Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo lavar cortinas: trucos y consejos

Escrito por Redacción | noviembre 09, 2017 | Hogar |
Cómo lavar cortinas: trucos y consejos

Nada más imprescindible en una casa que unas cortinas que den intimidad y hagan acogedores los espacios de cada una de las estancias. Sin duda, cuando comenzamos el proyecto nuevo de una casa, el momento de seleccionar y colocar las cortinas marca un antes y un después en la apariencia de nuestro hogar. Visten nuestras ventanas, aportan armonía y hacen confortables cada una de las habitaciones en las que están presentes.

Sin embargo, las cortinas son precisamente uno de los elementos del hogar cuya limpieza tendemos a olvidar, de manera que van acumulando polvo y suciedad e incluso malos olores. De hecho, con el paso del tiempo, las cortinas tienden a perder ese lustre y ese tono original que solo podemos devolver con un lavado a conciencia. Pero, ¿cómo lavar prendas como estas de tan grandes dimensiones? En realidad, lavar cortinas es mucho más fácil de lo que parece. Solo requiere un poco de dedicación y algunos trucos que te comentamos a continuación:

Lavar cortinas a mano

1. Aunque la mayoría de tejidos se pueden meter en la lavadora sin problemas, si no es tu caso o tienes dudas sobre las recomendaciones del fabricante, te recomendamos lavar tus cortinas en la bañera o en un barreño de gran tamaño. Hazlo con agua tibia o fría y utilizando un jabón que respete los tejidos y los colores. Cualquiera de las fórmulas de detergente líquido Flota resultará ideal para este fin. Deja reposar unas horas las cortinas moviendo la tela de vez en cuando para que se impregne por igual.

2. Vacía el agua jabonosa del barreño y vuelve a llenarlo, esta vez, añadiendo un poco de suavizante para dejar los tejidos más suaves y manejables. Deja reposar una media hora y entonces aclara las cortinas con agua limpia para después escurrir con suavidad. Es recomendable lavar cortinas a mano en los días de sol, para garantizar que el tejido se va a secar sin problemas y no será necesario escurrir la tela en exceso hasta el punto de dejarla demasiado arrugada.

3. Tiende por último las cortinas al aire libre, a ser posible al sol, y bien extendidas para que no se arruguen mucho ni acumulen humedad. Y un truco final: no esperes a que se sequen por completo para colgarlas en su barra. Hazlo cuando todavía estén algo húmedas (sin gotear) para que se planchen solas con el propio peso de la tela. Te evitarás un arduo trabajo con la plancha.

4. Para manchas localizadas en tus cortinas, aplica un quitamanchas en seco, del que se utiliza para las prendas en hostelería y frota sin añadir agua antes de lavar las cortinas.

Consejos para planchar las cortinas

Lavar cortinas en la lavadora

1. Sin duda es el procedimiento más cómodo y sencillo, porque tan solo requiere prestar atención al tipo de lavado que requieren los tejidos. Lo más seguro es seleccionar un programa para prendas delicadas en la lavadora con agua fría y centrifugado corto para que no se arruguen mucho.

2. Una vez termine el programa, tiende las cortinas al aire libre como te hemos recomendado antes o, si tienes la posibilidad, introdúcelas en la secadora. Para ello, lo mejor es seleccionar un programa a baja temperatura el tiempo suficiente como para eliminar gran parte de la humedad y colgarlas aún sin secar del todo para que se planchen con su propio peso.

3. Para mimar tus cortinas en cada lavado y dejarlas impecables con un agradable aroma, te recomendamos usar el detergente líquido Flota Talco Rosa, que reúne el poder de limpieza de nuestra fórmula a base de jabón natural, con la inconfundible fragancia del suavizante San Talco Rosa.

Mantenimiento de las cortinas

Además de lavar las cortinas, es importante mantener una mínima limpieza de las mismas en el día a día. Así, durante la limpieza semanal (o quincenal) de tu hogar, te recomendamos que repases las cortinas con la aspiradora utilizando la boquilla y potencia adecuadas para está función para eliminar el polvo acumulado. Puedes hacerlo sin necesidad de retirar las cortinas de la barra o carril donde las tengas colocadas. Te recomendamos realiza esta tarea con las ventanas abiertas para ventilar y prevenir la acumulación de olores en los tejidos.

También te puede interesar: