Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar silicona: manchas y exceso de producto

Escrito por Redacción | octubre 27, 2016 | Hogar |
Cómo limpiar silicona: manchas y exceso

Si alguna vez te has enfrentado a la silicona en casa, sabrás que no es tan fácil sellar las superficies con este material como pueda parecer a priori. Si pretendes usar la silicona en casa por primera vez, te recomendamos que antes conozcas este truco para aplicar silicona sin manchar. De todas formas, aunque ya seas un experto en aplicar silicona a las superficies,  es fácil que nos queden manchas o exceso de producto en algunos rincones.

¿Te ha pasado? ¿Has probado a eliminar esas manchas de silicona una vez se han secado? Seguramente, todos coincidiremos en que a priori parece tarea imposible retirarla por completo. Pero desde Flota te damos varios trucos para solucionar el estropicio con un poco de paciencia y sin demasiado esfuerzo:

- Limpiar silicona con acetona: aplica acetona pura en un paño y frota las manchas leves o rastros de silicona que han quedado tras su aplicación. Cerciórate antes de recurrir a este remedio de que la superficie que vas a frotar no se decolora, para evitar desastres mayores. También puedes recurrir al disolvente para eliminar estos rastros de silicona.

- Eliminar la silicona con rasqueta: el instrumento que utilizamos para eliminar los restos quemados de la vitrocerámica sin rayarla nos será muy útil para limpiar silicona cuando hemos dejado sin querer un exceso de producto evidente.

Si lo que queremos es limpiar silicona que ha ennegrecido como consecuencia de la aparición de moho, solo tenemos que frotarla con una bayeta humedecida en agua con lejía. Tras varias pasadas en las que tendrás que ir aclarando la bayeta, comprobarás cómo la lejía va blanqueando la silicona. Sin embargo, si el moho ha invadido por completo la silicona, de forma que esta ha perdido incluso su poder de sellado, la única solución será retirar la silicona y colocar una nueva resistente a la humedad.

Limpiar silicona de la ropa

Otro accidente típico cuando trabajamos con silicona, ya sea en casa o en el trabajo, es que el producto acabe manchando nuestra ropa. Si esto ocurre, tendremos que actuar con rapidez para eliminar con un papel la mayor cantidad posible antes de que se seque. Una vez retirados los restos en su mayoría, seguramente habrá quedado un ligero rastro sobre el tejido. Para eliminarlo, la única solución es usar gasolina blanca (la encontrarás en tiendas de bricolaje) para empapar la zona y frotar enérgicamente con un cepillo.

Si los restos de silicona que se han secado sobre la ropa son considerables, puedes probar a calentarlos con la plancha, colocando entre el producto y la suela papel de cocina de forma que vaya absorbiendo lo que se derrite. Repite la operación varias veces dejando que la plancha caliente la zona durante unos 20-30 segundos cada vez.

También te puede interesar: