Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar toldos y persianas de forma fácil y eficaz

Escrito por Flota | julio 31, 2019 | Hogar |
Cómo limpiar toldos y persianas de forma fácil y eficaz

Los toldos y persianas son elementos que no necesitan un mantenimiento constante. Y menos mal. Es una tarea que puede resultar algo dificultosa, teniendo en cuenta que, al estar en el exterior, se encuentran expuestos a la suciedad del ambiente y el deterioro.  A pesar de esto, a todos nos gusta que luzcan limpios y en buenas condiciones, ya que son los elementos más visibles de cualquier casa. Por ello, hemos reunido una serie de trucos y consejos para limpiar toldos y persianas de forma fácil y eficaz sin dedicar demasiado tiempo y esfuerzo en ellos.

Limpieza de toldos 

Los toldos son nuestros grandes aliados durante el verano, ya que cuando el calor aprieta nos brindan la sombra necesaria para que el interior de nuestra casa no se convierta en un horno. 

En el caso de tener toldos de plástico, lo más recomendado es utilizar una combinación de agua y jabón, y frotar con ayuda de una bayeta o trapo húmedo, para reblandecer y eliminar la suciedad. Para zonas más altas, hazte con una escoba o cepillo, y para aquellas partes de más difícil acceso, la clave es utilizar una manguera o cualquier mecanismo que te proporcione agua a presión.

En cambio, si tu toldo es de lona, los pasos a seguir son muy distintos. Este tipo de material es un tejido más delicado y pesado, por lo que para eliminar toda la suciedad que hay en él necesitarás dar un paso más. En primer lugar, para la limpieza habitual y más superficial, puedes ayudarte con un aspirador. En cambio para suciedad más persistente, utiliza la mezcla de agua y jabón e incorpora amoniaco. Frota   suavemente las manchas con un cepillo hasta que las marcas de suciedad desaparezcan.

Limpieza de persianas

Las persianas son la parte más engorrosa de limpiar, por su complicada accesibilidad, principalmente a la hora de realizar su limpieza exterior. 

Con respecto a su limpieza, es bastante sencilla. En primero lugar, quita el polvo con un trapo seco o un aspirador, después limpia más a fondo con un producto adecuado al material. Seca bien antes de volver a enrrollarla. 

¿Diferencias de limpieza según el material?

  • Madera: una vez eliminado el polvo, pasa un paño húmedo con un producto especial para madera o para suelos de parquet, seca y listo.
  • Plástico: En este caso, utiliza una esponja mojada en agua y jabón, si está muy grasienta, utiliza algún producto antigrasa. Después elimina los restos de jabón y seca con decisión. 
  • Metal: tras quitar el polvo y la suciedad superficial, utiliza un paño con un poco de alcohol, ¡quedará reluciente!

Sigue estos consejos de limpieza para conseguir agilizar estas tareas, ¡Aprovecha tu tiempo!