Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo lavar los paños de limpieza

Escrito por Redacción | enero 01, 2018 | Hogar |
Cómo lavar los paños de limpieza

Como ya supondrás, es importante mantener una correcta higiene de los utensilios que empleamos para la limpieza del hogar: bayetas, trapos, paños, cepillos, estropajos y esponjas deben renovarse cada cierto tiempo para garantizar la higiene en casa. Por ejemplo, si no lavamos adecuadamente los paños de limpieza, podrían ir repartiendo la suciedad acumulada por cada rincón de nuestro hogar. Para evitarlo, pon en práctica los consejos que recopilamos a continuación:

- Lava los paños de limpieza nada más usarlos para mantener una correcta higiene. Evita almacenarlos con restos de suciedad para que no acumulen olores, manchas o gérmenes.

- Antes de lavarlos, si hay restos importantes de suciedad aclara a conciencia los trapos bajo el grifo antes de meterlos a la lavadora. Si están manchados de grasa, por ejemplo, puedes dejarlos a remojo en agua con un poco de jabón lavavajillas.

- Igualmente, si los trapos de limpieza están húmedos, tiéndelos al aire libre antes de incluirlos en el montón de ropa para la colada, para evitar que todas las prendas acumulen mal olor. Si lo prefieres, échalos directamente a la lavadora para programarla inmediatamente.

- Ante manchas difíciles, como cuando limpias el horno o los cristales por fuera, lo mejor es tratar los paños de limpieza previamente a introducirlos en el bombo de la lavadora. Para ello, puedes emplear algún producto con oxígeno activo en la zona afectada. Manchas de grasa, salsas, chocolate, frutos rojos o tomate son ese tipo de manchas que conviene tratar antes de lavar en la lavadora.

- Si has utilizado lejía con alguno de los paños de limpieza, evita mezclarlos con el resto de la colada sucia. Lo mejor es que, bien los laves a mano aparte, o bien los aclares a conciencia antes de mezclarlos con el resto de la ropa sucia para que no queden restos de lejía que puedan estropear otras prendas.

- Evita mezclar los paños con el resto de ropa en la lavadora. Si es posible, lo más recomendable es poner una lavadora únicamente con paños, trapos, bayetas y demás útiles de limpieza. Ten en cuenta que los paños acumulan gérmenes y bacterias de algunas de las estancias más sucias de la casa (como el baño o la cocina) y estas podrían transferirse a tus prendas de vestir o tu ropa del hogar. Si no te queda más remedio que mezclarlos, realiza un prelavado a mano con los paños de limpieza.

- Para garantizar la correcta desinfección de los paños de limpieza conviene introducirlos en la lavadora tras cada uso en un programa de agua caliente (mínimo 60º). Para una limpieza profunda, te recomendamos usar el detergente Flota Polvo Active Plus. Y, si prefieres dejar tus trapos con un aroma especial tras el lavado, te aconsejamos optar por las variedades en polvo de Flota Active Plus Marsella o Flota Active Plus Frescor Colonia.

También te puede interesar: