Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo lavar sujetadores correctamente

Escrito por Redacción | mayo 21, 2018 | Hogar |
Cómo lavar sujetadores correctamente

Los sujetadores son prendas delicadas que nos ponemos repetidas veces antes de meterlas en la lavadora. Es fácil que descuidemos su limpieza puesto que no son prendas que suelan presentar manchas ni suciedad muy evidente (al fin y al cabo, son prendas interiores). Eso no significa que no estén pidiendo a gritos un poco de detergente. Toma nota de estos consejos sobre cómo lavar sujetadores para saber cómo hacerlo, con qué frecuencia y qué es lo que nunca debes hacer.

Para lavar sujetadores te recomendamos usar siempre bolsas de malla especiales para lavadora, que evitarán que se enganchen con otras prendas durante cada ciclo. Además, lo mejor es que abroches cada sujetador antes de meterlo en la bolsa para evitar estos enganchones.

Selecciona un ciclo de ropa delicada con un detergente que respete los colores y tejidos. Cuida tus sujetadores y otras prendas de ropa interior delicadas con las nuevas fórmulas del detergente líquido Flota Active Plus, cuya eficacia está probada incluso en ciclos cortos con agua fría. Además, sus perfumes exclusivos dejarán en tu ropa interior un agradable aroma. Ante todo, consulta el etiquetado para evitar accidentes.

Para secar los sujetadores lo mejor es tenderlos al aire libre, ya que la secadora podría deteriorar el elástico y deformarlos. Cuélgalos colocando la pinza en la zona del escote, entre las copas, para evitar que los tirantes y las partes elásticas se den de sí. Si se trata de sujetadores con tejidos o decoración especialmente delicados, lo más seguro es colocarlos sobre una toalla seca al aire libre e ir girándolos. Ante todo, evita retorcer el sujetador para eliminar la humedad.

Consejos de mantenimiento

1. No trates por igual a todos los sujetadores: no merece la misma frecuencia ni el mismo tratamiento de lavado un sujetador especial de encaje que llevas en una ocasión puntual, que ese sujetador deportivo que llevas al gimnasio o que te pones para estar en casa. Recuerda que el sudor y los aceites corporales ensucian tus sujetadores aunque no lo puedas ver.

2. Que haya rotación: lo ideal es contar con varios sujetadores para poder garantizar la rotación y no usar siempre el mismo. Así prolongaremos la vida útil del elástico.

3. Almacénalos son cuidado: guardar los sujetadores sin espacio, en montones o formando pliegues deformará las copas. Lo ideal es colocarlos abiertos, alineados y encajados unos con otros, como en las tiendas, para que se mantengan en perfecto estado.

4. Lávalos con la frecuencia adecuada: puede que no sea lo habitual, pero lavar el sujetador demasiado acortará su vida con toda seguridad. El exceso de lavado dañará el tejido elástico y esta prenda dejará de cumplir su función. La frecuencia de lavado ideal para un sujetador es cada cuatro puestas, aproximadamente.

También te puede interesar: