Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo limpiar unas escaleras

Escrito por Redacción | junio 20, 2015 | Hogar |
limpiar escaleras

Quien tiene escaleras dentro de casa sabe la cantidad de polvo y suciedad que pueden llegar a acumular a causa del tránsito continuo. El hecho de que sean un lugar de paso, bien hacia la calle o bien hacia otra planta, hace que estén expuestas a la suciedad que arrastran los zapatos del resto de la casa o del exterior.

Lo ideal sería limpiar a diario las escaleras para retirar el polvo y los restos sólidos que se depositan con el tránsito continuo. Aunque el nivel de suciedad dependerá también de cuántas personas vivan en la casa, de si tienes mascotas o de hacia dónde conducen las escaleras.

En cualquier caso, lo recomendable sería limpiar las escaleras al menos una vez por semana, dentro de la limpieza general, por ejemplo. Para hacerlo correctamente y de la manera más eficiente posible, sigue estos consejos:

- Para quitar el polvo de las escaleras usa el aspirador o una escoba de cerdas suaves si es un materia que se pueda rayar. Hazlo siempre de arriba hacia abajo para no trabajar el doble. En el caso de las escaleras de moqueta tendremos que usar obligatoriamente el aspirador y en el caso de las de madera, la escoba.

Las escaleras de gres, granito, mármol se rayan menos si en lugar de la aspiradora pasamos una escoba suave, aunque el tiempo que se tarda en eliminar la suciedad incrementa considerablemente.

También podemos retirar el polvo, los pelos y la suciedad visible de cualquier tipo de escaleras con una mopa “atrapapolvo” que se llevará toda la suciedad de una pasada sin rayar los materiales.

- Cuando se vierta algún líquido en la escalera o descubras alguna mancha trata de limpiarla lo antes posible para evitar que se seque o se pueda extender por toda la casa con las pisadas de alguien. En el caso de las escaleras de madera puedes utilizar una bayeta o una esponja humedecida en agua con jabón neutro para eliminar la mancha. Después, solo tendrás que aclarar y secar para que la madera no se deforme.

En el caso de los suelos de gres o similares, puedes eliminar la mancha con agua y un poco de amoniaco. Si se nos mancha la moqueta de una escalera tendremos que actuar con rapidez, bien frotando la superficie con amoniaco o bien utilizando algún producto de limpieza en seco.

- Para fregar la escalera asegúrate primero de que podrás evitar que nadie suba o baje mientras está mojada y evitar así accidentes. En el caso de las escaleras de madera puedes utilizar productos específicos como jabones o ceras que den brillo al material. Pero también puedes fregar con agua y vinagre y obtener unas escaleras cuidadas y brillantes. Eso sí, asegúrate de que escurres bien la fregona en cada pasada y empieza desde arriba para que te sea más cómodo.

El resto de suelos de piedra pueden limpiarse con cualquier jabón limpiasuelos suave o con agua y un chorro de amoniaco, que suele conseguir dar brillo a estas superficies. Puedes optar también por productos de limpieza con bioalcohol, que limpian, desinfectan y dan brillo a la vez.

- No te olvides de la barandilla: puesto que es una parte más de la escalera en la que todo el mundo se apoya con las manos para subir o bajar, cada vez que hagas limpieza general, recuerda limpiar esta baranda. Hazlo con algún producto desinfectante neutro y una bayeta de microfibra para no rayar la superficie ni dejar restos. De esta manera evitarás la acumulación de bacterias en el pasamanos por el constante contacto con las manos.

También te puede interesar: