Luego, escurre el agua con vinagre y lava como siempre con agua fría. Si la mancha es muy fuerte, haz la misma mezcla un poco más fuerte y usa un cepillo de dientes viejo para fregar el área antes de remojarla.

Reducir el olor a sudor

Para conseguir un resultado impecable tanto con las manchas como con los olores, te recomendamos nuestro detergente Flota Active Plus Jabón Puro. En caso de que el detergente que uses no consiga eliminar las bacterias que causan mal olor y que se adhieren a la ropa, cuando vayas a lavar, añade media taza de bicarbonato de sodio. Eso ayudará al detergente a funcionar más eficazmente para reducir las bacterias.

Cuando tienes problemas de olores fuertes, como la transpiración de las axilas, usa bicarbonato de sodio como método de prelavado. Disuelve una taza de bicarbonato de sodio en un poco de agua tibia. Añade el bicarbonato de sodio disuelto a la lavadora y sumerge la ropa, pero déjala en remojo durante toda la noche y luego lávala como de costumbre.

Prevenir las manchas de sudor de las axilas

Protege tu camisa más preciada usando una camiseta debajo. Si una capa extra simplemente no es posible, cambia de desodorante a uno que sea libre de aluminio. Lee con cuidado las etiquetas ya que los antitranspirantes tienen niveles variables de compuestos de aluminio. Escoge una marca cuyo contenido de aluminio sea lo más bajo posible y que te brinde la protección deseable.

Una vez que apliques el desodorante, déjalo secar bien antes de vestirte para evitar que se manche la tela. Si no tienes tiempo para esperar, usa un secador de pelo para ayudar a que las axilas se sequen. Eso también ayudará a evitar las rayas blancas en la tela.

Si transpiras con una prenda, lávala lo antes posible. Las manchas son mucho más difíciles de eliminar a medida que se secan y pasa el tiempo. Ten siempre a la mano una botella de spray de vinagre destilado blanco sin diluir para rociar las áreas de las axilas antes de lavarlas. Dale tiempo al vinagre para que haga su trabajo, durante unos diez o quince minutos, antes de lavar como de costumbre. El vinagre ayudará a combatir los residuos de desodorante y reducir el olor.

Si notas que comienzan aparecer manchas amarillas, no metas la camisa en la secadora hasta que puedas tratar las manchas. El calor puede asentar con mayor fuerza las manchas residuales, haciendo que sean casi imposible de eliminar. Seca las camisas al sol para aumentar el blanqueamiento de las telas o déjalas secar al aire libre en el interior si son de color.

También te puede interesar: