Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo lavar la ropa oscura para reducir la decoloración

Escrito por Redacción | febrero 05, 2018 | Hogar |
Cómo lavar la ropa oscura para reducir la decoloración

La ropa de color negro es un básico imprescindible en nuestro armario porque estiliza la figura, combina con una amplia variedad de colores y resulta elegante y apropiada en casi cualquier ocasión.

Lo mismo sucede con la ropa oscura en general, como el azul marino, el gris o el morado. Este tipo de prendas cuenta con la ventaja aparente de que son menos vulnerables a los desteñidos en la lavadora, si bien sí que tienden a soltar algo de color durante los lavados. De ahí que sea frecuente encontrar la advertencia de «lavar con colores similares» en la etiqueta, lo que está directamente relacionado con el gran inconveniente de lavar la ropa oscura: la decoloración.

Con el paso del tiempo y los lavados, es muy frecuente que nuestra ropa oscura vaya perdiendo su tonalidad original, quedando un color triste y desgastado que deprecia nuestras prendas favoritas.

Pon en práctica estos consejos que te facilitamos para lavar ropa oscura y que mantenga su color intacto por más tiempo:

- ¿Realmente necesitas lavarlo? Sobre todo ocurre con prendas exteriores. Muchas veces tiramos al cesto de la ropa sucia la ropa oscura sin necesidad, solo por comodidad. ¿Realmente está tan sucia esa prenda negra? ¿O bastaría con airearla o plancharla? Siempre que puedas, ahorra lavados a tus prendas oscuras para no someterlas sin razón a los daños que los productos químicos van causando poco a poco en las fibras y que se acaban traduciendo en decoloración.

Si realmente esas prendas necesitan una limpieza, te recomendamos lavar la ropa oscura con uno de los detergentes líquidos de Flota, que cuentan con eficaces fórmulas a base de jabón natural que consiguen que respetan los colores y tejidos.

- A baja temperatura: en más de una ocasión te hemos advertido sobre la necesidad de separar las prendas por colores y tejidos antes de meterlas en la lavadora. Lavar la ropa oscura con prendas de los mismos tonos, con el programa y la temperatura adecuados, disminuirá la decoloración durante el lavado. En este caso, la ropa de colores oscuros conserva mejor sus colores en programas de agua fría, menos agresiva con los tintes.

- Detergente para colores oscuros: elige formulaciones que respeten los colores oscuros de la ropa. Ajusta las cantidades según las instrucciones del fabricante y el tipo de agua. Como te hemos dicho, los detergentes líquidos respetan más los tejidos y los colores en cada lavado que las versiones en polvo. Además, estos últimos  pueden dejar residuos en tu ropa oscura que le acaben dando esa apariencia opaca.

- El ciclo de lavado más apropiado: a menos que tu ropa oscura presente un gran nivel de suciedad, lo mejor es que selecciones un ciclo suave o especial para colores oscuros (si tu lavadora lo tiene). Suelen ser más cortos y con menos potencia de centrifugado para respetar más los tejidos y dañar menos las fibras.

- Evita el sol: como ya sabrás, el sol se come los colores de los tejidos (por eso cuando tratamos ropa blanca te recomendamos tenderla al sol para que quede impecable). Cuando se trate de prendas oscuras, coloca el tendedero a la sombra y aprovecha las corrientes de aire para favorecer un secado rápido. Si no puedes evitar que le dé el sol a tu ropa, tiende las prendas del revés al menos para que no se decoloren por la parte más visible.

También te puede interesar: