Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar una batidora de vaso a fondo

Escrito por Redacción | julio 11, 2018 | Hogar |
Cómo limpiar una batidora de vaso a fondo

Tu licuadora tendrá un uso habitual si eres amante a los batidos y «smoothies». Por eso es importante que mantengas una correcta higiene. Pero, ¿realmente sabes cómo limpiar una batidora por dentro? Si tu dudas en la respuesta, sigue leyendo. Aunque limpiar una licuadora es un poco más complicado que una cacerola o poner algo en el lavavajillas, una buena limpieza evitará el crecimiento de bacterias y malos olores por los residuos de comida que se atascan en las grietas de la parte inferior de la jarra. Aprende cómo limpiar una batidora de vaso y así obtener una limpieza profunda para mantener como nuevo este electrodoméstico.

Suministros esenciales para iniciar la limpieza:

  • Esponja o estropajo suave para platos.
  • Jabón líquido suave para lavar platos. Para una total efectividad, te recomendamos los lavavajillas diluidos de Flota.
  • Bicarbonato de sodio (opcional)

Cómo limpiar una licuadora

A medida que usas la licuadora los líquidos pueden llegar hasta la parte más profunda, secarse y acumularse en la base de la jarra y eso quizás promueva el crecimiento bacteriano. Si quieres que tu licuadora quede realmente limpia, empieza por desmontar el conjunto del vaso y limpiar la junta, la cuchilla y la base.

Limpia la licuadora aparte

Retira el vaso de la base del motor, luego retira la tapa del frasco. Desatornilla la base del recipiente, teniendo mucho cuidado con la cuchilla y finalmente quita el sello de la junta y la cuchilla. Para hacer todo esto, recuerda haber desenchufado primero la unidad de la licuadora.

Lava efectivamente el vaso

Podrás lavar el vaso efectivamente con agua tibia y jabón, utilizando un paño o una esponja. Enjuágala a fondo y luego asegúrate de secarlo cuidadosamente. También lo puedes lavar en el lavavajillas en la rejilla superior, aunque lavarlo a manos es más rápido y no corres el riesgo de rayar la superficie del vaso, sea de vidrio o de plástico.

Lava las partes más pequeñas

Lava a mano la cuchilla de corte y la base del vaso, el anillo de bloqueo y el sello de la junta. Utiliza agua tibia jabonosa y ten mucho cuidado con los bordes afilados de la cuchilla. Una vez más, enjuaga bien todas estas partes y sécalas.

Elimina las partículas pegadas

Si dejaste una temporada sin lavar profundamente tu licuadora, lo más probable es que debas lidiar con algo de comida seca y pegada e incluso malos olores. Para facilitar la limpieza, haz una mezcla con bicarbonato de sodio y agua en la misma proporción. Con la mezcla dentro, pon a funcionar la licuadora normalmente. Luego desecha la solución, desmonta la licuadora y comienza a seguir los pasos anteriores para lavar todos los componentes con mayor facilidad.

Limpia la carcasa del motor

Asegúrate de desenchufar la licuadora antes de limpiar la base del motor. Con un paño tibio y húmedo limpia la base del motor. Nunca debes sumergirla en agua ni ponerla en el lavavajillas. Una simple limpieza es todo lo que necesita. El cable también debe ser limpiado periódicamente y verificar que no esté dañado o partido.

Arma la licuadora y almacena

Si usa la licuadora con frecuencia, colócala en el mostrador o en alguna ubicación de fácil acceso. Si la usas solo para ocasiones especiales, puedes guardarla en un lugar menos accesible.

Consejos para mantener la licuadora limpia

Consulta el manual del fabricante para obtener recomendaciones especiales de limpieza, además de los siguientes consejos que te mostramos a continuación:

  • Consulta el manual de instrucciones para asegurarte que las piezas a limpiar se separan de forma correcta. No todas las licuadoras se desarman de la misma manera.
  • Para evitar rayones en el vidrio o plástico del vaso de la licuadora, evita colocarlo en el lavavajillas. Con una lavada a mano es suficiente para que luzca limpia y se vea bien.
  • Para evitar que restos de comida malolientes permanezcan en la licuadora, evita usar el vaso para almacenar alimentos. Puedes prevenir estos restos haciendo la mezcla de bicarbonato de sodio con agua y dejar que la solución se asiente durante 5 a 10 minutos antes de lavarla normalmente.

 También te puede interesar: