Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo evitar que la plancha manche la ropa

Escrito por Redacción | diciembre 14, 2017 | Hogar |
Cómo evitar que la plancha manche la ropa

Puede que te haya sorprendido alguna vez que al ir a usar la plancha esta deje restos de suciedad sobre la ropa. El estropicio es considerable si tenemos en cuenta que podemos acabar con la prenda de nuevo en la lavadora, con la consiguiente pérdida de tiempo y esfuerzo que esto supone. ¿Por qué la plancha mancha la ropa? Puede ser por diferentes motivos:

- Por un lado, es posible que la suela de tu plancha esté sucia por haber repasado alguna superficie no apta que se ha quemado o derretido con el calor. En estos casos debes recurrir a los remedios que te contamos en la entrada sobre cómo limpiar restos quemados de la suela de la plancha.

- Otra posible causa está relacionada con la cal del agua. Si para llenar la plancha usamos agua del grifo común con altos niveles de cal, esta puede ir acumulándose en la suela de la plancha de manera que acabe desprendiendo un polvillo grisáceo que puede ensuciar nuestra ropa al plancharla. La solución entonces pasaría por emplear agua filtrada o agua especial de planchado para el vapor del aparato.

- Otro problema frecuente puede ser la antigüedad del electrodoméstico, que tiende a acumular restos en la suela. Entonces, si el aparato aún funciona con normalidad, tendremos que desmontar la plancha cuidadosamente para limpiarla en lo posible y seguir prolongando su vida útil. En este vídeo aprenderás cómo se desmonta la plancha:

- Por otra parte, si acostumbras a dejar agua sobrante en el depósito del aparato  y pasa un tiempo sin que la vuelvas a usar es posible que esta adquiera un color marrón óxido que manche tu ropa la próxima vez que vayas a planchar.

Limpiar la plancha para que no manche

Si la suela de la plancha se ha manchado pero no está quemada, puedes limpiarla con una solución casera a base de bicarbonato de sodio, agua y vinagre blanco. La idea es crear una pasta humedecida que permita arrastras la suciedad de la suela de la plancha sin rayarla. Para ello, es necesario que el aparato esté apagado y frío. Usa un paño limpio y suave y ve aclarándolo.

También conviene que limpies el depósito de la plancha con la misma solución. Para ello, primero rellena el depósito con la mezcla de agua, vinagre y bicarbonato (solo una pizca, para que quede líquido). Después, enchufa la plancha y deja que se caliente. Activa la función vapor y presiona el botón para que lo libere y se limpien los orificios de salida, donde puede acumularse cal, polvo y restos de suciedad en general.

También te puede interesar: