Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo lavar prendas de ante

Escrito por Redacción | marzo 12, 2016 | Hogar |
Cómo lavar prendas de ante

Las prendas de ante o gamuza suelen ser habituales en nuestros armarios durante el otoño y el invierno. Su acabado de gran calidad resulta agradable tanto al tacto como a la vista, aunque se trata de un material muy delicado y caro que puede mancharse con facilidad.

El ante o gamuza se fabrica a partir de la piel interior curtida de un animal de procedencia variada. Su acabado poroso, hace que este tipo de piel se ensucie con facilidad, debido a su capacidad absorbente.

Para mantener tus prendas de ante como el primer día y evitar que las manchas leves se fijen de forma indefinida, te recomendamos lo siguiente.

- Puesto que el ante tiende a aplastarse, conviene cepillarlo con frecuencia con un cepillo suave (puede ser uno de dientes) y siempre en dirección del pelo.

- Si disponemos de algún cepillo metálico especial para ante también podemos utilizarlo, pero siempre a contra pelo, en pasadas cortas. No se recomienda emplear este cepillo con mucha frecuencia, ya que podría desgastar el pelo del ante y estropear su apariencia. También se comercializan cepillos de goma para cuidar este tipo de materiales.

Cepillos de cerdas metálicas para limpiar ante

Cepillos de cerdas metálicas para limpiar ante

 - Es aconsejable hacerse con algún limpiador específico de ante, así como con algún producto protector, que evita que la humedad dañe el material mediante una capa invisible.

- Igualmente, si quieres eliminar una mancha que haya caído sobre el ante, tendrás que limpiar la pieza entera, para que no queden unas zonas más oscuras que otras.

- Si cae grasa sobre tu prenda de ante, lo primero que debes hacer es absorber todos los restos que sea posible con un trapo seco o con un papel (que no dejen pelusa). Después puedes usar un poco de talco para cubrir la mancha y absorber lo restante, de manera que al retirar el talco, la grasa se vaya con él. Para retirar el talco, simplemente golpea el ante y después cepilla el material con suavidad hasta que quede como estaba.

- Para las manchas de grasa secas puedes usar una solución de agua con amoniaco, aplicada con un cepillo de dientes. Aclara muy bien tras cada aplicación sobre la mancha y después repasa con el mismo cepillo el resto de la prenda para igualarla, siguiendo el sentido del pelo.

- Si tu prenda de ante se moja, aprovecha para realizar una limpieza completa de la pieza, para que al secarse no queden manchas y la apariencia sea uniforme. Para secarla, déjala secar preferiblemente al aire libre, sin que le dé el sol directamente.

También te puede interesa: