Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar un toldo fácilmente

Escrito por Redacción | mayo 23, 2015 | Hogar |
limpiar toldo

Ante los primeros días de sol intenso en muchos hogares se vuelve a hacer uso del toldo como método para mantener la casa refrigerada. Es en ese momento cuando nos percatamos de la suciedad y las manchas que ha acumulado durante el invierno. La imagen que da un toldo sucio en nuestra casa es de descuido y dejadez, y puede llegar a ensuciar el aspecto externo de nuestra casa, aunque la fachada se mantenga recién pintada.

Pero, ¿cómo limpiar un artilugio tan voluminoso como un toldo? Aquí te ofrecemos varias claves para que puedas presumir de toldo limpio durante todo el verano.

En primer lugar, lo más recomendable es limpiar el toldo al final del verano para que permanezca enrollado libre de manchas y olores durante el invierno. Si olvidamos dar este paso, lo más probable es que al desplegar nuestro toldo el primer día de sol nos hayamos dado cuenta de la suciedad que ha acumulado estos meses atrás.

Para limpiarlo a comienzos del verano, si te es posible, lo primero que tendrás que hacer es lavar el toldo con una manguera aprovechando un día de sol en que se pueda secar sin problemas. Utiliza la presión del agua para eliminar restos incrustados en la tela. Los sistemas de agua a presión que se utilizan en jardinería y exteriores son ideales para este tipo de labores. No olvides repasar la cara interna que, aunque menos expuesta, puede haber acumulado manchas durante el invierno.

Si no tienes oportunidad de utilizar una manguera porque el toldo está colocado en altura, en un piso, por ejemplo, entonces emplea un envase con pulverizador con agua y frota el toldo con un cepillo limpio. Eso sí, hay que tener en cuenta que después de mojar o humedecer el toldo hay que dejarlo abierto el tiempo suficiente para que se seque, y nunca plegarlo, ya que podría acumular manchas de moho.

Los toldos suelen estas fabricados de materiales como lona o PVC que normalmente incorporan un tratamiento específico impermeabilizante por lo que, si debemos usar jabón porque el material está muy sucio e incluso ha cambiado de color, tendremos que emplear un jabón neutro. No olvides repasar con una esponja el mecanismo del toldo, que probablemente haya acumulado manchas y una buena capa de polvo.

Si encontramos manchas difíciles, podemos retirarlas pulverizando agua con un poco de amoniaco, frotando con un cepillo y aclarando con agua después.

Mantenimiento

Para mantener tu toldo limpio durante el verano, lo recomendable es que una vez al mes realices una limpieza general sobre toda la estructura:

- Pasa el aspirador por los rincones y el mecanismo para eliminar telarañas e insectos muertos, así como polvo.

- Limpia con la manguera o el aparato de agua a presión toda la superficie y deja que se seque por completo al sol.

- Puntualmente, elimina las manchas que detectes de óxido y excremento de pájaro con agua y si se han fijado, con un poco de amoniaco y un cepillo.

También te puede interesar: