Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo lavar un abrigo acolchado en casa

Escrito por Redacción | noviembre 30, 2017 | Hogar |
Cómo lavar un abrigo acolchado

Durante el invierno solemos echar mano del abrigo acolchado para soportar las bajas temperaturas cuando salimos a la calle. Es una prenda de abrigo cómoda y versátil que sin embargo puede plantearnos algunas dudas a la hora de la limpieza. Tanto si presenta manchas, como si ha acumulado mal olor durante el verano, puedes aprovechar el cambio de temporada y la llegada del otoño para poner a punto tus abrigos acolchados. Para ello, te facilitamos algunos consejos sobre cómo dejar limpio un abrigo acolchado, sea cual sea el tipo de relleno.

Abrigos acolchados de plumas

A la hora de la limpieza de los conocidos como «plumas» tenemos dos opciones: lavarlos en la lavadora o a mano, si bien la primera opción siempre es más eficaz y menos engorrosa y hoy en día todos los abrigos de este tipo toleran muy bien el lavado a máquina.

Sigue estos pasos:

- Da la vuelta al abrigo acolchado y cierra cremalleras y velcros. Asegúrate de que los bolsillos están vacíos antes de lavarlo.

- Mételo en la lavadora sin más prendas o con otro abrigo que sepas que no va a desteñir e introduce un par de pelotas de tenis que remuevan el relleno del abrigo acolchado para que se lave en profundidad. Te recomendamos cualquiera de las variedades de Detergente Líquido Flota, que dejan un aroma agradable que puede variar según tu elección: Colonia, Talco Rosa, Jabón de Marsella o Artesanal.

- Programa un ciclo de agua fría con aclarado extra si es necesario, para evitar que el jabón se acumule entre las plumas. No uses suavizante, ya que no es necesario para este tipo de prendas.

- Programa un centrifugado suave o al menos que no supere las 9000 rpm.

Abrigos acolchados de relleno sintético

Los abrigos acolchados con relleno sintético se lavan perfectamente en la lavadora, siempre y cuando utilicemos programas de agua fría con centrifugados suaves, para no deformar la prenda. En este caso, el relleno tiende a repartirse uniformemente dentro del abrigo, aunque si introducimos pelotas de tenis en el tambor quedará mejor.

A la hora de secar un abrigo acolchado, puedes recurrir a la secadora, empleando un programa sin calor que vaya eliminando la humedad de la prenda lentamente, con ayuda de las pelotas de tenis para que el contenido se esponje. Eso sí, de vez en cuando es conveniente que saques el abrigo de la secadora y lo agites para evitar que las plumas se apelmacen.

En caso de que no dispongas de una secadora, puedes tender el abrigo evitando retorcerlo para escurrir el agua restante. Lo mejor es que coloques el abrigo acolchado sobre un tendedero en posición horizontal y a la sombra, procurando que corra el aire donde lo sitúes para que se seque adecuadamente. Igual que con la secadora, es conveniente que lo agites y cambies de posición cada cierto tiempo para que vaya cogiendo forma hasta que se seque.

También te puede interesar: