Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar correctamente la barbacoa

Escrito por Redacción | julio 19, 2014 | Hogar |
limpiar_barbacoa

La barbacoa es un recurso cómodo y apetecible para las comidas y cenas de verano. En familia o con amigos, nos permite preparar una amplia variedad de alimentos, ya sean carnes, pescados o verduras, sin manchar la cocina. La única incomodidad suele llegar a la hora de limpiarla, lo que favorece que acumulemos la grasa y suciedad.

Aunque lo ideal es realizar un sencillo ritual de limpieza tras cada barbacoa, te ofrecemos los pasos a seguir para limpiarla en profundidad, aún cuando acumula varios usos sin lavado ninguno. Sigue estas indicaciones:

Limpiar la parrilla

Solo la limpiaremos cuando esté totalmente fría. En primer lugar, para desincrustar trozos de comida carbonizados, se recomienda utilizar un cepillo metálico especial para este tipo de superficies. Si no dispones de uno, puedes usar también un estropajo metálico ordinario, aunque requerirá algo más de esfuerzo. En el caso del cepillo, también lo puedes utilizar mientras la barbacoa esté encendida, si detectas que algún alimento se ha quedado pegado en la parrilla, puesto que en caliente saldrá mejor y facilitará la limpieza posterior en frío.

En segundo lugar, utilizaremos un desengrasante potente, de los de cocina, que pulverizaremos sobre la rejilla para dejarlo actuar durante unos minutos. Cuando haya actuado, bastará con una esponja, estropajo suave o papel de cocina para retirar los restos de grasa, para después aclarar con agua caliente.

Por último, conviene engrasar la parrilla con aceite de oliva (usado también vale) para evitar su deterioro y oxidación.

Eliminar las cenizas

Cerciórate siempre de que las cenizas están totalmente apagadas antes de manipularlas o verterlas en cualquier basura. Ten en cuenta que a veces siguen manteniendo el calor horas después y pueden originar un incendio allí donde las viertas. Para ahorrarte sustos, es conveniente que viertas una buena cantidad de agua agua sobre los restos de carbón usado. Si te es más cómodo, luego puedes discriminar los restos sólidos de los líquidos con un colador.

Una vez aclarado el recipiente de las cenizas, si tiene grasa incrustada o restos carbonizados, podemos emplear un producto desengrasante de la misma forma que hemos hecho con la parrilla. Si no tiene grasa, bastará con un jabón lavaplatos y una esponja para dejarlo limpio y reluciente.

Limpieza exprés de la barbacoa

Si no tienes tiempo de hacer una limpieza a fondo y quieres adecentar la barbacoa para que esté lista para el próximo uso, haz lo siguiente:

  • Retira las cenizas de carbón de la bandeja inferior y fórrala de papel de periódico.
  • Frota con el cepillo metálico la parrilla para eliminar los restos de grasa. También puedes limpiarlo con papel de periódico impregnado en posos de café.
  • Por último, imprégnala con aceite de oliva para que se mantenga en buenas condiciones.

También te puede interesar: