Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar objetos de plata

Escrito por Redacción | agosto 22, 2015 | Hogar |
Cómo limpiar objetos de plata

En casi cualquier hogar es muy fácil encontrar objetos de plata, ya sea de joyería, cubertería, juegos de café y té o decoración. La plata es un material que, aunque brille de forma intensa al principio, acaba oscureciéndose y presentando una capa ennegrecida que es el sulfuro de plata. Nunca debemos dar un objeto de plata por perdido al verlo cubierto por esta capa oscura ya que resulta muy fácil recuperar el brillo original con productos que todos podemos tener en casa.

Prueba alguno de estos dos métodos para limpiar utensilios de plata:

Con aluminio

Para limpiar la plata con este truco necesitarás:

- Un recipiente en el que quepan los utensilios

- Agua

- Sal

- Bicarbonato de sodio

- Un trapo suave

- Papel aluminio

Cómo se hace: Cubre la cara interna del recipiente con papel aluminio y mete dentro el utensilio de plata que quieras limpiar. Pon a calentar el agua suficiente para cubrir los objetos que meterás en el recipiente. Cuando hierva, añade una cucharada de sal y una de bicarbonato por cada litro de agua. Revuelve bien hasta que se disuelva y vierte la mezcla sobre el recipiente forrado de aluminio con la plata dentro. Deja que actúe durante unos diez minutos y después seca los utensilios con el trapo hasta sacarles brillo.

Puede que aprecies que al verter la mezcla sobre el papel aluminio se desprende un olor desagradable. Es el sulfuro de hidrógeno que se genera como consecuencia de la reacción química con el aluminio.

Con esta reacción química conseguimos que el sulfuro se desprenda de la plata sin dañarla lo más mínimo.

Con bicarbonato

Para este truco, mucho más sencillo, solo necesitarás un trapo, agua y bicarbonato. Porque consiste nada más en frotar cada utensilio con el trapo humedecido en agua e impregnado en bicarbonato hasta que se desprenda la capa de sulfuro de plata que oculta el brillo de nuestra plata. Después, solo tendremos que secar y dar brillo a los objetos con un paño seco suave.

El inconveniente de este método para limpiar la plata con bicarbonato es que al eliminar el sulfuro estamos arrastrando también la primera capa de plata a la que se adherido. Con lo que no es recomendable que hagamos la limpieza habitual con este truco. Solo en casos puntuales en los que, por ejemplo, el objeto no se pueda sumergir en agua porque está compuesto por otros materiales.

También te puede interesar: