Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo lavar prendas de lino

Escrito por Flota | agosto 21, 2019 | Hogar |
Cómo lavar prendas de lino

Es el tejido estrella del verano. El lino nos aporta frescor cuando el calor aprieta además de un estilo desenfadado e informal perfecto para llevar en zonas de playas durante nuestras vacaciones. Sin embargo, las prendas de lino precisan de ciertos cuidados especiales para evitar que se estropeen y pierdan su aspecto original. Atentos a este artículo en el que te explicamos cómo lavar prendas de lino

 

Dónde y cómo lavar prendas de lino

Aunque habitualmente se recomienda lavar a mano las prendas de lino para asegurarnos que no sufre ningún daño, no hay problema alguno en utilizar la lavadora para obtener unos resultados inmejorables. Debemos, eso sí, tomar algunas precauciones, como leer detenidamente la etiqueta del fabricante para seguir instrucciones especiales. 

A la hora de programar la lavadora, evitaremos el centrifugado y optaremos por el de prendas delicadas y agua fría. Además, debemos asegurarnos de que el resto de prendas de la colada no tengan tachuelas u otros elementos que puedan deteriorar o desgarrar el lino. De igual modo, tenemos que cerrar cremalleras, desabrochar botones y comprobar que no hay nada en los bolsillos. 

En el caso de que la prenda tenga una mancha difícil de eliminar, podemos tratarla previamente con un poco de glicerina y agua caliente. Para el lavado, utiliza un detergente de confianza que ofrezca resultados óptimos a la primera. Te recomendamos la gama de detergentes líquidos Flota Active Plus con su fórmula mejorada antimanchas. 

 

Cómo planchar prendas de lino

La ropa de lino se plancha ligeramente húmeda y admite la secadora como método de secado. En el caso de que no vayas planchar inmediatamente después del secado, conserva la prenda en un plástico para conservarla a la perfección. 

A la hora de planchar, se recomienda mantener la plancha a una temperatura de no más de 200º. ¡Y no te despistes! El lino arde con facilidad y tiene una llama persistente. Tampoco es recomendable presionar con insistencia sobre las arrugas, ya que se tiende a desgastar el tejido. Como en el resto de tejidos, plancha sobre la prenda del revés.