Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar un sofá de cuero

Escrito por Redacción | julio 30, 2015 | Hogar |
sofá de cuero

Muchos hogares cuentan en sus salones y salas de estar con algún sofá de cuero, un material muy cotizado por su resistencia y confortabilidad. El cuero es un material de aspecto delicado y único que se adapta a las condiciones de temperatura gracias a su carácter dócil y cálido, y que permite una buena combinación con otros materiales decorativos como la madera, el metal o las fibras naturales.

Pero quienes deciden optar por un sillón o sofá de cuero han de saber que, si bien ofrecen gran resistencia y durabilidad, requieren unos cuidados especiales. Por ejemplo, es aconsejable evitar que el sofá reciba la luz directa del sol. Asimismo, debería mantenerse al menos a medio metro de distancia de radiadores o incluso más distancia en el caso de las chimeneas. Un sofá de cuero tampoco debería estar en contacto con la humedad ni en sitios húmedos.

Para la limpieza ordinaria, retira el polvo con un paño limpio humedecido en agua. Para una limpieza ocasional más exhaustiva, utiliza una bayeta suave humedecida en una solución de agua y jabón neutro. Descarta el uso de abrasivos incluso para quitar manchas difíciles.

En caso de detectar una mancha reciente, coloca un papel absorbente encima y presiona suavemente para retirarla en lo posible. Después de retirar los restos, pasa una esponja o bayeta suave con agua y una pizca de jabón neutro, pero muy escurrida. Realiza varias pasadas siempre de fuera a dentro para que la mancha no se extienda. Por último, seca bien la zona con un paño seco y limpio que pueda absorber bien la humedad. En ningún caso apliques una fuente de calor para secar la zona. Para eliminar manchas también puedes utilizar algún borrador mágico, respetuoso con este material.

En el mercado también encontrarás limpiadores cremosos específicos para el cuero que funcionan bien a la ahora de eliminar manchas importantes de grasa o comida.

De vez en cuando, después de limpiar el polvo de tu sofá de cuero y eliminar las posibles manchas, tendrás que nutrirlo para que mantenga su aspecto cuidado. Hazlo repasando la superficie con un paño seco impregnado en una pizca de crema hidratante (tipo Nivea, a ser posible). Extiéndela bien y con movimientos ágiles para abarcar todo el sofá y que se absorba lo antes posible. Es recomendable aplicar este tratamiento es recomendable aplicar este tratamiento cada tres meses.

Por último, para devolver el brillo a la superficie de tu sofá de cuero, después de la limpieza, frótalo con un paño de lana.

También te puede interesar: