Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar el congelador

Escrito por Redacción | septiembre 06, 2014 | Hogar |
limpiar_congelador

A veces sin darnos cuenta, la nevera y congelador de nuestra cocina van acumulando suciedad y restos de comida que deterioran su apariencia y perturban la higiene de los alimentos que almacenamos en su interior. Por eso es conveniente realizar una limpieza a fondo cada cierto tiempo.

En el caso de la nevera es recomendable mantener una limpieza superficial frecuente (repasar baldas, cajones, gomas y puertas) y realizar una par de limpiezas profundas al año. Pero en el caso del congelador, la necesidad de descongelar los productos de su interior limita la frecuencia con la que podemos limpiar su interior. Por eso te recomendamos hacerlo antes de las vacaciones, por ejemplo, consumiendo los últimos alimentos congelados para dejarlo vacío por completo.

Te recomendamos los siguientes pasos:

  1. Desenchufa el congelador y saca los productos para descongelarlo por completo. Extrae también los cajones para limpiarlos aparte, en el fregadero, con agua y jabón lavavajillas.
  2. Truco: una vez desenchufado u vacío, coloca un cazo de agua hirviendo en el interior, para agilizar el proceso de descongelado. Deja las puertas abiertas. Nunca uses objetos punzantes para intentar rascar el hielo porque puedes dañar el aparato.
  3. Coloca alfombrillas, trapos o toallas en el suelo, para absorber el agua del deshielo.
  4. Cuando ya no quede hielo en el congelador, retira el agua con ayuda de varias bayetas absorbentes y comienza la limpieza con un trapo sumergido en agua con bicarbonato. También puedes usar jabón suave, pero tendrás que aclararlo para que no queden restos.
  5. Si hay zonas de suciedad incrustada, utiliza un estropajo azul (suave) y frota levemente.
  6. No te olvides de repasar las juntas de goma, que suelen acumular suciedad con el paso del tiempo.
  7. Una vez limpio, si lo vas a dejar desenchufado durante un tiempo indeterminado, lo mejor es dejarlo abierto para que no acumule olores. Si lo vas a usar de inmediato, enchúfalo y espera unos 20 minutos antes de volver a colocar comida dentro.

Para evitar que el congelador se ensucie, envasa correctamente los alimentos que introduces, usando bolsas herméticas para los sólidos y recipientes herméticos para los líquidos. Procura colocar estos últimos en la base de los cajones para garantizar su estabilidad y evitar que se derramen.

También te puede interesar: