Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar los armarios de la cocina por dentro

Escrito por Redacción | julio 23, 2018 | Hogar |
Cómo limpiar los armarios de la cocina por dentro

En casi todas las cocinas los armarios son el elemento más visible, así que resulta muy evidente cuando están sucios, especialmente si hablamos de acabados lacados. Los principales culpables de que los armarios de la cocina no esté impecables son las marcas de agua, las huellas de las manos y los restos de comida, aunque las manchas más difíciles suelen acumularse por dentro con el tiempo.

Quizás tengas la costumbre de limpiar muebles de cocina con amoníaco, pero no es la única opción para mantenerlos relucientes. A continuación de damos ideas de limpieza, te contamos cómo eliminar manchas comunes y cómo ahorrar tiempo con un programa de limpieza para el interior de tus armarios de cocina.

Como punto de partida, es importante saber de qué tipo de material está hecho el armario que vas a limpiar. La diferencia entre la madera y el laminado, a veces puede ser difícil de detectar. Consulta el manual del fabricante de tus armarios de cocina o habla con un profesional si no estás seguro.

Ahorra tiempo y energía al limpiar los armarios de la cocina por dentro con el siguiente método en dos tiempos:

Semanalmente: dale un tratamiento semanal de limpieza a tus armarios de cocina rociando un limpiador multiusos en un paño de microfibra y limpia las huellas dactilares, salpicaduras y otras marcas.

Por temporada: haz una limpieza profunda tres o cuatro veces al año. Para hacerlo, vacía los armarios de todo el contenido. Pasa un paño de microfibra con un limpiador suave y limpia los estantes, el interior y exterior de la puerta. Usa un cepillo de dientes limpio para tratar las esquinas y otras grietas pequeñas. Finalmente deja secar completamente antes de volver a guardar el contenido.

Manchas frecuentes en los armarios de la cocina

Grasa: los armarios de la cocina son más propensos a las manchas de grasa. Limpia las manchas de grasa con vinagre diluido en agua. Dado que estas manchas son más grandes, es posible que debas repetir el proceso varias veces para deshacerte de ellas.

Manchas de agua: las marcas de agua en las puertas son muy frecuentes pero puedes corregir esta situación usando agua destilada cada vez que limpias tus armarios.

Huellas dactilares: debido al residuo graso natural en los dedos puedes dejar marcas visibles en las puertas de los armarios. Elimina estas marcas con vinagre diluido humedeciendo un paño en la mezcla. Aplícalo de forma generalizada y seca con un paño para abrillantar.

Marcas: si tienes arañazos causados por zapatos, mesas o sillas, puedes eliminarlos con un borrador suave. Frota suavemente el borrador a lo largo de la marca y luego limpia los residuos con un paño limpio.

Salpicaduras de comida: si hubo un derrame en la encimera y goteó hacia los armarios, elimina las manchas lo antes posible. Si se trata de un material poroso, como la madera, evita que la mancha se fije. Limpia la mayor cantidad de residuos con un paño húmedo. Luego, aplica en el lugar una pasta de bicarbonato de sodio y agua. Deja reposar por unos minutos y después limpia. Finalmente, pule el área con un paño limpio.

Limpieza a fondo de los armarios de la cocina

Nuestras cocinas son el lugar donde la comida, la conversación y los buenos momentos fluyen libremente. Un espacio con tanto movimiento debe limpiarse con frecuencia. Especialmente nuestros armarios, que están acumulando suciedad, polvo, salpicaduras, grasa y otros residuos en cada comida y cada cena. Así que con el tiempo, toda esa mezcla se adhiere a las superficies, externas e internas, como un pegamento difícil de eliminar.

La clave es el mantenimiento regular, pero si ha pasado mucho tiempo desde que se limpiaron, aún es posible restaurar tus armarios y devolver su antiguo esplendor.

Suministros a utilizar:

• Jabón lavaplatos
• Limpiador apto para armarios
• Limpiador multiuso (opcional).
• Aspiradora (opcional).

Limpieza interior:

Comienza la limpieza profunda, vaciando cada armario, empezando por el más alto. Retira cualquier forro de estante desgarrado o descolorido si es necesario. Si en el interior de los armarios hay muchas migas y residuos de comida, puedes aspirar los armarios después de que se hayan vaciado completamente. Luego, lava el interior con agua tibia y un detergente suave. Enjuágalos con otro paño limpio y húmedo. Seca con un paño adicional para asegurarte que no queda agua estancada y que pueda dañar las superficies del armario. Finalmente, repite el proceso con cada armario adicional.

Limpieza del contenido del armario:

Limpia todos tus recipientes polvorientos usando agua tibia y jabón sobre un paño humedecido. Aprovecha y desecha cualquier artículo que haya caducado. No olvides secar los artículos completamente antes de guardarlos en los armarios. Te recomendamos dejar los armarios abiertos durante 1-2 horas para que sequen por completo, antes de reemplazar el contenido del armario.

Elimina la acumulación de grasa

La acumulación de grasa en los armarios de cocina a veces es tan notable que te aconsejamos usar un limpiador de aceite de naranja y dejar para que penetre sobre la grasa durante 5 minutos. Quizás tengas que repetir el proceso algunas veces.

También puedes probar con un cepillo de cerdas suaves y una pasta de bicarbonato de sodio con agua, para frotar suavemente el área. Dependiendo del acabado de tus garmarios, un borrador mágico podría ser una buena opción.

Pero primero deberás probar en un lugar oculto de tus armarios debido a que los borradores mágicos pueden eliminar el acabado de las superficies. Evita tratar de raspar la grasa ya que esto aumenta la posibilidad de dañar los armarios de forma permanente.

También te puede interesar: