Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar a fondo la vajilla

Escrito por Redacción | noviembre 16, 2017 | Hogar |
Cómo limpiar a fondo la vajilla

¿Hay algo más satisfactorio que meter toda la vajilla sucia en el lavavajillas y sacarla impecable poco tiempo después? Atrás quedaron los tiempos en los que los miembros de cada familia se turnaban para fregar los platos de la comida o la cena. Esos en los que desperdiciábamos grandes cantidades de agua, tiempo y energía, sin siquiera conseguir una desinfección total de nuestra vajilla. Hoy en día sabemos que lo preferible es contar con un lavaplatos en la cocina para limpiar a fondo la vajilla, por varios motivos:

- Nos permite ahorrar tiempo, agua y jabón. Por tanto, es económico y ecológico a la vez.

- Desinfecta por completo la vajilla, a diferencia del lavado a mano, gracias a la temperatura de lavado y la distribución eficiente del detergente.

- Nos evita tener que secar la vajilla, ya que del lavaplatos salen todas las piezas secas.

Consulta esta entrada sobre cómo llenar el lavavajillas correctamente para aprovechar al máximo la capacidad del aparato y conseguir una limpieza a fondo de la vajilla.

Cada cosa, en su sitio

Eso sí, para conseguir una vajilla perfecta, es imprescindible saber sacar partido al lavavajillas y usarlo correctamente. Por ejemplo, los platos se deben disponer de manera que quede espacio suficiente entre ellos como para que el agua y el jabón alcancen su superficie. Las piezas que toleren peor las altas temperaturas, como las tapas de las fiambreras, deben ir en la bandeja superior del electrodoméstico para evitar dañarlas. en la bandeja de abajo es importante comprobar que las piezas que colocamos no interfieren en la circulación del aspa que remoja la vajilla.

La forma adecuada de conseguir que los recipientes que no son platos se limpien a fondo es colocarlos hacia abajo para que no acumulen agua de lavado durante el programa. Y, en general, hay que aclarar las piezas bajo el grifo antes de colocarlas en el lavavajillas para que salgan impecables. De lo contrario, los restos de comida podrían secarse y fijarse en la vajilla, lo que nos complicaría su limpieza, incluso a mano.

Por otra parte, como sabrás, conviene poner el lavavajillas solo cuando tengamos vajilla suficiente como para llenarlo. De lo contrario, ahorrar será muy difícil y estaremos haciendo un uso irresponsable del aparato. Igualmente, es aconsejable esperar a que la condensación del lavaplatos desaparezca antes de abrir el aparato para evitar que la vajilla quede mojada.

Vajilla impecable

Además, sabes que puedes contar con la elección perfecta para tu lavavajillas: las cápsulas de gel Flota. Porque gracias a su fórmula «Todo en 1», dejan tu vajilla brillante e impecable como el día que la estrenaste. La combinación de su alto poder anti-cal y desincrustante es capaz de eliminar la grasa y los restos de comida en todo el menaje.

Por otra parte, el formato de detergente en gel concentrado de las cápsulas permite una disolución inmediata del producto que favorece una eficacia absoluta en la limpieza de la vajilla. Son eficaces incluso en programas de lavado cortos y a bajas temperaturas. .

También te puede interesar