Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo hacer un recipiente para las uvas de Nochevieja

Escrito por Redacción | noviembre 27, 2014 | Hogar |
recipiente_uvas

Si eres de los que les gustan las manualidades y la Navidad, esta manualidad te va a encantar. Consiste en elaborar un recipiente específico para servir las uvas que tomamos cada año en Nochevieja y así despedir el año a lo grande. Su elaboración es sencilla (te pueden ayudar los niños) y los materiales, muy baratos (muchos de ellos, reciclados).

Material que necesitarás:

-Tapones de plástico, de los de las botellas. Procura que sean anchos para que quepan uvas de cualquier tamaño. Usaremos uno por cada uva, es decir, doce.

-Cartón (para la base) y papel

-Pintura (del color que elijas para decorar el recipiente): rojo, dorado, plateado, verde,… Bien en spray o para pintar con pincel.

-Pegamento o cola (también, pistola de pegamento caliente)

-Opcionalmente: purpurina para decorar

Pasos:

1. Para colocar los doce tapones en forma de racimo de uvas tienes dos opciones: o pegarlos sobre una base de cartón (que luego puedes recortar) o pegarlos entre sí con una pistola de pegamento caliente y después fijarlo todo en una base de cartón o cartulina. Antes de hacerlo, dibuja una base que te sirva de plantilla con la forma de tu racimo de uvas.

Captura de pantalla 2014-11-25 a la(s) 20.39.28

La opción con cola y papel

2. Para darle textura al recipiente, puedes cubrir los tapones con cola y papel y dejarlo secar toda una noche. Después, podrás aplicar con un pincel el color que hayas elegido para decorar el racimo. Puedes darle un toque brillante con purpurina mezclada con cola, en las zonas que no vayan a tener contacto con las uvas.

Captura de pantalla 2014-11-25 a la(s) 20.42.06

Así queda pintado con spray

También puedes pintar directamente los tapones con pintura en spray del color que prefieras, y después recortar y pintar bien la base sobre la que los hayas colocado para evitar que se vean los restos del spray.

3. Recorta la base de cartón siguiendo la forma del racimo y deja el rabillo. Puedes pintarlo de marrón o colocar un trozo de fieltro para darle textura.

4. Ya solo te queda colocar una uva en cada hueco y no atragantarte..

[Las ideas son del blog de manualidades recicladas Aprendiz (izquierda) y de Facilisimo (derecha)]

 

También te puede interesar: