Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar la casa cuando hay mascotas

Escrito por Redacción | septiembre 05, 2015 | Hogar |
Limpieza de hogar con mascptas

Quienes conviven con mascotas como gatos y perros saben que el esfuerzo en la limpieza del hogar es doble. Ya que constantemente sueltan pelo, dejan restos de comida y agua en el suelo, traen la suciedad de la calle y, sobre todo cuando son cachorros, tienen pequeños “descuidos” con sus necesidades fisiológicas. Además, las limpieza de los hogares en los que habitan mascotas debe ser más frecuente que en el resto por la tendencia a acumular malos olores procedentes de estos peludos compañeros.

Estas indicaciones te pueden ser útiles a la hora de mantener tu casa limpia aunque convivas con mascotas:

- Para evitar olores en la casa limpia frecuentemente y a fondo los rincones más frecuentados por tu mascota: la caseta o caja donde duerme, el lugar y los cacharros en los que come, la zona donde se suele tumbar a la sombra, el sitio en el que le gusta acurrucarse, etc.

- Allí donde tu mascota suele dormir y donde seguramente ha marcado territorio con la orina, utiliza productos neutralizadores del olor que encontrarás en las tiendas de mascotas.

- Lava con frecuencia alfombras, colchas y cortinas, así como todos aquellos tejidos del hogar que puedan estar en contacto frecuente con la mascota. Por supuesto, lava también las mantas y camas sobre las que duermen tus mascotas, semanalmente al menos.

- En primavera y otoño, cuando los perros y gatos mudan el pelo, cepilla a tu mascota con regularidad y pasa después el aspirador en la estancia en que lo hayas hecho para reducir la cantidad de pelo que se esparce por tus suelos en estas épocas. Aún así, y dependiendo de la cantidad de pelo que suelte tu mascota y de lo largo que sea éste, en los meses de muda, tendrás que pasar el aspirador a diario, hasta dos veces.

- Ventila a diario la casa para evitar el olor a perro o gato al entrar. En invierno, unos minutos por la mañana bastarán. En verano, mantén las ventanas abiertas todo lo que puedas.

- Procura habilitar espacios para tus mascotas donde el suelo sea fácil de limpiar y trata de evitar las superficies delicadas que se pueden deteriorar con los arañazos, los líquidos o una limpieza muy frecuente. Ellos estarán más cómodos y tú no tendrás que estar preocupado de que no se dañe el suelo.

Productos de limpieza más tóxicos para perros

La mayor parte de los productos que utilizamos habitualmente para la limpieza del hogar resultan tóxicos para nuestras mascotas. Especialmente la lejía (puede provocar mareos, vómitos, diarrea y lesiones cutáneas y de las vías respiratorias), el amoníaco (destruye membranas y provoca asma), los que contienen formaldehído o éteres de glicol. Por ello, si no quieres dañar a tu mascota con los productos de limpieza que usas en casa, te recomendamos:

- Lee siempre las etiquetas antes de adquirir los productos. Opta por los menos nocivos y que contengan instrucciones o advertencias para mascotas.

- Aprovecha los paseos de tu mascota fuera de casa o su ausencia de una habitación para utilizar estos productos dejando que se sequen bien antes las superficies antes de que vuelva.

- Bloquea el paso a tu mascota a aquellas estancias que hayas fregado con lejía o amoníaco, como la cocina o el baño.

- Diluye los productos más tóxicos para conseguir una concentración menos peligrosa para tu mascota.

- Aclara bien las superficies después de utilizar estos productos peligrosos por si tu mascota las chupa o el calor hace que se evaporen.

- Mantén los productos de limpieza en un armario bien aislado y convenientemente cerrados para evitar accidentes.

- Siempre que puedas, limpia con productos naturales como el bicarbonato, el limón o el vinagre, muy efectivos con las superficies e inofensivos con los animales.

- Busca en tu tienda productos “eco” que respetan el medio ambiente y son ideales para la convivencia con animales en casa.

También te puede interesar: