Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar las juntas de las baldosas del suelo

Escrito por Redacción | enero 20, 2015 | Hogar |
Limpiar_juntas_suelos

Por mucho que nos afanemos en limpiar nuestros suelos de baldosas y azulejos, no podemos evitar que con el paso del tiempo, las juntas se ensucien y vayan perdiendo poco a poco su color original. Esto puede hacer que el aspecto de nuestros suelos se deteriore y cada vez luzcan menos limpios, a pesar de que les hayamos sacado brillo.

Prueba a limpiar las juntas de las baldosas y azulejos de tus suelos con algunos de estos remedios caseros sencillos y efectivos:

- Limpiar juntas del suelo con bicarbonato: prepara una pasta homogénea con bicarbonato y agua y extiéndela por las juntas con ayuda de un cepillo de dientes, procurando que queden bien cubiertas. Deja que la mezcla actúe durante unos diez minutos y después, frota cada junta con el cepillo para desincrustar los restos de suciedad acumulados. Por último, pasa la fregona para retirar la suciedad que el bicarbonato ha hecho aflorar.

Limpiar juntas del suelo con agua fuerte: aplícalo con una bayeta o un cepillo sobre las juntas y frota hasta que veas que sale la suciedad. Después, friega para eliminar cualquier restos de las baldosas.

- Limpiar juntas del suelo con lejía: como es un excelente blanqueante, puedes servirte de sus poderes para devolver el color a tus juntas blancas. Añade un chorrito de lejía a un barreño con agua e impregna las juntas con ayuda de un cepillo. Deja que actúe la lejía durante unos minuto para después frotar y conseguir así devolver el color original a las juntas. Como último paso, será necesario fregar el suelo para eliminar la suciedad que haya manchado las baldosas.

Además, en supermercados y tiendas especializadas encontrarás productos específicos para limpiar las juntas de los suelos de tu hogar. No son muy caros y normalmente constan de una esponja que dispensa un líquido blanqueante que se deja actuar sobre las juntas para, una vez seco, retirar con una fregona o bayeta húmeda.

Puede darse el caso de que, con el paso del tiempo y el uso y limpieza frecuentes, las juntas de tu suelo necesiten ser rellenadas porque muestren huecos. En tiendas de bricolaje encontrarás pasta de relleno con la que reparar esas juntas deterioradas.

También te puede interesar: